Tendencias21

Un español que ideó un sistema que aumenta la estabilidad de los trenes, Premio al Inventor Europeo 2013

José Luis López Gómez (Quintanilla de Valdebodres, Burgos, 1941), un ingeniero ferroviario de la empresa Talgo jubilado desde 2004, ha resultado ganador del Premio al Inventor Europeo, edición 2013, otorgado por la Oficina Europea de Patentes (OEP), por un sistema de suspensión de ruedas que mejora considerablemente los viajes en trenes de alta velocidad. Según la OEP, López Gómez ha resultado ganador del premio popular, una nueva categoría presentada en esta edición. A diferencia de los premios de las otras cinco categorías, el ganador no ha sido votado por un jurado internacional, sino por el público, que podía elegir su inventor favorito entre 15 finalistas para este premio, señala la organización. El invento de López Gómez permite a las ruedas de ferrocarril mantener en todo momento una posición óptima y segura en los raíles. Este es un elemento de especial relevancia en países donde los trenes de alta velocidad atraviesan regiones montañosas en trazados curvos. Para hacer frente al terreno ondulado, las ruedas del tren talgo se montan de forma individual en vez de estar unidas por un eje, señala la Oficina Europea de Patentes. El invento, patentado en 2007 por López Gómez, permite que el vagón y las ruedas se adapten automáticamente a las pendientes y las curvas, y evita que los pasajeros noten las fuerzas que tiran del tren mientras se mueve por una curva. Gracias a la innovación de López Gómez, es posible detectar la velocidad exacta a la que gira una rueda y calcular de forma precisa qué sección está en contacto con el raíl. Esto hace que el viaje en tren de alta velocidad sea más cómodo, seguro y silencioso, especialmente a la entrada o salida de una curva: "En Francia, los trenes Talgo son conocidos como trenes silenciosos, dice el ingeniero español.

RedacciónT21

RedacciónT21