Tendencias21

Es tan sencillo implantar recuerdos falsos como borrarlos

Un grupo de investigadores logró incorporar recuerdos falsos en la mente de personas que participaron de un estudio, y borrarlos con la misma facilidad. Emplearon diferentes trucos psicológicos.

Científicos pertenecientes a las universidades de Hagen, Leibniz-Institut für Wissensmedien, Johannes Gutenberg-Universität Mainz y Portsmouth lograron verificar en experimentos de memoria que resulta tan simple incorporar recuerdos falsos como posteriormente eliminarlos de la mente de las personas. En su estudio, utilizaron estrategias psicológicas que fueron eficientes en la mayoría de los casos.

Se ha demostrado anteriormente que los recuerdos falsos pueden surgir naturalmente, debido a las señales que usa la mente para crear recuerdos de eventos que podrían haber sucedido, pero que en realidad no se concretaron. De acuerdo a un comunicado, en el nuevo estudio los especialistas lograron crear recuerdos falsos en los voluntarios que participaron de la investigación a través del uso de trucos psicológicos, para posteriormente borrarlos con estrategias similares en más del 70% de los casos.

Para conseguir su objetivo, los científicos «inventaron» historias verosímiles sobre la infancia de 52 voluntarios con una edad promedio de 23 años, pero en base a hechos que no habían sucedido realmente. Posteriormente, mezclaron estas historias con eventos reales y solicitaron a los padres de los participantes que «mintieran» e indicaran que los sucesos creados habían formado parte del pasado real de las personas.

Un método efectivo

En el transcurso de la investigación, muchos de los voluntarios llegaron a creer que los relatos eran ciertos e incluso más de la mitad de ellos generaron recuerdos falsos sobre los mismos. La estrategia es similar a la utilizada en ciertas prácticas deshonestas en el ámbito penal y judicial, cuando se obliga a posibles testigos de un suceso a recordar cosas que realmente no ocurrieron.

El uso de una fuente externa que valida la historia creada fue especialmente eficaz en el caso de los voluntarios del estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Pero al mismo tiempo que demostraron la eficacia del método para crear recuerdos falsos, el grupo internacional de investigadores intentó emplear estrategias similares para eliminarlos de la mente de las personas.

En principio, solicitaron a cada participante que identificara la fuente de los recuerdos falsos. Además, le explicaron que el cerebro puede generar estos recuerdos si los mismos se repiten en reiteradas ocasiones y se los considera ciertos. Luego de varias sesiones llevando adelante esta metodología, los especialistas constataron que los voluntarios comenzaban a eliminar los recuerdos falsos de su memoria.

Borrando archivos

Como si el hecho de ser conscientes de la existencia de esta clase de recuerdos en su mente los hubiera «despertado» de un sueño al que habían sido inducidos previamente, los participantes advirtieron que las historias que habían tomado como ciertas eran en realidad construcciones en base a hechos ficticios. Un año después del experimento, el 74% de los participantes ya no tenía registros de estos recuerdos falsos en su memoria.

La demostración de la eficacia de este método para crear y eliminar recuerdos falsos es un hecho científico tan interesante como aterrador. Es que ratifica que la identidad de las personas, en gran parte sustentada por los recuerdos sobre su pasado, puede ser fácilmente violada y modificada en base a información falsa.

Según los investigadores que desarrollaron este estudio, sus hallazgos pueden ser útiles para prevenir este tipo de abusos en el ámbito judicial, favoreciendo el desarrollo de instancias penales más limpias y afines a la verdad de los sucesos que se investiguen. Al mismo tiempo, podrían tener aplicaciones terapéuticas en casos donde determinados recuerdos o su deformación inciden negativamente en el estado de ánimo y la salud mental de las personas.

Referencia

Rich false memories of autobiographical events can be reversed. Aileen Oeberst et al. Proceedings of the National Academy of Sciences (2021).DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.2026447118

Foto: Fred Moon en Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario