Tendencias21

Política interior global

Política interior global

Ulrich Beck: Crónicas desde el mundo de la política interior global. Barcelona: Paidós, 2011 (157 páginas).

La sociedades cohesionadas e integradas en un Estado han sido el objeto tradicional de estudio de la Sociología. Cuando esta disciplina se aventuraba más allá de las fronteras estatales, por lo general lo hacía para realizar estudios comparativos entre unas sociedades y otras. Sin embargo, esta práctica reducida a las sociedades nacionales o intraestatales ya no se corresponde del todo con la realidad.

Si bien muchos sociólogos se siguen ocupando de la realidad social dentro de un determinado espacio estatal, no menos cierto es que otros tantos se dedican al análisis de esa misma realidad en el terreno transnacional. Sin olvidar que ambos grupos, independientemente de su objeto de estudio e interés, no pueden ignorar la realidad exterior e internacional dada la creciente interdependencia mundial.

Uno de los sociólogos que ha rebasado la frontera nacional para ubicar su perspectiva en la transnacional es Ulrich Beck. Conocido por acuñar los conceptos de sociedad del riesgo y segunda modernidad, Beck se ha ocupado de otros muchos aspectos relativos a la modernización, globalización, ecología, trabajo e individualización.

Denominador común de los temas que suele abordar el autor es su visión desdibujada de las fronteras y del espacio territorial en sintonía con los nuevos riesgos y amenazas: cambio climático, pandemias, crisis económica y financiera, hundimiento del sistema económico mundial.

Desde esta perspectiva multilateral y cosmopolita, el autor señala la siguiente paradoja: problemas que a diario se tornan “globales”, pero que ―en el mejor de los casos― sólo obtienen “respuestas” desde instituciones nacionales. De ahí la colisión entre lo que denomina la política interior global y las instituciones nacionales.

En estas crónicas, que fueron publicadas mensualmente, Ulrich Beck reivindica un “cambio de paradigma”: “de la concepción del mundo propia del Estado nacional, que separa entre política interior y exterior, a la concepción de la política interior global (…)”.

Llama la atención que semejante reivindicación sea uno de los rasgos caracterizadores del denominado paradigma transnacional en la disciplina de las Relaciones Internacionales desde los años setenta. Su unidad de análisis, lejos de reducirse al Estado, se ensanchaba a otros numerosos actores no estatales. Y definía el mundo como una red de múltiples conexiones, interdependiente y compleja.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario