Tendencias21

El calostro materno protege y repara los intestinos de los recién nacidos

Científicos de la Universidad de Londres han descubierto que un ingrediente presente en la leche maternal de los humanos protege y repara los delicados intestinos de los bebés recién nacidos. La sustancia en cuestión, denominada inhibidor del secretor pancreático de tripsina, se encuentra en grandes concentraciones en el calostro, que es un líquido segregado por las glándulas mamarias durante el embarazo y los primeros días del parto, compuesto por sustancias inmunológicas, leucocitos, agua, proteínas, grasas y carbohidratos. Este calostro es el primer alimento que recibe el recién nacido de su madre. Al nacer, los intestinos de los bebés son especialmente vulnerables. Por eso, este nuevo estudio señala la importancia de la lactancia materna durante los primeros días tras el nacimiento. Los investigadores encontraron pequeñas cantidades de inhibidor del secretor pancreático de tripsina en la leche materna. En las muestras de calostro tomadas, esta sustancia tenía una concentración siete veces mayor. En ninguna leche de fórmula estaba incluida esta sustancia. El análisis de los efectos de este ingrediente en células intestinales humanas, realizado en laboratorio, demostró que el inhibidor estimulaba a las células a moverse por áreas dañadas formando una argamasa protectora natural.

RedacciónT21

RedacciónT21