Tendencias21

Nuevo método multiplica por diez el olor de las flores

Científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén han dado con la forma de realzar genéticamente el perfume de las flores, y de implantar aromas en aquellas especies que carecen de olor. El perfume de las flores se ha multiplicado por diez, y se ha conseguido además que éstas emitan su olor día y noche, independientemente del ritmo natural de producción de los olores florales. La industria de las flores ya ha mostrado su interés por este método, porque muchas flores pierden su aroma tras varios años de cultivo. Con esta solución se podrían crear flores con olores crecientes, así como producir nuevos olores en flores diversas. El laboratorio del director de esta investigación, Alexander Vainstein, es el único en el mundo que estudia tanto el color como el olor de las flores. Su invernadero en la Universidad Hebrea está repleto de plantas genéticamente diseñadas cuya estructura, color y aroma los investigadores tratan de alterar. Un logro anterior de este mismo equipo consistió en introducir el aroma de las flores en alimentos como el pan o el vino, gracias a unos componentes de las levaduras.

RedacciónT21

RedacciónT21