Tendencias21

La religiosidad está asociada al nivel de inteligencia

Aunque el número de creyentes es abrumador en la población mundial, la religiosidad es inversamente proporcional al nivel de inteligencia. Los ateos son más inteligentes y mayoritarios entre los científicos. Por Eduardo Costas (*).

La religiosidad está asociada al nivel de inteligencia

Tener fe es creer en algo que no se puede comprobar si es, o no, verdad.
 
Este acto de dar crédito a una convicción, sin pruebas racionales que la avalen, e incluso con fuertes evidencias en su contra, es la esencia de las creencias religiosas. También de las supersticiones.
 
Y es lo contrario de la ciencia.
 
Esencialmente la religión se basa en creer, sin prueba alguna, en la palabra «revelada»: Dios descubre su plan a través de la Biblia, el Corán, o cualquier otro de los más de 4000 libros sagrados que sirven de fundamento a las aproximadamente 4200 religiones diferentes que se practican hoy en día.
 
También transmite su mensaje a través de decenas de miles de profetas. En la gran mayoría de las religiones, las autoridades religiosas son la únicas que pueden interpretar correctamente esa palabra divina. Y en muchas de ellas (por ejemplo, la católica), sus practicantes tienen la obligación de creer que estas autoridades son infalibles (por ejemplo, el Papa).
 
Por el contrario, el lema de la ciencia bien podría ser la frase que aparece en el escudo de la Royal Society, probablemente la asociación científica que mayor influencia ha tenido en el mundo: “Nullius in verba” (En la palabra de nadie).
 
El conocimiento científico rechaza la palabra basada en el argumento de autoridad, porque siempre tiene que verificar la validez de las hipótesis rigurosamente mediante experimentos y demostraciones matemáticas que resulten repetibles por cualquiera.
 
Con estos planteamientos antagónicos no es de extrañar que religión y ciencia entrasen en conflicto. Un largo conflicto que costó muchas vidas y sufrimiento.
 
Conflicto ciencia-religión
 
Un conflicto esencialmente irresoluble.
 
Pero la ciencia puede desempeñar un papel relevante en este conflicto: debe ser capaz de explicar rigurosamente la fe y el hecho religioso.
 
Y en buena medida ya lo haya hecho, aunque no se haya divulgado mucho.
 
Sin duda el hecho religioso es muy importante para los seres humanos: numerosos estudios sociológicos estiman que el 86% de las personas que actualmente viven sobre la Tierra creen en una de las 4.200 religiones que existen hoy en día. Sorprendentemente rechazan como falsas a las 4.199 religiones restantes. Pero todavía rechazan más a los no creyentes: ser ateo es lo peor.
 
Tan solo el 14% de la población mundial se declara ateo o agnóstico.
 
Como la estrategia de la ciencia es buscar datos cuantitativos fiables para contrastar hipótesis, no es de extrañar que los científicos empezasen comparando características cuantificables de los ateos y de los creyentes.
 
Inteligencia versus religiosidad
 
La primera medida rigurosa efectuada en este sentido resulta evidente: buscar la correlación existente entre la inteligencia (IQ) y la religiosidad.
 
Ya en los años 20 del siglo pasado, dos trabajos pioneros independientes, uno de T. H. Howells y otro de R. D. Sinclair, encontraron un resultado demoledor (y, según parece, contrario al que a priori creían, lo que resalta la rigurosidad del método científico): demostraron que las personas que se declaraban ateos eran significativamente más inteligentes que quienes manifestaban tener creencias religiosas.
 
Desde entonces se han desarrollado procedimientos muy complejos capaces de estimar con gran precisión y repetitividad la inteligencia. Con estos test mejorados se han efectuado cientos de estudios muy rigurosos correlacionando inteligencia y religiosidad.
 
En todos ellos se encuentra una correlación negativa estadísticamente significativa entre religiosidad e inteligencia: las personas que se consideran más religiosas son significativamente menos inteligentes que las personas que se consideran ateas.
 
También pudo cuantificarse una escala de inteligencia frente a religiosidad con resultados demoledores: las personas que se consideran ateas son más inteligentes que los que se consideran agnósticos; estos a su vez son más inteligentes que los que se consideran “creyentes liberales”; estos últimos son bastante más inteligentes que los que se consideran creyentes dogmáticos.

La religiosidad está asociada al nivel de inteligencia

Meta-análisis categóricos
 
La existencia de esta gran cantidad de trabajos científicos relacionando la inteligencia con la religiosidad también posibilitó efectuar meta-análisis. El meta-análisis es un procedimiento estadístico muy potente que permite sintetizar las conclusiones esenciales de una gran colección de estudios.
 
