Tendencias21
El cerebro se reorganiza durante los vuelos espaciales

El cerebro se reorganiza durante los vuelos espaciales

En los vuelos espaciales de larga duración, los astronautas experimentan una reorganización cerebral, pero no se produce neurodegeneración. Además, adquieren nuevas habilidades motoras y mejoran el equilibrio y la coordinación.

Un grupo internacional de investigadores ha logrado demostrar que en los vuelos espaciales extensos no se produce neurodegeneración en los astronautas, tal como sostenían muchas teorías hasta hoy. El estudio, publicado en la revista Science Advances y que resume un artículo de Phys.org, indica que una de las principales consecuencias es una reorganización cerebral, junto a una pequeña pérdida de agudeza visual.

Aunque investigaciones previas habían confirmado que los astronautas pueden sufrir degeneración ósea y muscular por efecto del fenómeno de caída libre, el nuevo trabajo constata que estas consecuencias no se repiten en el área cerebral. Sin embargo, los viajes espaciales largos sí generan una reorganización del cerebro, un reacomodamiento de la estructura con el propósito de adaptarse a las nuevas exigencias.

Los científicos llegaron a estas conclusiones luego de realizar un estudio con 11 astronautas rusos, que desarrollaron sus funciones durante 6 meses en la Estación Espacial Internacional. Los análisis se efectuaron con anterioridad a la misión, después de la misma y a los 7 meses de haber regresado a la superficie terrestre. Los especialistas utilizaron técnicas de resonancia magnética de difusión.

Esta tipología de resonancia magnética tiene la particularidad de poder registrar múltiples escaneos en cada sesión. Además, cada uno de los escaneos puede programarse para estudiar diferentes aspectos, enriqueciendo así la labor investigativa. En cada intervención con los astronautas rusos, los expertos obtuvieron más de 150 escaneos. Toda esta información permitió llegar a conclusiones más exactas y mejor fundamentadas, en un aporte fundamental para futuras misiones espaciales.

Reorganización y reorientación cerebral

Entre los resultados obtenidos, los científicos destacaron que el cerebro solamente se reorienta en ocasión de un vuelo espacial extenso. Esta reorganización cerebral no lleva a consecuencias negativas como la muerte de neuronas, sino únicamente a una ligera relocalización de la estructura en diferentes partes del cráneo, con el propósito de adaptarse a las nuevas condiciones de vida.

Además, los expertos comprobaron que el mecanismo de adaptación también conlleva consecuencias positivas, como por ejemplo la adquisición de nuevas habilidades motoras y una notable optimización de condiciones como el equilibrio y la coordinación. Lógicamente, esto muestra la increíble plasticidad neuronal del cerebro humano, que es capaz de adaptarse prácticamente a cualquier circunstancia.

Al mismo tiempo, los responsables del estudio expresaron que la comparación de los escaneos con resonancia magnética de difusión muestra que las condiciones del cerebro regresan rápidamente a la normalidad a los pocos meses de volver a la Tierra. Concretamente, en el caso de los astronautas rusos la estructura cerebral volvió a las mismas condiciones previas al viaje en un período de aproximadamente 7 meses desde el regreso a la superficie terrestre.

Por otra parte, los investigadores verificaron que se registra una leve pérdida de agudeza visual, como se había insinuado en estudios previos. La causa es la acumulación de líquido detrás de los ojos. Más allá de todo esto, los científicos destacaron la importancia de estudiar este tipo de cuestiones, teniendo en cuenta que en las próximas décadas es probable que se registre un incremento en las misiones y vuelos espaciales de larga duración.

Referencia

Macro- and microstructural changes in cosmonauts’ brains after long-duration spaceflight. Steven Jillings, Angelique Van Ombergen et al. Science Advances (2020).DOI:https://doi.org/10.1126/sciadv.aaz9488

Foto: Brian McGowan. Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente