Tendencias21

Hablar varias lenguas retrasa los síntomas de la demencia

Una investigación liderada por la Universidad de York en Toronto (Canadá) afirma que hablar más de un idioma mejora la salud mental y protege al cerebro de la demencia. Asimismo que el uso de las redes de control cognitivo por parte de las personas bilingües, se puede reconfigurar y fortalecer, lo que mejora la flexibilidad mental y la capacidad de adaptarse a los cambios. SINC/T21

Hablar varias lenguas retrasa los síntomas de la demencia

Un artículo publicado en el último número de la revista Trends in Cognitive Sciences explica que hablar dos idiomas protege contra los síntomas de la demencia. Asimismo, sus resultados sugieren que el aumento de la diversidad de las poblaciones en el mundo podría tener un impacto positivo inesperado en la capacidad de recuperación del cerebro adulto.

«Estudios previos sobre el bilingüismo hablaban del efecto beneficioso en el desarrollo cognitivo de los niños. Nosotros revisamos estudios recientes que utilizan tanto los métodos conductuales y de neuroimagen, para examinar los efectos del bilingüismo sobre la cognición en adultos”, explica la autora principal del estudio, Ellen Bialystok de la Universidad de York.

Bialystok y su equipo aseguran que el uso de las redes de control cognitivo por parte de las personas bilingües, se pueden reconfigurar y fortalecer, lo que mejora la flexibilidad mental y la capacidad de adaptarse a los cambios.

Mayor “reserva congnitiva”

El trabajo apunta además que el bilingüismo mejora la reserva cognitiva, es decir, el efecto protector que se produce en el cerebro gracias a estimulación mental o a la actividad física.

«Nuestra opinión es que la experiencia a lo largo de la vida en la gestión de dos idiomas reorganiza redes específicas del cerebro y crea una base eficaz de su control ejecutivo», declara Bialystok.

Los investigadores concluyen que la reserva cognitiva puede retrasar la aparición de los síntomas de la demencia en las personas que la sufren. “Esta idea se apoya en estudios sobre personas bilingües que experimentan la aparición de la enfermedad años más tarde que los monolingües”, subrayan.

Referencia

Ellen Bialystok, Fergus I.M. Craik, Gigi Luk. Bilingualism: consequences for mind and brain, Trends in Cognitive Sciences 16 (4): 240 – 250, 2012.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario