Tendencias21

Moléculas de azúcar contra las enfermedades

En Bratislava (Eslovaquia), el equipo del doctor Ján Tkáč está desarrollando las «armas» necesarias para combatir en una suerte de «guerra fría» celular entre moléculas de azúcar y las enfermedades, valiéndose de nuevas tecnologías de detección temprana y ayudado por la primera subvención del Consejo Europeo de Investigación (CEI) otorgada a alguien de Eslovaquia. Los glucanos son moléculas de azúcar que portan la información que las células humanas necesitan para mantenerse sanas y combatir las infecciones. Poseen información en abundancia y se rigen por complejas órdenes de almacenamiento y codificación. Constituyen un sistema fundamental de alerta rápida para activar las defensas naturales del organismo ante el primer signo de ataque. Por ello no sorprende que patógenos infecciosos como bacterias y virus, y enfermedades relacionadas con las células como los cánceres, hayan desarrollado subterfugios para sortear esta primera línea de defensa. Por ejemplo, los virus del VIH «piratean» el código molecular de los glucanos y les roban su identidad, lo cual permite que estos patógenos no sean reconocidos por las células hasta que la infección se encuentra en un estadio bien avanzado. La investigación realizada por Tkáč, que trabaja en el Instituto de Química de la Academia Eslovaca de las Ciencias, conjuga glicómica —el estudio de los azúcares de los organismos— con biochips sensores basados en nanopartículas y nanotubos. La complejidad de las moléculas de azúcar ha lastrado hasta ahora el desarrollo de la glicómica, pero hoy en día constituye uno de los campos científicos de expansión más rápida. En el proyecto ELENA, el equipo de Tkáč está desarrollando biochips innovadores capaces de detectar cambios en la glucosilación, en glucanos unidos a una proteína o a otras moléculas orgánicas, y capaces de delatar la presencia de enfermedades como el cáncer.

RedacciónT21

RedacciónT21