Tendencias21

La luz artificial afecta negativamente al sueño y a la salud

La exposición a luz artificial durante el anochecer y a la hora de acostarse suprime en gran medida los niveles de melatonina en sangre y puede, por tanto, impactar negativamente en los procesos fisiológicos regulados por esta hormona, como el sueño, la termorregulación, la presión sanguínea o el metabolismo de la de glucosa. Esto es lo que revela un estudio realizado por científicos de la Escuela Médica de Harvard, cuyos resultados ayudan a comprender cómo la exposición a la luz artificial puede afectar al organismo y al sueño humanos. Según los investigadores, los resultados obtenidos demuestran que dicha exposición tiene un fuerte efecto de supresión sobre la melatonina, una hormona que se sabe está relacionada con los ciclos circadianos del cuerpo y con otros factores orgánicos. En la investigación participaron 116 personas sanas de entre 18 y 30 años de edad a las que se expuso a iluminación general o a luz tenue durante ocho horas antes de dormir y durante cinco días consecutivos. Muestras de sangre tomadas a los voluntarios demostraron que la exposición a iluminación general acortó en ellos la duración de la melatonina en 90 minutos, en comparación con la exposición a luz tenue. Además, la exposición a la iluminación general durante las horas corrientes del sueño suprimió la melatonina en más del 50%.

RedacciónT21

RedacciónT21