Tendencias21

Una aplicación previene el acoso escolar y controla el uso infantil de los móviles

La imparable extensión de los dispositivos móviles no se refiere solo al número de usuarios, sino también a las edades de las personas que los usan. Esta expansión de los dispositivos móviles entre la población infantil y juvenil no está exenta de riesgos, ya que expone a niños y jóvenes a malos usos y abusos que perjudican su normal desarrollo personal, además de a serias amenazas. Para ayudar a los padres a conocer el uso que sus hijos hacen de los dispositivos móviles, ha surgido una aplicación especialmente indicada para ellos: Para poder disfrutar de esta aplicación, lo primero que hay que hacer es descargarla, tanto en el móvil del padre o la madre, y también en el dispositivo móvil del menor. La aplicación vale para cualquier sistema operativo, ya sea Android o iOS. La aplicación que se descarga en el móvil del adulto es diferente a la que se implementa en el móvil del menor, ya que su misión es permitir la conexión entre ambos dispositivos siempre bajo el control de los padres. El hijo nunca podrá usar la aplicación para otros fines. Una vez descargada la aplicación, su implementación es sencilla y no lleva más de un par de minutos. Y desde ese momento, los padres tienen acceso directo al móvil del menor para tres funciones básicas: localización del dispositivo, control de contenidos y control de uso del móvil. A través de la opción de localización, los padres saben en cada momento dónde está su hijo: lo ven en un mapa. La aplicación avisa incluso si el menor sale del sitio donde debería estar (por ejemplo en clase) y también registra el historial de ubicaciones donde ha estado a lo largo del día. Respecto a la función de control de contenidos, la aplicación es tremendamente útil: en primer lugar, permite delimitar el acceso a sitios de internet que sean seguros y convenientes para su edad. También detecta fotos sospechosas que pueda haber recibido el menor. Y asimismo controla el uso que hace de las redes sociales. Y algo tal vez mucho más importante: es capaz de , un problema que afecta al 58% de los niños en edad escolar y que los padres desconocen en el 90% de los casos. Si su hijo o hija recibe contenido malicioso y ofensivo repetidamente, es ofendido en una pelea , si es excluido de grupos sociales, si su intimidad personal es violada, o padece el acoso de un desconocido, famisafe lo detecta y advierte a los padres. Por último, famisafe se puede configurar también para controlar el tiempo en el que los hijos pueden usar el dispositivo, de tal forma que no interfiera con sus obligaciones escolares o domésticas. En primer lugar, se puede establecer que el móvil se use a determinadas horas de la mañana o de la tarde, impidiendo así su uso fuera de ese horario. También permite fijar tiempos de uso de determinadas aplicaciones, para evitar por ejemplo que se pase el día jugando a determinada aplicación o navegando por las redes sociales. Por último, también permite fijar un número de horas al día para el uso del móvil. En este caso, el menor puede escoger los momentos del día en que lo usa para sus actividades preferidas. En resumen, famisafe detecta los peligros que puedan plantearse en el uso de los dispositivos móviles e impide que se conviertan en un problema a través de sus principales funciones: control inteligente de horarios, filtro e historial web y ubicación en tiempo real. Todo un acierto tecnológico que permite conocer en todo momento dónde está su hijo o hija,  si está excediendo el tiempo de uso del móvil, que cuando es la hora de dormir no puede usar el Smartphone, y que si recibe algo inapropiado, no escapa al control de los padres.

RedacciónT21

RedacciónT21