Tendencias21
Hay genes en el cerebro que sobreviven a la muerte

Hay genes en el cerebro que sobreviven a la muerte

Después de la muerte, dentro del cerebro hay genes que siguen activos y aumentan de tamaño, mientras los encargados del mantenimiento de las funciones biológicas básicas se apagan al día siguiente. Los genes neuronales se degradan enseguida.

Una investigación desarrollada por científicos de la Universidad de Illinois en Chicago ha comprobado que determinados genes se mantienen vivos después de la muerte en el cerebro humano. La actividad celular persiste y hasta se incrementa, provocando que algunas células crezcan notablemente.

La interpretación de la expresión génica o actividad celular post-mortem podrá ser útil para la investigación sobre los tejidos del cerebro humano, de acuerdo a una nota de prensa. Los genes que aumentan su expresión luego de la muerte son específicos de un tipo de célula: las células inflamatorias o gliales.

Los investigadores observaron que las células gliales crecen de forma notable en el período subsiguiente a la muerte: de ellas brotan largos apéndices en forma de brazos, incluso durante muchas horas después de la muerte. Según los científicos, esta actividad post-mortem en el cerebro se debe al carácter inflamatorio de las células mencionadas, que se extienden para «reparar» determinados aspectos después de lesiones en el cerebro, la falta de oxígeno o un derrame cerebral.

Aplicaciones de importancia

Pero más allá de lo sorprendente que pueda parecer esta dinámica genética y celular que sobrevive a la terminación de la función biológica, los investigadores destacan la importancia que puede tener su estudio. Su comprensión podría ser crucial en las investigaciones relacionadas con los tejidos cerebrales y otras cuestiones que inciden en los tratamientos y enfoques en torno a diferentes enfermedades neurológicas.

Para el Dr. Jeffrey Loeb, uno de los autores principales del estudio, «la mayoría de las investigaciones asumen que todo en el cerebro se detiene cuando el corazón deja de latir, pero no es así. Nuestros hallazgos serán necesarios para reinterpretar la investigación sobre los tejidos del cerebro humano. Simplemente no hemos cuantificado estos cambios post-mortem hasta ahora», explicó.

Los científicos llegaron a estas conclusiones tras realizar un experimento de muerte simulada, observando la expresión de todos los genes humanos desde el momento de la muerte hasta las 24 horas posteriores a la misma. Los especialistas incluyeron un gran bloque de tejidos cerebrales recolectados recientemente.

Los mismos provenían de un banco de tejidos humanos de pacientes con trastornos neurológicos, que han dado su consentimiento para que se recolecten y almacenen tejidos destinados a la investigación, ya sea después de su muerte o durante una cirugía. Vale recordar que el estudio de los investigadores estadounidenses fue publicado en la revista Scientific Reports.

Tres grupos de genes

En el marco del experimento, los científicos describieron tres reacciones diferentes en los genes. Alrededor del 80 por ciento permanecieron relativamente estables durante 24 horas: se trata de los llamados «genes de mantenimiento», destinados a funciones biológicas básicas. En tanto, un segundo grupo se degradó rápidamente en las horas posteriores al deceso. Son genes presentes en las neuronas y relacionados con procesos como la memoria, el pensamiento y la actividad convulsiva.

Por último, un tercer grupo de genes incrementó su actividad al mismo tiempo que los genes neuronales se «apagaban». El patrón de cambios post-mortem en estos genes «zombies» alcanzó su punto máximo cuando habían pasado alrededor de 12 horas de la muerte. La importancia del hallazgo radica en que ahora los científicos podrán saber qué genes y tipos de células son estables, cuáles se degradan y cuáles aumentan luego de la muerte.

Con estos nuevos conocimientos, los investigadores podrán optimizar además los estudios sobre los tejidos cerebrales humanos, de gran importancia para encontrar tratamientos y curas potenciales para trastornos como el autismo, la esquizofrenia y la enfermedad de Alzheimer, entre otras patologías.

Referencia

Selective time-dependent changes in activity and cell-specific gene expression in human postmortem brain. Dachet, F., Brown, J.B., Valyi-Nagy, T., Loeb, J. et al. Scientific Reports (2021).DOI:https://doi.org/10.1038/s41598-021-85801-6

Foto:

La actividad celular registrada después de la muerte en el cerebro humano. Crédito: Dr. Jeffrey Loeb / Universidad de Illinois en Chicago.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21
  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente