Tendencias21
Encuentran un micro-continente oculto en el Índico

Encuentran un micro-continente oculto en el Índico

Bajo las islas del océano Índico Reunión y Mauricio se esconde un micro-continente que se originó por desprendimiento hace unos 60 millones de años, mientras Madagascar y la India se separaban. La existencia de Mauritia ha sido desvelada gracias al análisis de la lava de la playa de isla Mauricio, que contenía piedras semi-preciosas arrastradas por la lava en el momento del desprendimiento del micro-continente, hace millones de años.

Encuentran un micro-continente oculto en el Índico

Las islas Reunión y Mauricio, ambas situadas en el océano Índico, son destinos turísticos bien conocidos en los que se ha hecho un interesante descubrimiento.

Al parecer, estas islas esconden un micro-continente, bautizado como Mauritia, originado por desprendimiento hace unos 60 millones de años, mientras Madagascar y la India se separaban.

Mauritia habría quedado desde entonces oculto bajo enormes masas de lava.

Este hallazgo sugiere que la aparición de micro-continentes en los océanos se da con más frecuencia de lo que se pensaba, señala un artículo publicado en la revista Nature Geoscience.

Plumas que separan los continentes

La ruptura de los continentes se asocia a menudo con plumas del manto terrestre, que son columnas de material proveniente del manto que existen bajo la corteza terrestre y que producen puntos calientes y lugares con vulcanismo anómalo.

Estas ‘burbujas’ gigantes de roca candente ablandan las placas tectónicas desde abajo, haciendo que estas se separan en dichos puntos.

Así es como, por ejemplo, el bloque continental de Gondwana se separó de la porción meridional de Pangea, hace unos 170 millones de años.

En este caso, al principio, una parte se desmembró del supercontinente. Luego, la región separada se fragmentó a su vez dando lugar a Madagascar, la India, Australia y la Antártida, que migraron hasta alcanzar su posición actual.

En general, si la zona de la rotura se encuentra en el borde de una masa de tierra, los fragmentos de dicha masa acaban separándose. Esto fue lo que ocurrió con las Seychelles (también en el Índico), que son un ejemplo bien conocido de partición continental de este tipo.

Encuentran un micro-continente oculto en el Índico

Escondido bajo lava

En cuanto a Mauritia, los resultados de la investigación de un grupo de geólogos procedentes de Noruega, Sudáfrica, Gran Bretaña y Alemania sugieren la existencia de fragmentos adicionales de este continente, que no habrían sido detectados hasta ahora.

A esta conclusión llegaron los investigadores a partir del análisis de granos de lava de la playa de isla Mauricio.

Estos granos contienen zircones (el zircón es una piedra semi-preciosa) de una antigüedad de entre 660 y 1970 millones de años. Se cree que estos restos fueron arrastrados por la lava en su salida a través de una corteza continental subyacente con esa antigüedad.

Este método de datación por zircones se complementó con un nuevo cálculo de tectónica de placas, que explicó con exactitud cómo y dónde estos fragmentos terminaron en el Océano Índico.

Bernhard Steinberger, del Centro Alemán de Investigación en Geociencias (GFZ), y Pavel Doubrovine, de la Universidad de Oslo, calcularon la ruta del punto candente en que se dio este proceso.

Su análisis «por un lado muestra la posición de las placas respecto a los dos puntos de acceso en el momento de la ruptura, lo que apunta hacia una relación causal «, afirma Steinberger en un comunicado del GFZ.

«Por otro lado, hemos sido capaces de demostrar que los fragmentos del continente continuaron vagando casi exactamente sobre la pluma del manto de Reunión, lo que explica la forma en que fueron cubiertos por roca volcánica», añade el investigador.

Por tanto, lo que antes se creía era solo el resto del punto candente de Reunión, en realidad serían fragmentos continentales hasta ahora no reconocidos como tales, por estar cubiertos por las rocas volcánicas de la pluma del manto de la isla.

