Tendencias21

La televisión fomenta la mala alimentación de niños, adolescentes y adultos

Pasar tiempo viendo la televisión aumenta el consumo de bebidas y alimentos insanos, revela una investigación realizada por especialistas de la Universidad Loughborough de Inglaterra. Los científicos revisaron 53 estudios de todo el mundo sobre el comportamiento sedentario y la dieta, y descubrieron un vínculo evidente entre el tiempo que se pasa frente a la pantalla y la mala alimentación tanto de niños, como de adolescentes y adultos. En particular, ver la televisión está fuertemente asociado con el consumo de alimentos y bebidas energéticas, así como de comida rápida; y con un bajo consumo de frutas y verduras. Según los investigadores, esto se debe a que los televidentes no sólo están expuestos a numerosos anuncios que pueden influir en el tipo de comida que desean y consumen, sino también a que la televisión actúa como distracción, lo que produce una falta de conciencia hacia el consumo real de comida. Los autores del estudio resaltan la importancia del papel de los padres en los hábitos de alimentación que acaban adquiriendo los niños: si los padres ponen a sus hijos frente a la tele y les dan comida mientras ellos hacen otras cosas, los niños acabarán asociando televisión y alimentos. En general, cuanto más tiempo pasen los niños y los adolescentes en actitud sedentaria frente a la pantalla, más propensos serán a consumir comida no saludable, advierten los especialistas.

RedacciónT21

RedacciónT21