Tendencias21

Crean un sistema para reutilizar los ladrillos de las demoliciones

La fabricación de ladrillos es un proceso en el que se realiza un uso muy intenso de energía y otros recursos. Además, cuando se demuelen edificios de ladrillos, la mayoría de los escombros resultantes van a parar a vertederos o bien se trituran. Dentro del proyecto financiado con fondos europeos Rebrick se ha desarrollado y probado un sistema nuevo que clasifica automáticamente los residuos resultantes de una demolición separando los ladrillos reutilizables. En palabras del coordinador de este proyecto, Claus Nielsen, de Gamle Mursten (Dinamarca): «Los ladrillos pueden durar fácilmente varios siglos, pero los que se encuentran en escombros resultantes de una demolición sencillamente se desechan o, en el mejor de los casos, se trituran y emplean como material agregado para aplicaciones de grado inferior como la construcción de carreteras o subbases». El sistema de Rebrick, patentado ahora por Gamle Mursten, permite eliminar de forma automática el cemento y el hormigón de los ladrillos viejos. Estos se pueden reutilizar a continuación para la construcción de un nuevo edificio. Las entidades asociadas al proyecto han logrado progresos a una velocidad excepcional, ya que en menos de dos años ya tienen funcionando en Dinamarca dos plantas de limpieza de ladrillos a plena escala. Según Nielsen, ha sido prácticamente imposible mantener existencias por la elevada demanda. Ahora se han propuesto establecer otras dos plantas en otros países, como Polonia y Alemania, en cuyos sectores de demolición existe una gran actividad. Si lo consiguen, el sistema de Rebrick podría propiciar una reducción anual de los residuos de 24 000 toneladas en el segundo año tras la finalización del proyecto.

RedacciónT21

RedacciónT21