Tendencias21

Soñar despiertos ayuda a olvidar, sobre todo si nuestra mente vuela lejos

Cuando, en cualquier situación, nuestra mente comienza a divagar o empezamos a soñar despiertos, resulta difícil recordar qué estábamos haciendo antes de dejar de prestar atención. Ahora, un estudio realizado por científicos de la Universidad de Carolina del Norte y de la Florida State University ha revelado que este efecto amnésico que conlleva soñar despiertos aumenta cuanto más lejos se vaya nuestra mente, por ejemplo, a recuerdos de un pasado remoto. En uno de los experimentos realizados para la investigación, los científicos mostraron a los participantes una lista de palabras y, después, les pidieron que pensaran bien en su hogar (en el que habían estado esa misma mañana), bien en la casa de sus padres (a la que hacía semanas que no iban). Después, se les enseñó otra lista de palabras. De ambas listas tuvieron que recordar todas las palabras que pudieron: se demostró que aquellos voluntarios que habían divagado con sus mentes por recuerdos más cercanos (su propio hogar) recordaban más palabras que los que pensaron en la casa de sus padres (recuerdos más lejanos). Este hallazgo podría tener aplicaciones prácticas para personas que quieran olvidar cualquier recuerdo: si no nos gusta pensar en algo, cuanto más lejos dejemos volar nuestra mente, más fácil será que el recuerdo desagradable se nos olvide, afirman los investigadores.

RedacciónT21

RedacciónT21