Tendencias21

Sólo dos de cada diez españoles saben donde tienen su cartilla de vacunación

Tan sólo dos de cada diez españoles saben dónde tienen su cartilla de vacunación, ya que el 45% de los entrevistados afirma que no tiene y el 35% restante que desconoce donde la guarda, según pone de manifiesto la encuesta realizada por Nielsen y Sanofi Pasteur MSD en el marco de la Semana Europea de la Vacunación para conocer el comportamiento actual de los españoles frente a la prevención. De las personas que saben dónde tienen su cartilla de vacunación, tan sólo un 46% la consulta para saber si tienen que ponerse alguna vacuna. Las vacunas frente a la gripe estacional y el tétanos son las que cuentan con un mayor reconocimiento por parte de la población (55% y 48% respectivamente). Le siguen el sarampión (46%) y la varicela (42%). En este sentido, las vacunas frente al rotavirus y el virus del papiloma humano (VPH) gozan de mayor conocimiento entre el colectivo de padres y los grupos de edad de entre el 31 y 45 años. Asimismo, cuando se les pregunta a los españoles por las vacunas que se han puesto a lo largo de su vida, por término medio, mencionan 4 vacunas, cuando, en España, hemos sido vacunados de forma sistemática frente a 12 enfermedades infecciosas, siguiendo la pauta marcada por el calendario de vacunación infantil del Consejo Interterritorial. Así, se pone de manifiesto la necesidad de reforzar las campañas de sensibilización e información en materia de prevención dirigidas a la población general, señala Marta Reyes, directora de Comunicación de Sanofi Pasteur MSD. Con el objetivo de fomentar la concienciación y el conocimiento social sobre la importancia de la prevención y la contribución de las vacunas al bienestar social, la Asociación Española de Vacunología (AEV), y la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), con la colaboración de Sanofi Pasteur MSD, ponen en marcha la iniciativa Enfermedades en vías de extinción…Las vacunas salvan vidas. Para Marta Reyes, las vacunas han logrado erradicar enfermedades, que hace años impactaban de manera dramática en la población, provocando epidemias e incluso muertes. Por ello, no debemos olvidar que el descenso de las coberturas puede hacer emerger enfermedades que, actualmente, están controladas, erradicadas o en vías de extinción. En este contexto, el dato positivo viene de la mano del compromiso de los españoles con la salud pública. Dos de cada tres españoles encuestados (el 65%) señala que al vacunarse no tiene sólo en cuenta la protección individual frente a los virus, sino la de todos los que le rodean. Este comportamiento solidario se fortalece entre las personas con hijos debido, en gran medida, a su mayor conciencia y conocimiento sobre las vacunas. Aspectos como la seguridad y eficacia de las vacunas también cuentan con el apoyo de la población española, quien en un 67% destaca su confianza en las vacunas para la prevención eficaz frente a enfermedades infecciosas a lo largo de todas las etapas de la vida. En este sentido, el 86% de los españoles entrevistados apuesta por la vacunación en la edad adulta y en la infancia. Si analizamos la actitud de los padres españoles frente a la vacunación cabe señalar el elevado desconocimiento sobre la próxima vacuna que le debe poner a su hijo (un 75%). La recomendación del pediatra marca su comportamiento frente a la vacunación de sus hijos (en un 74% de los encuestados) y la mayoría están dispuestos a pagar por la protección de sus hijos con las vacunas no financiadas pero recomendadazas por la comunidad médica. Como factores más influyentes en la toma de decisión frente al acto de vacunación, se señalan la recomendación del médico (95%) y la necesidad de evitar contagios (81%). De hecho, casi el 60% de los entrevistados afirma que sigue la recomendación del médico respecto a las pautas de vacunación. Asimismo, siete de cada diez españoles se declara abiertamente a favor de las vacunas. En lo que a fuentes de información se refiere en materia de prevención, el 43% de los españoles encuestados afirma que se informa sobre las vacunas buscando información o preguntando a profesionales, comportamiento que se intensifica entre los padres. Por lo tanto, el médico de atención primaria y el pediatra juegan un papel relevante en el proceso de información sobre vacunas a la población (para el 73% es su principal fuente de información).

RedacciónT21

RedacciónT21