Estos meta-análisis también permitieron comprobar que no solo a nivel individual los ateos son más inteligentes que las personas con creencias religiosas, sino que a nivel de todo tipo de colectivos (incluyendo las naciones) el porcentaje de ateos puede predecirse con gran precisión a partir de la inteligencia promedio del colectivo: mientras más inteligencia promedio tenga un colectivo, mayor será su porcentaje de ateos.
 
En este sentido el ambicioso trabajo publicado por Lynn, Harvey y Nyborg demostrando que la inteligencia promedio predice las tasas de ateísmo en 137 naciones diferentes es de lo más relevante.
 
Asimismo estos estudios permitieron comprobar que los porcentajes más bajos de creencias religiosas se dan entre los intelectuales. También que el grado de creencia religiosa disminuye con la edad a medida que los jóvenes van completando altos niveles de estudios. Incluso el porcentaje ateísmo en las poblaciones va aumentando durante los últimos años, mostrando una correlación positiva con el aumento del nivel medio de estudios.
 
Estos estudios también demuestran que las personas inteligentes tienen menos probabilidades de conformarse con explicaciones no demostradas, y se resisten mucho más a ideas dogmáticas en general y al dogma religioso en particular.
 
Además, se encuentra una correlación positiva entre el predominio del razonamiento analítico y el ateísmo, así como entre el predominio del razonamiento intuitivo y la religiosidad.
 
No se puede olvidar que estos meta-análisis son estudios estadísticos con millones de personas: en ellos se demuestra inequívocamente que la mayoría de los ateos se encuentran entre las personas más inteligentes.
 
Eso no excluye que pueden encontrarse algunas personas religiosas que sean a la vez muy inteligentes (aunque es poco frecuente) o personas ateas que sean poco inteligentes (lo que también es poco frecuente).
 
Causas de la religiosidad
 
También se debe destacar que existen numerosísimos estudios sociológicos y humanísticos sobre las causas de la religiosidad (educación, ambiente, nacionalidad…).
 
Por ejemplo, según el Euro-barómetro, en el conjunto de la Unión Europea el 65 % de las personas con un total de 15 años o menos de estudio eran creyentes, mientras que solo lo era el 45 % de la población que había continuado sus estudios mas tiempo.
 
Por supuesto, el tipo de estudios también influye: el porcentaje de científicos ateos es más alto que el de los sociólogos o humanistas. Y dentro de los científicos, hay mayor porcentaje de ateos entre quienes trabajan en evolución o en astrofísica que entre quienes trabajan por ejemplo en materiales.
 
Sin duda estos estudios son muy relevantes, pero el objetivo de este trabajo es demostrar que la ciencia puede explicar el por qué de las creencias religiosas.
 
Esta bien demostrada correlación negativa entre inteligencia y religiosidad es un dato significativo a tener en cuenta a la hora de explicar el hecho religioso.
 
Sin duda no hace falta mucha inteligencia para creer. Y esto hay que tenerlo en cuenta para entender como la ciencia explica en hecho religioso.
 
Lo veremos en una próxima entrega. 

(*) Eduardo Costas es Catedrático de Genética en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid y Académico Correspondiente de la real Academia Nacional de Farmacia. Director, junto a Victoria López Rodas, del  Comité Científico del  Club Nuevo Mundo.

Este artículo forma parte de una serie titulada ¿Cómo la ciencia explica a la religión?

El segundo artículo se titula: No somos la única especie religiosa  

Referencias
 
Richard Lynn, John Harvey y Helmuth Nyborg (2008). Average Intelligence Predicts Atheism Rates Across 137 Nations. Intelligence
doi:https://doi.org/10.1016/j.intell.2008.03.004
 
Miron Zuckerman et al. The Negative Intelligence-Religiosity Relation: New and Confirming Evidence. Personality and Social Psycology Bulletin.
doi.org/10.1177/0146167219879122
 

RedacciónT21

19 comentarios

  • Reconozco que la ciencia nos ha hecho la vida más cómoda y más liviana,sin embargo el precio que la humanidad ha pagado y está pagando es muy superior a los beneficios obtenidos.Por ejemplo, la contaminación la lluvia ácida la des forestación la desertizacion,el deterioro de la conducta humana,la ruina de la tierra etc:Me pregunto .? Dónde está la ciencia, los inteligentes, los sabios..?De veras, me podéis ayudar a creer¿

    • Totalmente de acuerdo, y exactamente lo mismo es aplicable para la religión, como ateo opino que las religiones no deberían de ser algo tan normalizado para la vida, por ejemplo, no entiendo que pinta en el colegio la asignatura de religión o hasta hace unos años era super normal hacer la comunión, sin sentido. Si eres creyente, a tope, dale, pero a la gente neutra(niños), déjala y ya cuando crezcan que hagan su propio camino a partir de lo que vayan viendo en su vida. Religión = Mitología, literal

    • Suele ocurrir,quien presume de ciencia sabe poco de religión y quien presume de religión sabe poco de ciencia.Pues como dijo un dramaturgo”soñamos lo que somos pero que ninguno lo entendemos”.

