Tendencias21

Observan el recorrido que siguen las nanopartículas por el interior del organismo

Científicos del Centro Médico Beth Israel Deaconess y de la Escuela de Salud Pública de Harvard han conseguido, por vez primera, hacer un seguimiento del flujo de nanopartículas desde los pulmones al torrente sanguíneo. El seguimiento de este proceso podría ayudar al desarrollo de nuevos medicamentos, así como demostrar cómo la contaminación puede causar problemas respiratorios. Los investigadores inyectaron nanopartículas fluorescentes en pulmones de ratas y utilizaron imágenes de infrarrojo cercano para ver cómo las partículas se trasladaban a través de sus cuerpos. Después de haber sido inyectadas, los científicos hicieron un seguimiento de la distancia que lograron recorrer varias nanopartículas de diferente tamaño, forma y carga superficial, y la rapidez con la que lo hicieron. De esta manera, se descubrió que las nanopartículas de entre seis y 34 nanómetros de diámetro fueron capaces de atravesar las defensas de los pulmones para llegar a los ganglios linfáticos y el torrente sanguíneo. El interés de este estudio radica en que el minúsculo tamaño de las nanopartículas las hace potencialmente útiles para la distribución de medicamentos. Saber cómo estas diminutas piezas penetran en el organismo podría proporcionar valiosas directrices para el diseño de medicamentos elaborados con ellas.

RedacciónT21

RedacciónT21