Tendencias21
COLUMNA: El trasfondo de la crisis política en Cataluña

COLUMNA: El trasfondo de la crisis política en Cataluña

No hace muchos años, los catalanes tenían una actitud un tanto flexible acerca de su identidad. Una mayoría reconocía que se sentían por igual catalanes y españoles. Una minoría se consideraba exclusivamente catalana, mientras otra todavía menor tozudamente declaraba ser solamente española.  Esta estabilidad se debía a que una parte notable de la población catalana […]

El artículo COLUMNA: El trasfondo de la crisis política en Cataluña fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Joaquín Roy. Crédito: Cortesía del autor

Joaquín Roy. Crédito: Cortesía del autor

Por Joaquín Roy
BARCELONA, Jan 28 2014 (IPS)

No hace muchos años, los catalanes tenían una actitud un tanto flexible acerca de su identidad. Una mayoría reconocía que se sentían por igual catalanes y españoles. Una minoría se consideraba exclusivamente catalana, mientras otra todavía menor tozudamente declaraba ser solamente española. 

Esta estabilidad se debía a que una parte notable de la población catalana tiene orígenes inmigratorios. De ahí que el modelo de “nación” adoptado ha sido el liberal, abierto, “americano/francés”, en contraste con el étnico.

Esta flexibilidad y cierta ambigüedad que explicaba la relativa estabilidad, sobre todo en comparación con la vasca, ha saltado en añicos.

¿Qué ha provocado que apenas en un par de décadas, de 15 por ciento que se reconocía declaradamente como independentista se haya pasado a rebasar de largo 50 por ciento que votarían por la secesión en un referéndum, y un tercio más de indecisos?

Simplemente, ha sucedido que una parte notable de la ciudadanía, de diversos estratos, ha perdido la paciencia. Se ha intentado todo para negociar con el gobierno central de España. Ahora se siente desilusión.

Constitucionalmente, Cataluña se ha comportado lealmente desde la transición que consolidó la democracia al final de los años 70. Las fuerzas políticas catalanas cumplieron con su parte del guión para redactar y aprobar la Constitución española, en 1978, y el razonable Estatuto de Autonomía catalán, un año después.

Tanto los conservadores como los nacionalistas moderados de la coalición formada por los liberales de Convergència i Unió (CiU, el partido forjado por Jordi Pujol) y los democratacristianos de Unió (ensamblados en CiU), excomunistas

(PSUC-ICV) y explícitamente independentistas de Esquerra Republicana (ER), además de los socialistas del Partit dels Socialistes Catalans (PSC), hicieron bien las tareas.

Todos se mostraron como modelo de convivencia que contribuyó a evitar que las demandas que habían presentado fueran envenenadas de violencia, y mucho menos de muestras de terrorismo, como desgraciadamente había sucedido en el País Vasco.

Los políticos catalanes y las fuerzas sociales parecían cumplir con el tradicional “pactismo”  que les caracteriza, parte de los mitos esenciales sobre su identidad. Se trataba de conseguir aproximadamente 50 por ciento de las reclamaciones, en lugar de presionar por una utópica recompensa, en un todo o nada que nada resolvería.

Esta estrategia ha fracasado.

Aunque las reivindicaciones de carácter fiscal (una mejora en el reparto y las contribuciones del Estado) siguieron siendo parte fundamental del persistente problema, se fue posicionando el sentimiento creciente del no reconocimiento de lo que se llama el “hecho diferencial”.

La posibilidad de la doble lealtad “nacional” (hacia España y Cataluña) y mucho menos la exclusiva reverencia a una esencia catalana, en desmedro de la española, se rechazaba de plano.

Este obstáculo proviene de lo que se llamó la solución del “café para todos”, como es tradicional al final de una cena.

Ante la reclamación de una autonomía para las “regiones” históricas (definidas ambiguamente en el texto constitucional como “nacionalidades”), se creyó en los momentos álgidos de la transición de la dictadura a la democracia, que el problema se resolvería con la concesión de 17 autonomías, una subdivisión de apariencia cuasi federal (sin serlo en estricto sentido), sin consideración alguna por las diferencias.

Cataluña y el País Vasco se sintieron oficialmente aludidos de forma explícita, ya que por su historia y tradición jurídica (ya habían disfrutado de privilegios autonómicos en el pasado) se merecían un trato especial.

Pasaron los años y el “Estado de las autonomías” sobrevivió. Pero en Cataluña la solución apareció no conmensurable con los anhelos de una mayor libertad de acción, aunque siempre dentro del sistema constitucional.

Cuando los electores catalanes, impecablemente, mediante votaciones en su Parlament, con el referendo del Congreso español, pactaron un texto de un estatuto renovado en 2006, durante el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011), el entonces opositor Partido Popular irresponsablemente le endosó el problema al Tribunal Constitucional.

Este máximo ente, que dictamina sobre la bondad de las leyes fundamentales, al examinar diversos aspectos de contenido potencialmente polémico del nuevo estatuto, se cebó en la emblemática palabra “nación”.  En su sentencia de junio de 2010, consideró que los catalanes no tenían el derecho a considerarse, libre y democráticamente, “nación”.

La protesta que estalló en Barcelona en el verano boreal de ese año fue impresionante. Insólitamente, se comprobaba que el tejido social de los demandantes había comenzado a capturar sectores políticos, sociales y económicos que no se consideraban hasta entonces proclives al activismo contra el orden establecido.

El centrismo de coaliciones como CiU, en el poder autonómico desde la transición democrática salvo el periodo 2003-2010, se situó en un terreno común con la izquierda que capturó el poder en los años del llamado “tripartido” (formado por socialistas del PSC, republicanos independentistas de ER, y los sucesores de los partidos marxistas).

La arrogante reacción del sistema liderado por el gobernante Partido Popular fue ignorar el ruido de la calle. El resultado fue aumentar el potencial voto independentista y acrecentar todavía más el grado de las demandas, por encima del prudente autonomismo, tanto en el terreno económico, como sobre todo en el político.

Joaquín Roy es catedrático Jean Monnet y director del Centro de la Unión Europea de la Universidad de Miami (jroy@Miami.edu).

El artículo COLUMNA: El trasfondo de la crisis política en Cataluña fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/01/columna-el-tras…

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente