Tendencias21

El ritmo de la respiración afecta a la memoria

Científicos de la Universidad de Northwestern en EEUU han descubierto por primera vez que el ritmo de la respiración puede mejorar nuestra capacidad de hacer juicios emocionales y nuestra memoria. Este efecto depende críticamente de si se inhala o exhala aire, y de si se respira por la nariz o por la boca, afirman.

El ritmo de la respiración afecta a la memoria

Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Northwestern en EEUU ha revelado que el ritmo de la respiración genera una actividad eléctrica en el cerebro humano que mejora los juicios emocionales y la memoria.

Este efecto de mejora depende críticamente de si se inhala o exhala aire, y de si se respira por la nariz o por la boca, señala asimismo el estudio, publicado por el Journal of Neuroscience.
 
En este, una serie de voluntarios fueron capaces de identificar el temor en una expresión facial más rápidamente si miraban dicha cara al respirar, en comparación con si la miraban al expirar.
 
Los individuos también fueron más propensos a recordar un objeto si lo veían mientras respiraban que cuando exhalaban. Este efecto desapareció si se respiraba por la boca.
 
«Una de las principales conclusiones de este estudio es que hay una diferencia dramática en la actividad cerebral en la amígdala y el hipocampo durante la inhalación, en comparación con la exhalación», explica una de las autoras de la investigación, la profesora de neurología de la Feinberg School of Medicine de la Universidad Northwestern Christina Zelano. «Cuando inspiras, estás estimulando neuronas de la corteza olfativa, la amígdala y el hipocampo, a través del sistema límbico».

Primer hallazgo
 
Los científicos detectaron por primera vez estas diferencias en la actividad cerebral al estudiar a siete pacientes con epilepsia que iban a ser sometidos a una cirugía cerebral.
 
Una semana antes de la cirugía, a los pacientes se les implantaron electrodos en los cerebros con el fin de identificar el origen de sus convulsiones. Esto permitió a los investigadores registrar datos electrofisiológicos directamente de sus cerebros.
 
Las señales eléctricas registradas mostraron que la actividad cerebral fluctuaba con la respiración, en áreas cerebrales donde se procesan las emociones, la memoria y los olores.

El hallazgo llevó a los científicos a preguntarse si las funciones cognitivas típicamente asociadas con estas áreas cerebrales -en particular el procesamiento del miedo y la memoria- también podrían verse afectadas por la respiración.

La amígdala está fuertemente ligada al procesamiento emocional, en particular a las emociones relacionadas con el miedo. Así que los científicos pidieron a unos 60 sujetos que tomaran decisiones rápidas sobre expresiones emocionales en el contexto del laboratorio, al tiempo que registraban su respiración.
 
Para ello, les presentaron imágenes de caras que mostraban expresiones de temor o sorpresa, y los sujetos debían indicar, lo más rápidamente posible, la emoción que expresaba cada cara.

Resultados obtenidos
 
Cuando vieron las caras presentadas durante la inhalación, los sujetos reconocieron el temor en ellas más rápidamente que cuando las caras les fueron presentadas durante la exhalación. Esto no funcionó igual para las caras que expresaban sorpresa.
 
Pero el efecto (la velocidad de reconocimiento del miedo en los rostros al inhalar) disminuyó cuando los participantes realizaron la misma tarea mientras respiraban por la boca.  

En un experimento dirigido a evaluar la función de la memoria – relacionada con el hipocampo- se mostró en una pantalla de ordenador, a los mismos voluntarios, imágenes de objetos y se les pidió que los recordaran. Más tarde, se les dijo que los trajeran a la memoria. Se constató así que los participantes los recordaban mejor si habían visto las imágenes durante la inhalación.

Los resultados implican que la respiración rápida puede conferir una ventaja cuando alguien se encuentra en una situación peligrosa: Cuando tenemos miedo, nuestra respiración se acelera, lo que implica que gastamos proporcionalmente más tiempo inhalando que en un estado de calma. Esto podría tener un impacto positivo en la función cerebral y dar lugar a tiempos de respuesta más rápidos ante estímulos peligrosos.

