Tendencias21

Seis de cada diez casos de niños ahogados se producen en piscinas privadas

Los ahogamientos constituyen la segunda causa en el mundo de todas las muertes por lesiones no intencionadas en niños de uno a catorce años. Por ello, un equipo de profesionales del Hospital Sant Joan de Déu, en Barcelona, ha coordinado un estudio para conocer su incidencia en los servicios de urgencias pediátricas de 21 hospitales de toda España. Así, entre los meses de junio y septiembre de los años 2009 y 2010 los centros participantes atendieron un total de 53 menores con síntomas de ahogamiento. El 64% eran niños y niñas menores de 6 años, el 71,7% no sabía nadar y el 97% no llevaba flotador en el momento del accidente. Los resultados revelan también que en seis de cada diez casos el niño se estaba bañando en una piscina privada y en ocho de cada diez las personas que lo tenían a su cargo se habían ausentado un momento o habían relajado la vigilancia. El trabajo, publicado en la revista , concluye que a consecuencia del ahogamiento un 10% de los niños murieron o sufrieron secuelas. El resto se recuperó gracias a las maniobras de reanimación que les hicieron sus familiares . Los expertos certifican que una vigilancia eficaz podría haber evitado el 90% de las muertes. Sin embargo, aunque las clases de natación se asociaron con un 88% de reducción del riesgo entre uno y cuatro años, esta estrategia no debe reemplazar la vigilancia, el adecuado vallado de piscinas y los sistemas de flotación.

RedacciónT21

RedacciónT21