Tendencias21

Simulan el efecto de las ondas electromagnéticas en la salud y no encuentran que sea grave

El investigador de la Universidad Pública de Navarra Erik Aguirre Gallego ha simulado, en su tesis doctoral, el efecto que los campos electromagnéticos tienen sobre las personas. Ha desarrollado un modelo que permite caracterizar correctamente los diferentes fenómenos que se dan en la propagación de determinadas ondas electromagnéticas y conocer si se sobrepasan o no niveles que podrían generar efectos nocivos para la salud. El trabajo de investigación se centra en la dosimetría de radiaciones no-ionizantes, rama de la ciencia que establece la relación entre el campo electromagnético distribuido por el espacio y los campos inducidos en los tejidos biológicos. El método de simulación utilizado parte de una herramienta desarrollada por la UPNA y denominada . Se desarrolló un modelo de cuerpo humano en 3D; según explica Aguirre, dotaron al modelo con diferentes posturas "para adecuarlo a la morfología de los escenarios. En cuanto a éstos, se utilizaron entornos de interior (laboratorios de la Universidad) y entornos más complejos, como coches o aviones. En estos entornos se hicieron tanto las simulaciones como las medidas dosimétricas, de modo que se pudieran comparar los datos teóricos obtenidos y los reales, testear el buen funcionamiento de la herramienta de simulación y calibrarla correctamente. La única excepción fueron los aviones, ya que a pesar de ser dos modelos que existen (Airbus A320 y A380) no pudimos tener acceso a ninguno para hacer las medidas, reconoce el investigador. El estudio concluye que, en condiciones normales, "los sistemas de radiocomunicación no generan valores por encima del límite recomendado por los diferentes organismos de regulación.

RedacciónT21

RedacciónT21