Tendencias21

Información suministrada directamente al cerebro para navegar por los mundos virtuales

Investigadores de la Universidad de Washington (EEUU) han conseguido que un grupo de personas controle un juego de ordenador a partir solo de la información que recibían directamente en sus cerebros, a través de una tecnología llamada estimulación magnética transcraneana (EMT). Estos resultados son un primer paso hacia la interacción de los humanos con realidades virtuales a través solo de la estimulación cerebral directa, pero a la larga podrían tener otras aplicaciones.

Información suministrada directamente al cerebro para navegar por los mundos virtuales

En la película Matrix, Keanu Reeves (en el papel de Neo) conecta su cerebro directamente a un mundo virtual que unas máquinas inteligentes han diseñado para esclavizar a la humanidad. Ahora, en la realidad, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington (EEUU) ha dado un primer paso hacia la interacción de los humanos con realidades virtuales a través solo de la estimulación cerebral directa.

En un artículo publicado en la revista Frontiers in Robotics and AI, los científicos describen la primera demostración de unos seres humanos jugando un juego de ordenador simple y bidimensional usando sólo dicha estimulación, es decir, sin depender de las señales sensoriales habituales en estos entretenimientos, como la vista, la audición o el tacto.

En el juego, los participantes tenían que recorrer 21 laberintos diferentes, avanzando o no, en función de si veían o no un fosfeno, esto es, una mancha luminosa normalmente causada mediante estimulación mecánica, eléctrica o magnética de la retina o de la corteza visual del cerebro. Un ejemplo de fosfeno son los patrones luminosos que se ven al frotar los párpados con bastante presión.  

La novedad del experimento radicaba en que dicho fosfeno fue generado mediante estimulación magnética transcraneana (EMT), que es una forma no invasiva de estimulación de la corteza cerebral que permite la estimulación del tejido nervioso, sin dolor, e interferir de forma controlada en la actividad normal del cerebro.

Un 92% de aciertos

«Hoy día, la realidad virtual se experimenta través de pantallas, auriculares y gafas, pero en última instancia es el cerebro el que crea esa realidad», explica Rajesh Rao, autor principal del presente estudio y director del Center for Sensorimotor Neural Engineering de la Universidad de Washington.

«La pregunta fundamental que pretendíamos responder era: ¿Puede el cerebro hacer uso de la información artificial suministrada directamente al cerebro para navegar por un mundo virtual o hacer tareas útiles sin otra entrada sensorial? La respuesta es sí», asegura Rao.

Con este sistema, los cinco participantes en la prueba realizaron los movimientos correctos en los laberintos el 92% de las veces, tras recibir las señales a través de la estimulación cerebral directa, en comparación con el 15% de las veces que acertaron cuando no recibieron esa orientación.

Además, con la práctica, los sujetos también mejoraron en la tarea de navegación, lo que sugiere que fueron capaces de aprender a detectar mejor los estímulos suministrados directamente a sus cerebros.

Implicaciones y aplicaciones

Para Rao y su equipo, estos resultados demuestran que información novedosa sobre los mundos virtuales generados por ordenador puede ser codificada con éxito y suministrada de manera no invasiva al cerebro humano para que éste resuelva tareas útiles.

Para ello, basta con aplicar una tecnología comúnmente usada en neurociencia para el estudio del funcionamiento d el cerebro para transmitir información procesable al cerebro directamente.

En este experimento se utilizó información binaria –la presencia o no de un fosfeno- para que los jugadores supieran si había un obstáculo delante de ellos en el laberinto. En el mundo real, este tipo de señal simple podría ayudar a las personas ciegas o con impedimentos visuales a recorrer espacios.

Ahora, el equipo está investigando cómo la alteración de la intensidad y localización de la estimulación cerebral directa puede crear percepciones visuales y sensoriales más complejas, y que actualmente son difíciles de replicar en realidad aumentada o virtual.

Referencia bibliográfica:

Darby M. Losey, Andrea Stocco, Justin A. Abernethy, Rajesh P. N. Rao. Navigating a 2D Virtual World Using Direct Brain Stimulation. Frontiers in Robotics and AI  (2016). DOI: 10.3389/frobt.2016.00072.
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los metamateriales pueden resolver ecuaciones a la velocidad de la luz 24 febrero, 2022
    La computación analógica basada en interacciones de ondas electromagnéticas con metamateriales ha hecho posible el diseño de un ordenador analógico óptico y compacto que puede resolver ecuaciones diferenciales casi al instante.
    N+1/T21
  • La criptografía cuántica funciona también a través del aire urbano 24 febrero, 2022
    Físicos rusos han probado con éxito la criptografía cuántica por el aire en un entorno urbano: combinaron equipos de seguridad de la información cuántica con tecnología de transmisión de datos por láser y evaluaron la influencia de las condiciones climáticas en la calidad de su sincronización.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Integran una neurona orgánica artificial en una planta viva 23 febrero, 2022
    Una neurona artificial confeccionada con transistores electroquímicos orgánicos es capaz de integrarse a una planta carnívora y crear sinapsis artificiales: a través de este circuito neuronal, puede “engañar” al vegetal y hacer que sus hojas se cierren, sin que ninguna presa esté lista para ser devorada. 
    Pablo Javier Piacente
  • Encuentran compuestos orgánicos en un planeta del cinturón de asteroides 23 febrero, 2022
    Un cráter ubicado en el planeta enano Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, presenta extrañas manchas blancas: los astrónomos sostienen que se trata de depósitos de sal y materia orgánica. La presencia de estos compuestos refuerza la posibilidad de que Ceres esté atravesado por un océano subterráneo, parte del cual aún podría […]
    Pablo Javier Piacente
  • Seguramente se producirán más erupciones en lugares como La Palma y Tonga 23 febrero, 2022
    Una investigación europea ha documentado que las diferencias de temperatura en el manto superior de la Tierra permiten anticipar qué volcanes entrarán en erupción, pero no en qué momento. El geofísico Javier Fullea, de la UCM, que participó en esa investigación, anticipa en esta entrevista que seguramente se producirán más erupciones en lugares como La […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un tercer continente euroasiático existió hace 50 millones de años 23 febrero, 2022
    Balkanatolia era un continente que existió hace 50 millones años separado de Europa y Asia. Hace de 34 a 40 millones de años se unió con sus dos vecinos, allanando el camino para el reemplazo de los mamíferos europeos por mamíferos asiáticos.
    Redacción T21
  • El Telescopio Webb podría detectar civilizaciones alienígenas por su nivel de contaminación del aire 22 febrero, 2022
    El nuevo Telescopio Espacial James Webb podría ser capaz de identificar otras civilizaciones con avance tecnológico, a través de la detección de las "huellas" de su contaminación atmosférica, como por ejemplo la presencia de clorofluorocarbonos (CFC). Las tecnofirmas podrían finalmente resolver el misterio: ¿estamos solos en el Universo o existen otros mundos con civilizaciones tecnológicas?
    Pablo Javier Piacente
  • Una enorme llamarada que estalló desde el otro lado del Sol presagia futuras tormentas geomagnéticas 22 febrero, 2022
    Una colosal llamarada solar impactó con fuerza en el espacio hace pocos días: aunque en este caso no alcanzó a la Tierra por registrarse en el otro lado del Sol, podría presagiar futuras tormentas geomagnéticas que impacten en nuestro planeta cuando la región solar activa gire hacia nosotros.
    Pablo Javier Piacente