Tendencias21
Imitan el funcionamiento del cerebro con chips neuromórficos

Imitan el funcionamiento del cerebro con chips neuromórficos

Un nuevo microchip imita el procesamiento de información del cerebro en tiempo real. Investigadores en neuroinformática de la Universidad de Zúrich y de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, junto con colegas de la UE y EE.UU., han demostrado cómo la complejidad de las habilidades cognitivas puede ser incorporada a sistemas electrónicos hechos con los denominados chips neuromórficos.

Imitan el funcionamiento del cerebro con chips neuromórficos

Ningún ordenador funciona tan eficientemente como el cerebro humano, tal es así que la construcción de un cerebro artificial es la meta de muchos científicos. Investigadores en neuroinformática de la Universidad de Zúrich y de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich han hecho un gran avance en esta dirección mediante la configuración de los llamados chips neuromórficos, que imitan las habilidades de procesamiento de información del cerebro en tiempo real. Lo han demostrado mediante la construcción de un sistema artificial de procesamiento sensorial que exhibe capacidades cognitivas.

La mayoría de los enfoques en neuroinformática se limitan al desarrollo de modelos de redes neuronales en equipos convencionales o tienen como objetivo simular redes nerviosas complejas en superordenadores. Pocos persiguen el enfoque de los investigadores de Zúrich, desarrollar circuitos electrónicos que sean comparables a un cerebro real en términos de tamaño, velocidad, y consumo de energía. «Nuestro objetivo es emular las propiedades de las neuronas y las sinapsis biológicas directamente en microchips», explica Giacomo Indiveri, profesor en el Instituto de Neuroinformática (INI), en la nota de prensa de la Universidad de Zúrich.

El principal reto era configurar redes de fibras hechas de neuronas artificiales (neuromórficas), de tal forma que pudieran realizar tareas particulares, que los investigadores han logrado hacer: Desarrollaron un sistema neuromórfico que puede llevar a cabo tareas complejas sensorimotoras en tiempo real.

Con él efectúan una tarea que requiere memoria a corto plazo y toma de decisiones dependiente del contexto, dos rasgos típicos que son necesarios para las pruebas cognitivas. De este modo, el equipo de INI combinó las neuronas neuromórficas en forma de redes que implementaron módulos de procesamiento neuronal equivalentes a las denominadas «máquinas de estado finito», un concepto matemático para describir procesos lógicos o programas de ordenador.

Máquina de estado finito

El comportamiento puede ser formulado como una «máquina de estado finito» y por lo tanto transferido al hardware neuromófico de una manera automatizada. «Los patrones de conectividad de red se parecen mucho a las estructuras que se encuentran también en los cerebros de los mamíferos», dice Indiveri.

Así pues, los científicos demuestran por primera vez cómo puede construirse un sistema de hardware de procesamiento neural en tiempo real donde el usuario dicta el comportamiento. «Gracias a este método, los chips neuromórficos se pueden configurar para una amplia clase de modos de comportamiento. Nuestros resultados son fundamentales para el desarrollo de nuevas tecnologías inspiradas en el cerebro», resume indiveri. Una de las aplicaciones, por ejemplo, podría consistir en combinar los chips con componentes neuromórficos sensoriales, tales como una cóclea (para el óido) o una retina artificiales, para crear sistemas cognitivos complejas que interactúen con el entorno en tiempo real.

Referencia bibliográfica:

E. Neftci, J. Binas, U. Rutishauser, E. Chicca, G. Indiveri, R. J. Douglas. Synthesizing cognition in neuromorphic electronic systems. PNAS. 22 de julio, 2013. Doi:10.1073/pnas.1212083110.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los ojos humanos pueden ser inmortales 13 mayo, 2022
    Los científicos han logrado "revivir" células sensibles a la luz en ojos de donantes de órganos: han restaurado su capacidad para interactuar post-mortem. Los investigadores pudieron recuperar una señal eléctrica única, conocida como "onda b", que solo se aprecia en los ojos de personas vivas.
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Una puerta extraterrestre hacia otra dimensión en Marte? 13 mayo, 2022
    Este 7 de mayo, Curiosity registró con su cámara una “puerta” que parece diseñada con exactitud entre las rocas de Marte, en la formación geológica conocida como Frontón de Greenheugh. ¿Es un “portal” hacia otra dimensión construido por una civilización extraterrestre o, simplemente, una figura creada por alguna clase de fenómeno natural?
    Pablo Javier Piacente
  • El tejido testicular congelado puede producir espermatozoides viables después de 20 años 13 mayo, 2022
    El tejido testicular masculino que se congela se puede reimplantar después de más de 20 años y producirá esperma viable, aunque no de la misma calidad que el de las células reproductivas frescas, según un nuevo estudio.
    Redacción T21
  • Le vemos la cara por primera vez al agujero negro supermasivo de la Vía Láctea 12 mayo, 2022
    Más de 300 astrónomos de 30 centros han logrado la primera imagen de Sagitario A*, el agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, en torno al cual gira toda nuestra galaxia. Aunque tiene 4 millones de masas solares, es mucho más pequeño que otro agujero negro supermasivo fotografiado en 2019 en la galaxia M87, lo […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren el “camino a la Atlántida” a 600 metros de profundidad en el Océano Pacífico 12 mayo, 2022
    A más de 600 metros de profundidad en el Océano Pacífico, los científicos han descubierto una especie de calzada romana que se ha formado por la actividad volcánica: aunque no conduce a ninguna parte, ha sido denominada “camino a la Atlántida”.
    Redacción T21
  • Descubren en China un gigantesco bosque a 192 metros de profundidad 12 mayo, 2022
    Un equipo de científicos chinos ha descubierto un nuevo sumidero gigante con un bosque en sus profundidades. El sumidero tiene 192 metros de profundidad y alberga árboles antiguos de 40 metros de altura, que estiran sus ramas hacia la luz solar que se filtra a través de la superficie.
    Pablo Javier Piacente
  • Para un ciego de nacimiento, los números son cubos y las letras cuadrados bidimensionales 12 mayo, 2022
    Los científicos han descubierto a un ciego de nacimiento que tiene una forma rara de sinestesia, un fenómeno neurológico en el que símbolos, fenómenos y estados adquieren cualidades adicionales. Los números, los días de la semana y los meses los percibe como cubos, cuadrados, puertas o círculos con texturas diferentes.
    Redacción T21
  • Las creencias paranormales requieren un cerebro diferente 12 mayo, 2022
    Las personas que comparten creencias paranormales tienen una configuración cognitiva diferente que enfatiza la intuición y la ilusión, al mismo tiempo que condiciona el juicio analítico y reduce la percepción de la aleatoriedad. 
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un lago del tamaño de una ciudad se escondía bajo el hielo de la Antártida 11 mayo, 2022
    Un enorme lago del tamaño de una ciudad fue descubierto más de 3 kilómetros por debajo de la capa de hielo de la Antártida. El gran lago de agua líquida, de unos 42 kilómetros de largo y 15 kilómetros de ancho, se escondía en las profundidades de la capa helada más grande de la Tierra. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren el origen de las "pecas" fugaces del Sol 11 mayo, 2022
    Un nuevo estudio, basado en datos aportados por la sonda Solar Orbiter de la ESA y la NASA, ha revelado el origen de pequeños y fugaces puntos brillantes en forma de "pecas" en el Sol, que emergen y se desvanecen en menos de un minuto en promedio: serían el resultado de cambios en el campo […]
    Pablo Javier Piacente