    • Si, claro. Si hay argumentos para creer (y no creer) en Dios, si tu te sientes más inteligente por no creer es que estás mal, por que hay muchísimos genios que creían, Albert Einstein, Tesla, Lemaitre, Newton, Darwin, etc, etc

    • Estúpido es concluir que los ateos somos felices porque nos creemos genios (en ningún lado el artículo concluye eso).
      Son estudios, son datos. Y los datos no se discuten. Lo siento mucho.

  • Bueno, me sorprenden estas afirmaciones, y por su puesto tener el mal gusto de escribirlas. En la historia ha habido genios, creyentes y no creyentes, mucho más que yo y por su puesto que este articulista. Sabran ustedes que lo hoy se tienen son teorías, incluso la teoria de que el universo es un holograma. En fin. No se puede negar que al final no sabemos nada, y me parece muy pobre aseverar que uno es más inteligente si cree en algo o si simplemente piensa que todo surge de la nada.
    Hay grandes genios creyentes y no creyentes, pero nadie tiene la respuesta definitiva al origen de todo. Le aconsejo al articulista qie aborde el tema sin ofender, no para que demuestre si hay o no Dios, almenos para que se le tome en serio. Gracias.

  • Hola, amigo, veamos:
    Respecto a la inteligencia, lo primero de todo es darse cuenta de que lo más inteligente ante un desconocimiento es preguntar, y si no hay una respuesta irredutable, uno cree, es decir: creer en algo, que a día de hoy no es evidenciable. Muy distinto es decir «sé que tal cosa existe», no se puede afirmar efectivamente sin pruebas.

    Habla usted de que la gente que es religiosa es menos inteligente, eso podría demostrarlo? Cuantos científicos han sido creyentes, mucho más inteligentes que usted y que yo, tranquilo, no se le pongan los colores. Ahórreselo, y permitame descubrirle a usted como creyente. Sí, ha leido bien. Mire, quizá sea usted ateo, le defino la palabra: el que no cree en Dios. Bien, me parece muy correcto no creer en algo que no se puede demostrar. Pero no se quede tan ancho. Le haré una pregunta, deduzco que es usted muy joven por tan valiente post: en qué cree usted? La mayoría de los ateos dicen que el universo surge de la nada, bien eso es lo que creen. Puede usted demostrar que el universo se hace así mismo? Si es así, sería sin duda usted el hombre más afortunado, porque lo que los que no creen en dios, en la reencarnación ni en otras cosas solo tienen teorías, la del big-bang, por ejemplo, formulada por un teista. Bien. Pero volvamos a usted, amigo, aparte de teorizar, puede usted demostrar cómo y por qué surge el universo? Puede usted sacarlo de la nada? No? Pues bienvenido al club, amigo, usted es ateo, le respeto igual que al creyente, pero déjeme sacarle de su error, el creyente no puede ha día de hoy demostrar nada, el ateo tampoco, de modo que habra quien crea que X creo el universo y quien diga que surgio de manera expontanea, creencias, nada más, no crean los ateos que son más especiales que el resto, que el origen de todo a dia de hoy nadie lo sabe.

    Y añado, joven entusiasta, que hay ateos inteligentisimos, como creyentes en dioses o en la reencarnación, siga usted creyendo que el universo surge espontáneamente, que no seré yo quien ataque sus creencias, y el creyente en Dios que crea lo que le dé la gana, son crencias, nadie gano a nadie.

  • Este articulo es tristisimo, no me puedo creer que el autor de este texto incalificable sea catedratico de una Universidad Española
    Espero que los demas ateos no compartan este obtuso punto de vista suyo mas propio de finales del siglo XIX que del XXI y que bien podria haber firmado Gobineau (busque quien es Gobineau en la wikipedia)

    Lamentable, muy lamentable

  • Yo si que entiendo este articulo a la perfección, no se trata de ser más listo sinó de inteligencia. Lo que hace a un religioso diferente a un Ateo es que un Ateo sus limitaciones van precedidas por su educación y lo que él mismo piensa, y un religioso sus limitaciones van implícitas con lo que le dictan los demás, en este caso su religión. Un católico por norma es por ejemplo homófobo, ya que consideran que los gays no tienen derecho a casarse y consideran pecado la relación entre hombres y hombres. También consideran el suicidio un pecado, así que si estás sufriendo una enfermedad que te deja tirado en una cama el resto de tu vida, padeciendo unos dolores insoportables pues te jodes y sufres hasta que te mueras o bajaras al infierno, sumado a no poder tomar drogas. Así que si necesitas tomar cosas como marihuana para relajar esos dolores te jodes x2.

