Tendencias21

Todas las especies animales juegan

Gordon Burghardt, psicólogo de la Universidad de Tennesse, en Estados Unidos, ha descubierto que no sólo los perros, los gatos o los monos juegan, sino que también lo hacen los individuos de otras especies, como las tortugas o las avispas. Burghardt, que ha estudiado durante años el comportamiento de diversas especies, señala que hasta hace poco se creía que algunas de ellas no eran capaces de jugar. Es el caso de los peces, los reptiles o los invertebrados. Sin embargo, teniendo en cuenta cinco criterios para definir el juego, el especialista considera que estas especies sí juegan. Burghardt define el juego como un comportamiento repetido, que se inicia voluntariamente y en un contexto carente de estrés. El juego se da en todo el reino animal, afirma el especialista. Para los animales, el juego tiene un papel clave en el desarrollo de habilidades, en el mantenimiento de la salud y en la mejora de las relaciones sociales, del mismo modo que lo tiene en las personas. Según Burghardt, el juego es, por tanto, una parte integral de la vida.

RedacciónT21

RedacciónT21