Tendencias21
El fracturamiento hidráulico en los pozos de gas es nocivo para la salud humana

El fracturamiento hidráulico en los pozos de gas es nocivo para la salud humana

Ingenieros e investigadores de la University of Colorado Denver, Estados Unidos, han logrado determinar a través de un reciente estudio que las emisiones hacia la atmósfera que se registran cerca de sitios de fracturamiento hidráulico o fracking en pozos gasíferos podrían conllevar un riesgo para la salud de las personas ubicadas en las áreas circundantes. Las emisiones, que contienen hidrocarburos como el benceno, contribuirían contribuir al surgimiento de problemas de salud agudos y crónicos. Por Pablo Javier Piacente.

El fracturamiento hidráulico en los pozos de gas es nocivo para la salud humana

Una investigación desarrollada en la Colorado School of Public Health, perteneciente a la University of Colorado Denver de Estados Unidos, ha permitido constatar que las tareas de fracturamiento hidráulico en pozos gasíferos dan lugar a la generación de emisiones contaminantes capaces de provocar diferentes problemas de salud en la población cercana a los yacimientos. La contaminación del aire puede incrementar el surgimiento de patologías agudas y crónicas, debido a los efectos provocados por el benceno y otras sustancias.

El fracking o fracturamiento hidráulico es una práctica que se emplea en muchos yacimientos de gas en todo el mundo, para lograr extraer con mayor facilidad los recursos no convencionales, que se encuentran a grandes profundidades y bajo rocas de gran dureza. Sin embargo, distintas organizaciones ecologistas y otros actores sociales siempre han criticado el posible impacto negativo de estas prácticas sobre el medio ambiente y la salud humana.

Según Lisa McKenzie, autora principal del estudio y directora del grupo de investigación, los datos recogidos muestran que es imprescindible incluir el tema de la contaminación del aire en el debate sobre el desarrollo del gas natural, sobre todo cuando deben realizarse tareas de fracturación hidráulica.

El mencionado estudio será publicado en una próxima edición de la revista especializada Science of the Total Environment, y ha sido difundido a través de una nota de prensa de la University of Colorado Denver, un artículo de Science Daily y un post de erierising.com, que recoge el informe titulado «Human Health Risk Assessment of Air Emissions from Development of Unconventional Natural Gas Resources».

Datos concretos

La investigación incluye tres años de trabajo, en los cuales se hallaron una serie de hidrocarburos potencialmente tóxicos en el aire en cercanía de los pozos, incluyendo benceno, etilbenceno, tolueno y xileno. El benceno ha sido identificado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos como un fuerte carcinógeno, mientras que la información sobre la toxicidad de otros productos químicos hallados es aún limitada.

Los especialistas sostienen que los resultados del estudio muestran que los impactos en la salud de las emisiones al aire debido a la explotación de gas natural bajo técnicas de fracturación hidráulica es mayor para los residentes que viven cerca de los pozos. El mayor impacto en la salud ocurre en un plazo relativamente corto después de la terminación del pozo.

Esto se debe a la exposición a trimetilbencenos, hidrocarburos alifáticos y xilenos, que en todos los casos tienen efectos negativos sobre aspectos neurológicos o sobre el sistema respiratorio, según el estudio. En un principio, estos efectos podrían incluir irritación en los ojos, dolores de cabeza, dolor de garganta y dificultad para respirar, pero podrían evolucionar con el tiempo hacia patologías más severas.

Según el informe que resume los resultados de la investigación, también se calcula un mayor riesgo de cáncer para las personas residentes en zonas cercanas a los pozos, en comparación con los pobladores que residen a mayor distancia. En ese marco, se destacó que el benceno es el principal contribuyente en el incremento del riesgo de cáncer.

La necesidad de reducir emisiones

La presente investigación se centró especialmente en las personas que viven a una distancia media de 800 metros de los pozos gasíferos en los cuales se llevan adelante técnicas de fracturación hidráulica, en respuesta a la rápida expansión del desarrollo del gas natural en la zona rural del Condado de Garfield, en el oeste de Colorado, Estados Unidos.

Estos trabajos se realizan en varias etapas, en las que las empresas hidrocarburíferas mezclan agua con productos químicos y arena para crear una solución destinada a inyectarse a alta presión en los yacimientos, simplificando así la extracción de los hidrocarburos no convencionales, en este caso la liberación del gas natural.

El Condado de Garfield pidió la colaboración de la Colorado School of Public Health para evaluar los potenciales impactos en la salud humana de los trabajos realizados en los pozos de la zona, concretamente en un sector con una población de alrededor de 5.000 personas. McKenzie y sus colaboradores utilizaron la metodología estándar de la EPA para estimar las repercusiones en la salud y concretamente el aumento en el riesgo de contraer cáncer debido a la exposición a los hidrocarburos.

El informe concluye que los riesgos son mayores para las personas que viven más cerca de los pozos, e insta a una inmediata reducción de las emisiones a la atmósfera. Al mismo tiempo, se continúa trabajando para estimar con mayor precisión la toxicidad de otros hidrocarburos asociados con el desarrollo del gas natural y la fracturación hidráulica.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente