Tendencias21

El cerebro toma el ritmo de la música automáticamente

El sentido del ritmo sólo está en nuestro cerebro, el de los humanos, y además es inconsciente. Una investigadora de Países Bajos ha demostrado que para coger el ritmo de una canción no hace falta escuchar con atención ni tener formación musical, aunque ambas cosas ayudan. Además, coger el ritmo no significa que se pueda bailar a su son.

El cerebro toma el ritmo de la música automáticamente

El sentido del ritmo es una característica exclusivamente humana. La científica en Cognición Musical Fleur Bouwer ha descubierto con escáneres cerebrales que el sentido del ritmo -también conocido como el compás- es tan fundamental para los seres humanos que reconocemos patrones en la música incluso sin prestar ninguna atención o recibir ningún tipo de formación.

Sobre la base de estos hallazgos, Bouwer obtendrá su doctorado en la Universidad de Ámsterdam (Países Bajos) el miércoles 8 de junio, informa la institución en una nota.

Lo que la mayoría de la gente llama el sentido del ritmo -el mecanismo que nos permite dar palmas o bailar al son de la música- es una habilidad intangible exclusiva de los seres humanos. Por ejemplo, imagine el cilindro de un organillo antes de colocarlo. En él se puede ver exactamente qué tonos se reproducirán y por cuánto tiempo serán audibles.

Sin embargo, la regularidad del ritmo no se puede leer en el cilindro. Este ritmo existe sólo en nuestras cabezas, donde nuestro cerebro reconoce patrones en los sonidos. Esto nos ayuda a predecir la música, lo que nos permite sincronizar nuestras acciones con ella, es decir, bailar, aplaudir, cantar o tocar el violín.

Los seres humanos son la única especie que reconoce estos patrones y los científicos sospechan que un desarrollo evolutivo está en la raíz. La música puede funcionar como lubricante social dentro de una comunidad y el sentido del ritmo nos permite hacer música con otros, o balancearnos de un lado a otro en las gradas de un estadio de fútbol.

Durante cinco años, Fleur Bouwer sondeó las profundidades del sentido humano del ritmo con el fin de trazar los procesos cerebrales fundamentales que se encuentran en sus raíces. Descubrió que tanto el entrenamiento -es decir, las clases de música- como la concentración -es decir, prestar atención a la música- no es necesarios para reconocer el ritmo.

Incluso los cerebros de los oyentes no entrenados pueden reconocer el ritmo de una pieza de música, aunque se esté realizando una tarea completamente diferente.

Parkinson

Sin embargo, la estudiante de doctorado querría evitar un malentendido: el hecho de que casi todo el mundo sea capaz de reconocer el ritmo musical no significa que todo el mundo puede bailar a ese ritmo. «Esto requiere habilidades motoras más complejas que la capacidad de reconocer el ritmo, y, lamentablemente, estas habilidades no son tan universales a los seres humanos como el sentido del ritmo.»

A pesar de que la formación y la atención no son necesarios para coger el ritmo, sí ayudan. Los músicos profesionales han demostrado ser mejores que la gente normal prediciendo notas de un ritmo basándose en el ritmo que reconocen en un extracto de música. Esta capacidad era más fuerte cuando los músicos se concentraban duramente.

Bouwer explica: «Mis resultados muestran que, en cierta medida, el sentido del ritmo es un proceso cerebral fundamental que se desarrolla de manera inconsciente. Sin embargo, el entrenamiento puede también ayudar a hacer predicciones basadas en el ritmo. Esto es útil cuando se reproduce música o se baila».

Bouwer espera que el conocimiento de la percepción musical en última instancia pueda ser utilizado para ayudar a la gente. «Los escáneres cerebrales muestran actividad en las redes motoras cuando la gente escucha música con un ritmo claramente discernible. Me parece particularmente interesante. Tal vez con el tiempo podamos utilizar esta relación entre la experiencia musical y el sistema motor para ayudar a las personas con trastornos del sistema motor, como la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, antes de explorar esta posibilidad, debemos tener una mejor comprensión de los procesos fundamentales. Mi investigación contribuye a ello».

El 7 de junio se llevará a cabo un simposio con motivo de la concesión del doctorado de Bouwer, en el que científicos internacionales compartirán nuevos conocimientos sobre el sentido del ritmo y el cerebro.

Referencia bibliográfica:

Ms F.L. Bouwer: What Do We Need to Hear a Beat? The Influence of Attention, Musical Abilities, and Accents on the Perception of Metrical Rhythm. Supervisor: H.J. Honing. Co-supervisor: J.A. Grahn (University of Western Ontario).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia