Tendencias21

Una pulsera advierte si hay peligro de quemarse bajo el sol

Una pulsera desarrollada en una universidad escocesa advierte a quien la lleva de que ha recibido demasiada radiación ultravioleta. Funciona mediante un cambio de color, de amarillo a rosa, provocado por un agente liberador de ácido que detecta la luz ultravioleta y un tinte que reacciona a los niveles de pH del indicador.

Una pulsera advierte si hay peligro de quemarse bajo el sol

Un dispositivo desarrollado en la Universidad de Strathclyde (Glasgow, Reino Unido) para prevenir el riesgo de la sobreexposición al sol ya está a la venta en Internet.

El dispositivo Smartsun, que se usa como una pulsera resistente al agua, cambia de color según la cantidad de exposición que tenga el usuario a los rayos ultravioleta. Comienza amarillo, pero se vuelve rosa a medida que aumenta la exposición, advirtiendo a los usuarios de que se aparten del sol.

La sensibilidad de la pantalla a la luz ultravioleta significa que puede alertar al usuario sobre el peligro antes de que sea visible en la piel. La exposición excesiva al sol puede aumentar el riesgo de cáncer de piel.

El dispositivo ya está a la venta en el Reino Unido a través de eChemist y PharmacyKwik a 8,5 euros (7 libras) por un paquete de siete pulseras.

Smartsun está siendo comercializado por la empresa con sede en Suecia Intellego Technologies, creada por el empresario Claes Lindahl . El profesor Andrew Mills y Michael McFarlane, que desarrollaron el invento original mientras se encontraban en el Departamento de Química Pura y Química Aplicada de Strathclyde, participan como consultores de Intellego.

Funcionamiento

Lindahl explica en la nota de prensa de la Universidad: «Durante los últimos dos años la pulsera ha pasado por extensas pruebas y críticas de los clientes con el fin de crear un producto con una alta funcionalidad y facilidad de uso. Estamos muy contentos con los comentarios de los clientes, y espero que podamos ayudar a hacer el verano más agradable a los británicos que usen nuestras pulseras».

El dispositivo funciona mediante un cambio significativo de color, provocado por un agente de liberación de ácido que detecta la luz ultravioleta y un tinte que reacciona a los niveles de pH del indicador. El agente se descompone por la acción de la luz solar, lo que provoca el rápido cambio de color.

El desarrollo del dispositivo recibió financiación y apoyo inicial de un programa escocés financiado en parte por la Unión Europea. Una parte de las ventas del producto se donará a la caridad, señala la Universidad.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario