Tendencias21

Un material biodegradable mejora el éxito de los implantes dentales

Personas mayores o con osteoporosis, fumadores, diabéticos o personas que han padecido un cáncer no pueden optar en ocasiones a realizarse implantes dentales ante la falta de capacidad de sus huesos de integrar de forma adecuada las nuevas prótesis que sustituyen a la raíz. El recubrimiento de los implantes con un novedoso material biodegradable desarrollado por investigadores de la Universitat Jaume I de Castellón, la Universidad del País Vasco y la empresa Ilerimplant permitirá realizar implantes en personas con déficit óseo, además de aumentar la tasa de éxito general de los mismos gracias a una mayor biocompatibilidad y a reducir el tiempo de osteointegración, es decir, de integración en el hueso. Si hasta el momento la radícula de titanio que sustituye a la raíz del diente tardaba en anclarse al hueso maxilar un mínimo de dos meses, el prototipo desarrollado permitirá reducir estos tiempos, de forma que se pueda colocar antes al paciente la corona cerámica, que sustituye a la parte visible del diente, y de esta forma recuperar antes su vida normal. Julio José Suay, coordinador del grupo de investigación de Polímeros y Materiales Avanzados de la UJI, explica que se trata de cubrir el implante con un recubrimiento biodegradable que, al ponerse en contacto con el hueso, se deshace y en esta degradación consigue liberar compuestos de silício y otras moléculas bioactivas que inducen la generación del hueso.

RedacciónT21

RedacciónT21