Tendencias21

Una herramienta facilita la comprensión de textos a personas con autismo

Investigadores del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Alicante han creado «Open Book», una herrmienta que facilita la comprensión de textos a personas con autismo con tecnologías del lenguaje y una interfaz sencilla. Es además adaptable a las necesidades de cada usuario.

Una herramienta facilita la comprensión de textos a personas con autismo

En el marco de la Jornada sobre recursos tecnológicos para la inclusión social que ha celebrado la Universidad de Alicante, el Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos ha presentado el prototipo de Open Book.

Se trata de una herramienta enmarcada dentro del proyecto europeo FIRST (A Flexible Interactive Reading Support Tool) que facilita la comprensión de textos a personas con autismo.

“A través de las tecnologías del lenguaje y con una interfaz sencilla hemos conseguido una versión enriquecida de textos que permite entenderlos mejor. Open Book proporciona sinónimos, imágenes, definiciones de expresiones metafóricas o verbos complejos…” explica Paloma Moreda, investigadora de la UA responsable del proyecto europeo FIRST, en un comunicado de dicha Universidad.

“Se trata de facilitar información complementaria que permita comprender las ideas más importantes de un documento aumentado la independencia e inclusión social de los usuarios”, añade.

Adaptable a necesidades y temáticas

Una de las características de la herramienta es la posibilidad de ajustarla a las necesidades de cada persona eligiendo el grado de ayuda que necesita: solo ver definiciones o imágenes, interpretaciones de metáforas o análisis de un sentimiento, por ejemplo. Además, es aplicable a cualquier temática desde textos escolares, cuentos infantiles o literatura con un sencillo manejo.

Aunque en principio ha sido pensado para personas con Trastornos de autismo o del espectro autista (TEA) que presentan dificultades en áreas como la comunicación, la interacción social y de información la comprensión, los beneficios de la herramienta pueden ampliarse a más colectivos.

En este sentido –apunta la investigadora de la UA- “personas con un bajo nivel de alfabetización, personas que están aprendiendo un idioma, e incluso personas mayores que encuentran límites para entender nuevos términos podrían hacer uso de Open Book”.

En el desarrollo de FIRST, que ha concluido a finales de septiembre de 2014 tras tres años de trabajo, han colaborado centros de Reino Unido, España y Bulgaria por lo que Open Book está disponible en las tres lenguas de origen de estos países.

Según Moreda, “el proyecto no tenía prevista la comercialización de la herramienta aunque estamos estudiando las posibilidades de hacerla accesible si alguna empresa está interesada”.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario