Tendencias21

Países con un individualismo medio, como España, manipulan más las cuentas

Las diferencias culturales de cada país tienen gran influencia en los ejecutivos que realizan los balances contables de las empresas. Esta es la conclusión a la que ha llegado una investigación de la Universidad Carlos III de Madrid que indica, además, que esa es una de las razones por las que en España se manipula más la contabilidad que en otros estados. Los ejecutivos de países con una tradición individualista, como EEUU u Holanda, por ejemplo, donde se acentúan los derechos y libertades individuales y se pone especial énfasis en la carrera, el respeto y las recompensas laborales personales, tienden a manipular menos los datos contables revela uno de los autores del estudio, Kurt A. Desender, del departamento de Economía de la Empresa de la UC3M. España, con un nivel de individualismo cultural medio, tiene un nivel de manipulación más alto que la media de nuestra muestra, continúa. La percepción ante la evasión de impuestos es diferente en la sociedad española y en las sociedades nórdicas, según los investigadores. Sus estudios muestran que valores culturales como la aversión a la incertidumbre, la distancia del poder o la masculinidad no están significativamente relacionados con la manipulación contable, mientras que el individualismo sí explica una parte importante de la variación existente en las medidas de manipulación contable. Las sociedades más igualitarias, donde se da más importancia al hecho de que todas las personas tengan los mismos derechos y deban ser tratadas como iguales, tienen niveles de manipulación menores, señalan. La investigación se ha centrado en los aspectos de la contabilidad que permiten, por ejemplo, que una empresa que pretenda presentar una imagen más favorable pueda anticipar para el mes de diciembre el reconocimiento de un ingreso previsto en enero. Las probabilidades de manipulación son mayores cuanto más cerca de cero está el resultado. Es fácil observar por una muestra cómo la distribución de los beneficios tiene una discontinuidad cerca del resultado cero; algunas empresas con resultados ligeramente por debajo de cero manipulan los datos para poder presentar una cifra justo por encima de cero, indica el profesor Desender.

RedacciónT21

RedacciónT21