Tendencias21
La conquista de los “paraísos” prometidos es un esfuerzo de todos

La conquista de los “paraísos” prometidos es un esfuerzo de todos

Las promesas que nos formula la tecnología nos hablan de escenarios que nos llevan a soñar en un mundo nuevo, pero lo que sobra hoy es soñar en un paraíso soportado por las diferencias en derechos (que no por la diversidad), las desigualdades en dignidad; los sufrimientos de los más y los placeres de los menos. Así que el mundo está aún por hacerse y somos más de seis mil millones de pares de manos. Por Alicia Montesdeoca.

La conquista de los “paraísos” prometidos es un esfuerzo de todos

La mirada puesta en unas sociedades futuribles, que vienen imaginadas, sugeridas o diseñadas por las creencias en paraísos (hechos a la medida de la conciencia de los humanos de cada tiempo) espirituales, científicos, tecnológicos, políticos o económicos; fijados por dogmas o por renuncias, que dejan en manos de terceros el desarrollo de las posibilidades de bienestar de toda la sociedad humana, y, por lo tanto, del sujeto que se ve arrastrado a esta espera sin esperanza concreta para sí, provocan situaciones que están muy lejos de confirmar que aquellos supuestos paraísos vayan a ser tales, ni que esta generación vaya a gozar de alguno de ellos.

¿Quiénes van a ser los artífices de que esto suceda y de que sea un logro para todos? Porque cuando pensamos en el paraíso, cualquiera que sea su forma o su sustancia, la impresión es que éste va a llegar de pronto y como un regalo que no requiere esfuerzo o mérito alguno por parte del que lo recibe.

Y así, como surgiendo de la nada, se producirá un salto desde la escasez a la abundancia, desde el dolor al placer, desde la enfermedad a la salud, desde la ignorancia a la sabiduría, desde la muerte a los ochenta o cien años a un dominio sobre los ciclos vitales y sobre la propia desaparición del sujeto.

Con el esfuerzo de aquellos elegidos que nos van a liberar de nuestras limitadas posibilidades, se va a producir un beneficio para todos los que, mientras tanto, nos limitamos a vegetar por la vida a la espera del Mesías de turno que nos regale el “don”. Esta caricatura milenarista nos lleva a reproducir otra caricatura que habla de la falta de dignidad del sujeto, que espera que le dé beneficios el esfuerzo de otros.

Empleo de talentos

Muchas biografías, historias, cuentos y leyendas recogen este tipo de actitudes tan permanentes en la humanidad de todos los tiempos y las culturas. Pero para no desviarnos en la reflexión, ni irnos muy lejos, recordemos aquella parábola del señor que repartió entre sus siervos unos talentos para que los desarrollaran, y tomemos, para esta oportunidad, el ejemplo que da la actitud de aquél que enterró su legado para que no se le perdiera.

Y así podemos reunir las características típicas de este supuesto sujeto, hombre o mujer, que no se implica para no equivocarse; que no se compromete materializando una obra en su vida porque puede estar perdiendo el tiempo y no estar alerta a la llegada de la oportunidad teórica que espera; que no quiere hacerse mayor y madurar, para no parecer viejo; que no quiere independizarse porque eso le supone correr riesgos y perder comodidades; que soporta vejaciones porque le han hecho creer que es el camino más correcto para ascender por la escala profesional y social, ya tendrá la oportunidad y el derecho de hacerle lo mismo a otros que lleguen de relevo.

La raíz de todo este espectáculo que vive nuestro “actor” (varón o mujer, repito) deduzco que está en la renuncia a descubrir quién es, cómo es y cuál es la razón de su existencia (no poseo información que me lleve a afirmar otra cosa, o a enriquecer esta perspectiva), porque nadie, desde su más corta edad, le ha enseñado a pensar y a reconocer lo que le rodea desde esta perspectiva.

El modelo social que está constituido para “facilitar” su socialización le hará un individualista, pero nunca pretenderá convertirlo en un individuo crítico y autónomo. Constantemente le exigirá que renuncie a este camino. A cambio, tras colocarle “orejeras” para que no mire a los lados, le pondrá delante la zanahoria consabida, y el “burro bueno” volverá a repetir el camino que todos han seguido y que le confirma en que “la vida es así”.

Responsabilidad individual

Concluyo que, si algún día la humanidad ha de vivir en un paraíso eso será si cada sujeto asume la responsabilidad que tiene sobre su propia vida y los “talentos” que tiene; custodiando con responsabilidad la dignidad para vivir, y asumiendo que los logros propios no han de ser a costa de que otros no puedan lograr los suyos.

Mientras tanto podemos seguir soñando en el paraíso, eso no está de más. Lo que sobra es soñar en un paraíso soportado por las diferencias en derechos (que no por la diversidad), las desigualdades en dignidad; los sufrimientos de los más y los placeres de los menos.

La consecución de los objetivos de la modernidad: Ilustración, progreso, desarrollo, democracia, etc., son encomiables y nos hicieron alcanzar un estadio (sobre todo para el mundo que lo alentó), pero sus logros no beneficiaron a todos ni estimularon las mejores condiciones para un desarrollo digno de la vida de la mayoría.

La humanidad aún no ha llegado a “globalizar” el bienestar en lo espiritual y en lo material, con suerte, no llegaremos a ningún paraíso mientras esto no suceda. Así que la tarea continúa, el mundo está aún por hacerse y somos más de seis mil millones de pares de manos.

Ilustración:
Autorretrato.
Gentileza de Sulian

Alicia Montesdeoca

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21