Tendencias21

Guerras por los recursos

Klare, Michael T.: Guerras por los recursos. El futuro escenario del conflicto global. Barcelona: Ediciones Urano, 2003 (345 páginas).
Klare, Michael T.: Sangre y petróleo. Peligros y consecuencias de la dependencia del crudo. Barcelona: Tendencias, 2006 (396 páginas).
Klare, Michael T.: Planeta sediento, recursos menguantes. La nueva geopolítica de la energía. Barcelona: Tendencias, 2008 (475 páginas).
Con el fin de la Guerra Fría se agotó también el modelo bipolar que explicaba las controversias en las relaciones internacionales. A partir de entonces surgieron toda una serie de reflexiones en torno al futuro de la conflictividad internacional.
Una de las tesis de mayor eco mediático fue la del choque de civilizaciones de Samuel Huntington. Éste sostenía que en la era de la posguerra fría los conflictos dejarían de tener un carácter predominantemente económico, político e ideológico para pasar a ser básicamente culturales o bien, en su máxima expresión, civilizatorios. De ahí que, según Huntington, de haber una tercera guerra mundial, ésta sería entre civilizaciones.
En contraposición, la obra de Michael Klare desarma la tesis de Huntington. Desde su punto de vista, las relaciones internacionales están llenas de ejemplos que desmienten este supuesto comportamiento identitario. De sus análisis de las guerras y los conflictos concluye que “la mayoría” ha tenido “su origen en la guerra por los recursos, no en las diferencias de civilización o de identidad”.
Según Klare, los factores que contribuyen al conflicto son, primero, la creciente demanda de recursos a escala mundial; segundo, el carácter limitado de los recursos naturales y su potencial carestía a medida que vayan disminuyendo; tercero, la proliferación de disputas en torno a la propiedad de las fuentes y yacimientos; y, por último, la coincidencia de muchas zonas ricas en recursos con entornos altamente inestables y conflictivos.
En definitiva, su explicación de la futura conflictividad internacional se asienta sobre la competencia por los recursos, esto es, por el reparto del poder y la riqueza mundial que confieren. Por lo que cabe concluir que la obra de Klare condensa una de las explicaciones más sólidas sobre los conflictos en el actual sistema internacional.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario