Tendencias21

Una chica que no puede sentir el dolor inspirará nuevos calmantes

Una chica que no sufre dolor físico alguno ha ayudado a los científicos a identificar la mutación genética que interrumpe la percepción del dolor. El descubrimiento podría impulsar el desarrollo de nuevos calmantes que bloqueen las señales de dolor de la misma manera. La chica en cuestión sufría una analgesia congénita, una condición que impide sufrir dolor y que a menudo tiene como consecuencia que los que la padecen se dañen sin darse cuenta. Los investigadores hallaron la mutación genética de la paciente comparando la secuencia de sus genes con la de sus padres, que no padecían este trastorno. El estudio fue realizado en el Hospital Universitario de Jena, en Alemania, y la mutación fue encontrada en el gen SCN11A.

RedacciónT21

RedacciónT21