Referencia bibliográfica:

Trond H. Torsvik, Hans Amundsen, Ebbe H. Hartz, Fernando Corfu, Nick Kusznir, Carmen Gaina, Pavel V. Doubrovine, Bernhard Steinberger, Lewis D. Ashwal, Bjørn Jamtveit. A Precambrian microcontinent in the Indian Ocean. Nature Geoscience (2013). DOI:10.1038/NGEO1736.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La leyenda de David y Goliat se ha repetido en los océanos 4 junio, 2022
    Una nueva investigación que analizó los dientes fosilizados de un extinto tiburón conocido como megalodón ha establecido que desapareció porque un escualo mucho más pequeño le privó de presas y lo mató de hambre. David, una vez más, derrotó a Goliat.
    Redacción T21
  • Crean los primeros "cristales de tiempo" cuánticos 3 junio, 2022
    Los cristales de tiempo cuánticos ya son una realidad: un experimento logró que dos cristales de tiempo acoplados conformen un sistema macroscópico de dos niveles, que evoluciona en el tiempo a partir de extrañas dinámicas cuánticas. El avance podría emplearse para construir dispositivos cuánticos que funcionen a temperatura ambiente, vitales para que los ordenadores cuánticos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las primeras estrellas del Universo habrían nacido a partir de la materia oscura 3 junio, 2022
    Las primeras estrellas no se alimentaron de la fusión nuclear, sino de la aniquilación de la materia oscura en sus núcleos: denominadas "estrellas oscuras" por los investigadores, estas protoestrellas primarias habrían surgido gracias a la colisión entre las partículas de materia oscura en el Universo primitivo.
    Pablo Javier Piacente
  • La especie humana ha alcanzado su grandeza gracias a la cooperación 3 junio, 2022
    Los animales que ayudan a otros a cuidar a sus crías, sean o no parientes, lo hacen por efecto de la selección natural: generan una ventaja evolutiva para todo el grupo, favoreciendo las posibilidades de supervivencia y la expansión de toda la manada, según una investigación desarrollada en la Universidad de Berna de la que […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El universo es el escenario de grandes atracos planetarios 3 junio, 2022
    El secuestro y robo de planetas es algo corriente en los cúmulos de formación estelar y explica las excentricidades orbitales de muchos cuerpos celestes. El hipotético Planeta Nueve seguramente fue abducido y traído a nuestro sistema solar.
    N+1/T21
  • La cueva de Ardales en Málaga fue un museo de arte rupestre hace 50.000 años 2 junio, 2022
    La cueva de Ardales en Málaga tuvo una gran importancia simbólica durante un largo período a lo largo de la prehistoria, lo que la consagra como un sitio arqueológico significativo y valioso para el estudio de la historia humana en Europa.
    Pablo Javier Piacente
  • Los planetas flotantes pueden convertirse en naves espaciales 2 junio, 2022
    Las civilizaciones extraterrestres más avanzadas podrían usar planetas que flotan libremente como transporte interestelar para alcanzar, explorar y colonizar otros sistemas planetarios, según un nuevo estudio. Los investigadores creen que sería factible descubrir las firmas tecnológicas de esos viajes interestelares.
    Pablo Javier Piacente
  • El altruismo es un producto de la selección natural 2 junio, 2022
    Los animales que ayudan a otros a cuidar a sus crías, sean o no parientes, lo hacen por efecto de la selección natural: generan una ventaja evolutiva para todo el grupo, favoreciendo las posibilidades de supervivencia y la expansión de toda la manada.
    Redacción T21
  • Nueva revelación sobre los laberintos de la consciencia 2 junio, 2022
    La consciencia puede perdurar a pesar de la anestesia, permitiendo una forma de “consciencia conectada” en la que muchos pacientes que están siendo operados pueden comunicarse con los demás… aunque estén inconscientes. Toda una revelación sobre los laberintos de la consciencia.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Llegaremos a los confines del Sistema Solar gracias a un nuevo tipo de vela solar 1 junio, 2022
    Una nueva vela solar, desarrollada por científicos estadounidenses apoyados por la NASA, podría ser especialmente eficaz para navegar por el espacio profundo: permitiría que cualquier nave espacial que la use como sistema de propulsión se aleje ligeramente del Sol y aún así se beneficie de un fuerte impulso de los fotones de la luz solar.
    Pablo Javier Piacente