Por otro lado, los resultados obtenidos apuntan a que los mecanismos básicos de la meditación o de la respiración enfocada también pueden ser beneficiosos para el cerebro, ya que, al inhalar, en cierto sentido estaríamos sincronizando las oscilaciones cerebrales a través de la red límbica, ese grupo de estructuras cerebrales que dirigen nuestras emociones y nuestro comportamiento.

Referencia bibliográfica:
 
C. Zelano, H. Jiang, G. Zhou, N. Arora, S. Schuele, J. Rosenow, J. A. Gottfried. Nasal Respiration Entrains Human Limbic Oscillations and Modulates Cognitive Function. Journal of Neuroscience (2016). DOI: 10.1523/JNEUROSCI.2586-16.2016.
 
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los metamateriales pueden resolver ecuaciones a la velocidad de la luz 24 febrero, 2022
    La computación analógica basada en interacciones de ondas electromagnéticas con metamateriales ha hecho posible el diseño de un ordenador analógico óptico y compacto que puede resolver ecuaciones diferenciales casi al instante.
    N+1/T21
  • La criptografía cuántica funciona también a través del aire urbano 24 febrero, 2022
    Físicos rusos han probado con éxito la criptografía cuántica por el aire en un entorno urbano: combinaron equipos de seguridad de la información cuántica con tecnología de transmisión de datos por láser y evaluaron la influencia de las condiciones climáticas en la calidad de su sincronización.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Integran una neurona orgánica artificial en una planta viva 23 febrero, 2022
    Una neurona artificial confeccionada con transistores electroquímicos orgánicos es capaz de integrarse a una planta carnívora y crear sinapsis artificiales: a través de este circuito neuronal, puede “engañar” al vegetal y hacer que sus hojas se cierren, sin que ninguna presa esté lista para ser devorada. 
    Pablo Javier Piacente
  • Encuentran compuestos orgánicos en un planeta del cinturón de asteroides 23 febrero, 2022
    Un cráter ubicado en el planeta enano Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, presenta extrañas manchas blancas: los astrónomos sostienen que se trata de depósitos de sal y materia orgánica. La presencia de estos compuestos refuerza la posibilidad de que Ceres esté atravesado por un océano subterráneo, parte del cual aún podría […]
    Pablo Javier Piacente
  • Seguramente se producirán más erupciones en lugares como La Palma y Tonga 23 febrero, 2022
    Una investigación europea ha documentado que las diferencias de temperatura en el manto superior de la Tierra permiten anticipar qué volcanes entrarán en erupción, pero no en qué momento. El geofísico Javier Fullea, de la UCM, que participó en esa investigación, anticipa en esta entrevista que seguramente se producirán más erupciones en lugares como La […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un tercer continente euroasiático existió hace 50 millones de años 23 febrero, 2022
    Balkanatolia era un continente que existió hace 50 millones años separado de Europa y Asia. Hace de 34 a 40 millones de años se unió con sus dos vecinos, allanando el camino para el reemplazo de los mamíferos europeos por mamíferos asiáticos.
    Redacción T21
  • El Telescopio Webb podría detectar civilizaciones alienígenas por su nivel de contaminación del aire 22 febrero, 2022
    El nuevo Telescopio Espacial James Webb podría ser capaz de identificar otras civilizaciones con avance tecnológico, a través de la detección de las "huellas" de su contaminación atmosférica, como por ejemplo la presencia de clorofluorocarbonos (CFC). Las tecnofirmas podrían finalmente resolver el misterio: ¿estamos solos en el Universo o existen otros mundos con civilizaciones tecnológicas?
    Pablo Javier Piacente
  • Una enorme llamarada que estalló desde el otro lado del Sol presagia futuras tormentas geomagnéticas 22 febrero, 2022
    Una colosal llamarada solar impactó con fuerza en el espacio hace pocos días: aunque en este caso no alcanzó a la Tierra por registrarse en el otro lado del Sol, podría presagiar futuras tormentas geomagnéticas que impacten en nuestro planeta cuando la región solar activa gire hacia nosotros.
    Pablo Javier Piacente