    Es lo poco que puedo decir, no soy religioso, pero creo que esto ya sirve para que los religiosos entendáis a que se refieren cuando dicen que sois «menos inteligentes»

    Así que no se trata de ser inteligente como Einstein, sino ser inteligente por tener la mente abierta que no deja de ser inteligencia a fin de cuentas

    • Yo pienso que la creencia religiosa nada tiene que ver con la inteligencia, ahora si los inteligentes son ateos, entonces ¿eran idiotas Dante, Pericles, Platón, Galileo, Copernico, Newton Leonardo, todos los genios del Renacimiento? y tantos genios de est época. Yo creo en la Ciencia pero esta tiene un limite, termina estrllandose contra un muro, en cierto modo es miope.

      • incluso darwin era creyente y no por eso mas o menos inteligente que otros pensadores agnósticos, cada uno puede creer en lo que quiera y considere cierto sin necesidad de criticar o catalogar de menos intelectual a alguien que cree en algo diferente. Nadie tiene la verdad y todos tienen derecho a la diversidad de cultos. 🙂

  • La «ciencia» ha hecho muchos avances, pero el no creer en Dios hace que la actuación humana sea de lo mas estúpida. Solo basta con ver a nuestro alrededor, todo el planeta va de mal en peor. No es lo mismo religioso que Cristiano. Por cada 10 religiosos diría que hay 1 Cristiano. En cuando a la inteligencia es relativo. No por sacar un 10 en física cuántica significa que alguien sea inteligente. Inteligente es la persona que tiene la capacidad de vivir una vida feliz. Maneja bien sus finanzas, su matrimonio, educa bien a sus hijos, es responsable socialmente. Eso es inteligencia, no sacar 10 en materias universitarias.

  • Queeeeeeee? me es curioso que cuando debato con ateos se me hace fácil, pues su creencia en la inexistencia de Dios ha sido basada en el fideísmo, mientras que a nosotros los cristianos a lo largo de la historia nos han puesto el peso del onus probandi (carga de la prueba) hemos tenido el trabajo de desarrollar la argumentación para respaldar el cristianismo, entonces no es como que los ateos estudien para refutar la religión y son los que comúnmente saben menos de ciencia y filosofía y lo digo común como un sinónimo de el ateíto pop promedio jajaja y leo esto y se me hace que el autor está en un lugar donde las sectas pentecostales legalistas abundan y por eso su prejuicio y sus «resultados» dan asì, también quedo como consternado por el tema de que en los científicos se ve mas ateísmo, si entendí bien? cuando no es así y las estadísticas dicen que son mas los científicos que creen en un ente superior (Dios) o energético o a la vez son agnósticos pues desde la ciencia no se puede refutar la existencia de Dios, ahora también parece que las únicas áreas de conocimiento son la física, química y biología? pregúntale al ateo promedio de Teología y es un completo ignorante (sin modo de ofensa, solo adjetivo) realmente este es un mal escrito… Claro que acepto que por la tradición evangélica-Pentecostal en Latinoamérica ha traído un toque de «anti-intelectualismo» pero eso en nada afecta a la religión o a que los religiosos somos menos inteligentes por «culpa de la religión» , por favor!!! este post queda pero corto en honestidad intelectual y razonamiento. DIOS TE BENDIGA :p

  • ¿son los DEístas (que NO los teístas…) ménos inteligentes que los ateos radicales?. Yo opino, desde la ciencia NO se puede probar la INexistencia de un ser superior, aunque éste sea sólo …energético… Por eso me auto-declaro agnóstico, o agnóstico cerrado (que no ateo del todo…)

  • Los ateos son del mundo y los cristianos o creyentes no piensan como el mundo, lo que para algunos es ser inteligente para otros no son más que palabras al viento.
    Ahora bien no deberíamos argumentar como cristianos ya que nuestra fe es el mayor argumento de la existencia de Dios.
    Y los agnosticos o son de las tinieblas o son de la luz, esa tibieza no funciona con Dios.

  • Lo que no es nada inteligente es afirmar algo sin ninguna prueba, sin duda los ateos creen en todo aquello que se puede demostrar, eso es ciencia, cuando hablamos de genios, tenemos que tener en cuenta que no es lo mismo un científico actual que uno de hace 100 años, pues hemos evolucionado, afortunadamente, sí la mayoría de las personas a nivel mundial son creyentes, es normal que aquí ocurra lo mismo, por eso veremos más comentarios en contra que a favor, pero la verdad no es cuestión de mayorías, es tan respetable alguien que crea en un dios, como que crea en enanitos del bosque, por eso no me queda la menor duda que un creyente no puede ser muy inteligente.