Tendencias21

Más allá del terrorismo

Chris Abbott, Paul Rogers y John Sloboda: Más allá del terror. Las verdaderas amenazas que acechan al mundo. Barcelona: Los Libros del Lince, 2008 (149 páginas).
Los atentados terroristas del 11-S, de los que se ha conmemorado este año su décimo aniversario, recibieron una respuesta militarista por parte de la administración neoconservadora estadounidense, que elevó la guerra contra el terrorismo a la máxima prioridad en la agenda internacional.
Entonces Estados Unidos no tuvo ninguna dificultad para atacar Afganistán, amparándose en el derecho a la legítima defensa por el cobijo que le brindaba el gobierno talibán a la cúpula de Al Qaeda en suelo afgano.
Mayores dificultades encontró Washington para convencer al resto de la comunidad internacional de atacar Irak. Sus argumentos eran muy débiles, forzados y, finalmente, como se sospechaba, también se mostraron falsos.
Una década después de esta aventura militar, el nuevo presidente de Estados Unidos, Obama, ha anunciado su retirada tanto de Irak como de Afganistán, evidenciando el fracaso de ambas guerras; y sin poder proclamar aquello que tan precipitadamente afirmó Bush de “misión cumplida”.
En realidad, el fracaso de estas misiones estaba previamente implícito en la propia concepción de “guerra global contra el terrorismo”. Su diagnóstico de la amenaza terrorista fue erróneo y su forma de combatirla resultó inadecuada.
Según el Oxford Research Group, del que forman parte los autores, y dedicado al análisis de la seguridad global, “las amenazas contemporáneas a menudo están interrelacionadas”. De manera que no cabe abordar los “problemas como el terrorismo internacional y los conflictos armados” de forma aislada, sin advertir su conexión con otros importantes desafíos a los que se enfrenta la humanidad.
Desde esta óptica se considera que existen otras amenazas que, sin negar la terrorista, son consideradas como prioritarias, en concreto, el cambio climático, la competencia por los recursos, la militarización global y la marginación del “mundo mayoritario”; esto es, la pobreza, la desigualdad, la opresión y la exclusión política.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario