Tendencias21

Proteínas halladas en la piel de los anfibios permitirán tratar más de 70 afecciones

Ciertas proteínas de la piel de anfibios podrían ser un componente clave para tratar más de 70 afecciones graves, entre las que se encuentran el cáncer y la diabetes, según se indica en una investigación realizada recientemente en la Universidad Queen's de Belfast (Reino Unido). El equipo de investigadores descubrió, concretamente, que dos tipos de proteínas, o péptidos, podrían utilizarse en condiciones controladas para regular la angiogénesis, el proceso de crecimiento de los vasos sanguíneos de organismo. Hasta ahora, se han descubierto dos tipos de anfibios que poseen estas proteínas tan potentes: Phyllomedusa sauvagii, una especie procedente de la subfamilia Phyllomedusinae de anfibios anuros de costumbres arborícolas nativa de la Llanura del Chaco, en Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil, y Bombina maxima, un anuro de la familia Bombinatoridae. En ambos, las proteínas se encontraron en secreciones de su piel. Tras extraer dichas secreciones con suma precaución, los científicos devolvieron los animales a su hábitat sin causarles daño alguno. Los investigadores explican que las proteínas descubiertas poseen la capacidad de estimular o inhibir el crecimiento de vasos sanguíneos. Al "desactivar" la angiogénesis e inhibir el crecimiento de vasos sanguíneos, una proteína concreta de P. sauvagii podría llegar a eliminar tumores cancerosos. Además, si se detiene el crecimiento de estos vasos se reducen las probabilidades de metástasis y aumentan las de su eliminación. Esto podría convertir el cáncer de enfermedad mortal a crónica. El equipo también averiguó que una proteína extraída de B. maxima realiza la tarea contraria: fomenta la angiogénesis y estimula el crecimiento de vasos sanguíneos. Esto podría aplicarse a incontables cuadros clínicos, cuya curación requiere de una reparación rápida de los vasos sanguíneos, como sanación de heridas, trasplantes de órganos, úlceras diabéticas y daños producidos por ictus o afecciones cardíacas.

RedacciónT21

RedacciónT21