Tendencias21
Los incendios forestales se propagan como las olas de los estadios de fútbol

Los incendios forestales se propagan como las olas de los estadios de fútbol

Una investigación sobre el fenómeno de la ola que se desencadena en los partidos de fútbol más emocionantes ha podido determinar que estos comportamientos se corresponden con los de las células cardiacas y con la propagación de los incendios forestales, lo que desvela una interesante correspondencia entre algunos comportamientos grupales y los fenómenos biológicos. Por Raúl Morales.

Los incendios forestales se propagan como las olas de los estadios de fútbol

La ola que desde el Mundial de Fútbol de México en 1986 se practica en los estadios de fútbol sigue un modelo que se aplica al funcionamiento de las células cardiacas y a la propagación de los incendios forestales, según una investigación realizada por Tamàs Vicsek, profesor de la Universidad de Budapest (Hungría), donde dirige un equipo de investigación en física biológica.

Analizando el desarrollo de 14 olas de estadios de más de 50.000 espectadores, esta investigación ha podido determinar que la onda humana se desplaza generalmente en el sentido de las agujas del reloj a una velocidad de 12 metros por segundo, equivalentes a unos veinte asientos por segundo. La longitud de onda es de 6 a 12 metros, equivalentes a 15 asientos, y para que se desencadene basta con que treinta espectadores la inicien.

Partiendo de estos datos, los físicos húngaros elaboraron un modelo que reproduce las principales características de las olas de los estadios y han comprobado que este modelo es similar al utilizado para simular los movimientos del músculo cardiaco o la propagación de los incendios forestales.

Si se establece una analogía, cada espectador del estadio actúa como lo hace una célula cardiaca o un árbol, considerados como una entidad excitable que pasa de un estado activo (cuando eleva los brazos) a otro pasivo (a la espera de que la ola termine su paseo por las butacas).

Igual que en biología

Al igual que en la biología, el estado de espectador del fútbol depende del de sus vecinos, ya que cuando los espectadores activos superan un umbral, el espectador de referencia se activa espontáneamente y se levanta para mantener el curso de la ola.

Este modelo distingue tres estados diferentes, el activo (levantar los brazos), el refractario (esperar a que la onda pase) y el excitable (disposición a jugar a la ola). Al mismo tiempo, el modelo reproduce las variables de los comportamientos de cada individuo según las probabilidades de transición de uno de estos estados al otro, y así sucesivamente.

El modelo ha podido determinar que una ola nace cuando los espectadores alcanzan un estado de ánimo apropiado que se corresponde con el momento emocional del partido y que presupone que los espectadores no están ni sobreexcitados ni fatigados. La ola se desencadena cuando el partido alcanza un momento emocional culminante.

El modelo simula el nacimiento de la ola y reproduce, a partir de parámetros como el tiempo de reacción de un espectador a su entorno y la concentración de vecinos activados en una zona concreta, las olas observadas y grabadas en vídeo, lo que otorga una gran autenticidad al modelo.

La experiencia, que desvela una interesante correspondencia entre algunos comportamientos grupales y los fenómenos biológicos, debe ser útil para el control de multitudes y gestión de masas en acontecimientos deportivos.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Tener hijos cambia permanentemente los huesos de las madres de los primates 5 noviembre, 2022
    Las madres de los primates tienen huesos que están menos concentrados en magnesio, calcio y fósforo que otras hembras debido al embarazo y la lactancia. El esqueleto responde dinámicamente a los cambios en el estado reproductivo, según un estudio.
    NYU/T21
  • Los neandertales se extinguieron por hacer el amor, y no la guerra 4 noviembre, 2022
    Una nueva investigación sugiere que tener sexo con el Homo sapiens habría terminado con los neandertales, y no grandes guerras o enfrentamientos con animales feroces. Al parecer, el mestizaje con nuestros ancestros podría haber dado como resultado que muy pocos neandertales se cruzaran entre sí, lo que llevó a la extinción.
    Pablo Javier Piacente
  • Un nuevo estudio cuestiona la hipótesis del Big Bang 4 noviembre, 2022
    Un nuevo estudio plantea que la inflación cósmica, un punto en la infancia del Universo cuando el espacio-tiempo se expandió exponencialmente y que es crucial en la teoría del Big Bang, podría descartarse rápidamente como posibilidad a partir de nuevos descubrimientos. Estos hallazgos serían posibles en las próximas décadas, de la mano de un gran […]
    Pablo Javier Piacente
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 4 noviembre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 4 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Científicos y teólogos alemanes se suman a la rebelión científica por la inacción climática 4 noviembre, 2022
    “Salvemos la creación” de la catástrofe climática es el grito de relevantes figuras de la iglesia católica alemana que se han unido a la rebelión científica en Múnich pidiendo una nueva alianza entre la ciencia y la fe.
    Alberto Coronel/Agnès Delage
  • Se avecinan tiempos muy excitantes para la astronomía 4 noviembre, 2022
    El detector IceCube, situado bajo la capa de hielo antártico, ha identificado una galaxia que está a 47 millones de años luz como origen de los neutrinos de alta energía, sugiriendo así que los núcleos activos de galaxias no solo emiten rayos cósmicos, sino también estos mensajeros cósmicos que contienen los secretos del universo.
    SMC/T21
  • Sigue la búsqueda del cerebro de Albert Einstein 3 noviembre, 2022
    Partes del cerebro de Einstein, dividido luego de su fallecimiento en 1955, siguen desaparecidas: su hallazgo sería crucial para determinar finalmente si el cerebro del genial físico era diferente al del resto de los mortales y por qué.
    Pablo Javier Piacente
  • Un nuevo cohete chino fuera de control amenaza a la Tierra 3 noviembre, 2022
    China permitirá una vez más que un cohete fuera de control caiga del cielo, concretamente este 4 de noviembre: no es la primera vez que una etapa del cohete Long March 5B puede caer sobre un área poblada. La estructura, de 21 toneladas métricas, ha comenzado un reingreso descontrolado y potencialmente peligroso a la atmósfera […]
    Pablo Javier Piacente
  • La reproducción en ratones responde a criterios de calidad neuronal y la agresión a la cantidad 3 noviembre, 2022
    El cerebro del ratón dispone de una puerta que regula la activación de neuronas según se precise aparearse con una hembra o atacar a otro macho: en el primer caso opta por la calidad, en el segundo por la cantidad de neuronas implicadas.
    Eduardo Martínez de la Fe