Tendencias21
Corrientes eléctricas inocuas aplicadas al cerebro inducen los sueños lúcidos

Corrientes eléctricas inocuas aplicadas al cerebro inducen los sueños lúcidos

Los soñadores lúcidos son aquellos capaces de despertarse dentro de sus propios sueños, e incluso de controlar lo que están soñando. Un equipo de científicos alemanes ha descubierto que esta capacidad se puede inducir de manera artificial: mediante la aplicación de corrientes eléctricas inocuas de tipo gamma en ciertas regiones del cerebro. Otros especialistas han señalado técnicas de entrenamiento que potencian la vigilia dentro de los sueños. Por Yaiza Martínez.

Corrientes eléctricas inocuas aplicadas al cerebro inducen los sueños lúcidos

Durante la vigilia, somos conscientes de nosotros mismos, algo que no sucede durante el sueño. Sin embargo, hay individuos que son “soñadores lúcidos”, lo que significa que tienen la capacidad de darse cuenta, dentro del propio sueño, de que están soñando.

Estos soñadores tienen acceso a sus recuerdos durante los sueños, pueden realizar acciones dentro de sus sueños a voluntad, y son conscientes de sí mismos mientras sueñan, siempre en el mismo estado durmiente y sin llegar a despertarse.

Aunque no se sabe muy bien cómo los soñadores lúcidos pueden “despertarse” dentro de sus sueños, un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Johann Wolfgang Goethe, de Alemania, ha revelado que estos peculiares sueños se pueden inducir artificialmente, mediante la aplicación de corrientes eléctricas inocuas de tipo gamma en las zonas del cerebro temporal y frontal.

“El sueño lúcido es un estado híbrido en el que estas partes fronto-temporales se comportan de manera similar a su estado en vigilia, mientras que las partes posteriores permanecen en fase REM (una etapa de sueño con movimientos oculares rápidos)”, explica Ursula Voss, una de las autoras del trabajo, en declaraciones recogidas por la agencia Sinc. Los resultados de la presente investigación han sido publicados por la revista Nature Neuroscience.

Sueños lúcidos y cerebro

Estudios anteriores ya habían demostrado a nivel neurofisiológico que durante los sueños lúcidos se produce un incremento de las ondas gamma en el cerebro –a una frecuencia de unos 40 Hz–, precisamente en las regiones temporales y frontales.

Más concretamente, una investigación realizada en 2012 con la técnica de tomografía de resonancia magnética o MRT y con soñadores lúcidos, reveló que cuando se alcanza la conciencia lúcida dentro de los sueños, se activa una red cortical específica, constituida por la corteza prefrontal dorsolateral derecha, las regiones frontopolares y el precúneo, que es una parte del lóbulo parietal superior del cerebro que ha sido vinculada con la autopercepción.

Dado que todas estas regiones cerebrales están relacionadas con funciones autorreflexivas, este otro estudio sirvió, además de para conocer el funcionamiento del cerebro durante los sueños lúcidos, para comprender mejor la base neurológica de la conciencia humana, señalaron sus autores, de la Sociedad Max Planck para el Avance de la Ciencia (MPG) de Alemania.

Cómo indujeron los sueños lúcidos

Al inicio de la presente investigación, Voss y sus colaboradores se preguntaron si la actividad gamma del cerebro era la causa o el efecto de los sueños lúcidos. Para tratar de averiguarlo, evaluaron la actividad neural y la experiencia de 27 participantes mientras dormían.

Después de que los voluntarios alcanzaran tres minutos de REM ininterrumpidos, los investigadores indujeron las estimulaciones eléctricas gamma a varias frecuencias en las regiones frontales y temporales.

Inmediatamente después, los científicos despertaron a los participantes y les pidieron que calificaran la consciencia de su sueño mediante un sistema llamado LuCiD, un método que consiste en una escala de valoración de ocho factores, tres de los cuales están presentes durante los sueños lúcidos: el reconocimiento del propio sueño, el control de su trama y la disociación, es decir, verse a sí mismo desde el exterior.

Los resultados revelaron que solo las frecuencias gamma de 40 Hz, y en menor medida las de 25 Hz, potenciaban la aparición de este tipo de sueños, de nuevo según Sinc.

Voss destaca que en los pacientes postraumáticos que sufren pesadillas, los sueños lúcidos podrían resultar postivos, pues permiten mantenerse en estado REM, lo que ayuda a la recuperación. “Pero para el resto de personas son solo una diversión”, añade.

Corrientes eléctricas inocuas aplicadas al cerebro inducen los sueños lúcidos

Cómo entrenar para tener sueños lúcidos

La utilización del adjetivo «lúcido» para los sueños fue introducido en 1867 por el escritor, sinólogo y especialista en sueños francés Léon d’Hervey de Saint-Denys, en su obra Los sueños y cómo controlarlos.

Los expertos aseguran que estos sueños suelen ser más frecuentes en niños de seis a siete años, pero su incidencia disminuye a partir de los 17. Después de esa edad, es cuestión de entrenamiento.

¿Pero cómo se entrena para tener sueños lúcidos? El psicólogo alemán Paul Tholey ideó una técnica para inducir sueños lúcidos, que consiste en preguntarse continuamente, mientras estamos despiertos, si en realidad estamos despiertos o dormidos.

Este ejercicio, realizado con la mayor frecuencia posible cada día (Tholey recomendaba entre cuatro y cinco veces), genera un hábito que luego puede repetirse espontáneamente dentro de los sueños.

Otras técnicas de entrenamiento recomendadas son intentar recordar los propios sueños, con todos los detalles posibles (llevar un diario de estos) o estar pendiente, dentro de los sueños, de objetos o cosas que puedan recordarnos que estamos soñando.

Referencia bibliográfica:

Ursula Voss, Romain Holzmann, Allan Hobson, Walter Paulus, Judith Koppehele-Gossel, Ansgar Klimke y Michael A Nitsche. Induction of self awareness in dreams through frontal low current stimulation of gamma activity. Nature Neuroscience (2014). DOI: 10.1038/nn.3719.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente