Tendencias21

La Tierra se acerca al agujero negro supermasivo de la Vía Láctea

De acuerdo a un nuevo mapa de la galaxia elaborado por astrónomos japoneses, nuestro planeta viaja más rápido de lo pensado y se encuentra más cerca del agujero negro supermasivo de la Vía Láctea.

Un ambicioso proyecto de astrometría que mide las distancias entre los cuerpos que conforman la Vía Láctea ha permitido elaborar un nuevo mapa de la galaxia, en el cual se hace evidente que la Tierra viaja a mayor velocidad y se encuentra en una posición más cercana al centro galáctico, dominado por un agujero negro supermasivo. El trabajo, realizado por investigadores del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, contradice los datos previos al respecto de la velocidad y la posición de nuestro planeta.

Según un artículo publicado en Phys.org, que recoge información del proyecto de radioastronomía japonés VERA y de un estudio incluido en la revista Publications of the Astronomical Society of Japan, la Tierra viaja 7 kilómetros por segundo más rápido de lo convenido de acuerdo a investigaciones previas. Exactamente lo hace a 227 kilómetros por segundo, cuando hasta el momento se pensaba que lo hacía a 220 kilómetros por segundo.

Además, se ubica a 25.800 años luz del agujero negro supermasivo de la galaxia, cuando la información aceptada hasta hoy indicaba una distancia de 27.700 años luz, de acuerdo a datos de 1985 de la Unión Astronómica Internacional.

¿Esto significa que nuestro planeta está siendo “arrastrado” sin piedad por el gigantesco agujero negro para ser brutalmente devorado antes de tiempo? No es ese el problema, según los investigadores. Es posible estar tranquilo por el momento. La nueva velocidad y posición se deben a la actualización y optimización de los datos y las distancias relacionados con los diferentes cuerpos y elementos que forman parte de la Vía Láctea, y que fueron obtenidos luego de 15 años de observaciones por parte de los expertos de VERA.

Datos más precisos

El proyecto VERA (VLBI Exploration of Radio Astrometry) se inició en 2000, con el propósito de mapear la velocidad tridimensional y las estructuras espaciales en la Vía Láctea. Para obtener resultados más precisos, los astrónomos emplean una técnica denominada interferometría. La misma integra datos de radiotelescopios ubicados en todo el territorio japonés, logrando de esta forma la misma resolución que se obtendría con un telescopio de 2.300 kilómetros de diámetro.

Los científicos explicaron que la precisión obtenida con esta metodología, que alcanza los 10 microsegundos de arco, permitiría apreciar con nitidez desde la Tierra una pequeña moneda colocada en la superficie de la Luna. Es que la astrometría es un arma fundamental: hace posible la medición precisa de las posiciones y movimientos de los objetos en un área concreta, en este caso de toda la Vía Láctea. Debido a esto, es una excelente oportunidad para avanzar en la comprensión de la estructura general de la galaxia y del lugar que ocupamos en ella.

Durante este año se publicó el Primer Catálogo de Astrometría VERA, que incluye datos de 99 objetos de la Vía Láctea. Precisamente a partir de este catálogo y de nuevas observaciones, los expertos japoneses diseñaron un mapa de posición y velocidad de todos los cuerpos que conforman la galaxia. Con ese mapa como referencia, calcularon la ubicación del centro de la galaxia, el punto que hace girar a toda la estructura y que contiene un impresionante agujero negro supermasivo. Esa información les sirvió para precisar los nuevos datos sobre la velocidad y la ubicación de la Tierra.

En el futuro, los impulsores del proyecto VERA tienen pensado ampliar las observaciones a una mayor cantidad de objetos en la Vía Láctea, sobretodo enfocándose en aquellos contiguos al agujero negro supermasivo central. Creen que estos nuevos datos permitirán obtener una caracterización más ajustada a la realidad del movimiento y la estructura de la galaxia que nos contiene.

Referencia

The First VERA Astrometry Catalog. Tomoya Hirota et al. (VERA Collaboration). Publications of the Astronomical Society of Japan (2020).DOI:https://doi.org/10.1093/pasj/psaa018

Imagen:

Mapa de posición y velocidad de la Vía Láctea. Las flechas muestran datos de posición y velocidad de los 224 objetos utilizados para modelar la Vía Láctea. El esquema permite identificar el acercamiento de la Tierra al agujero negro supermasivo. Crédito: NAOJ.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

9 comentarios

  • Teníamos 5000 millones de años antes de q el Sol se transforme, después se redujo a 1000 millones da años antes de q desaparezca la atmósfera y ahora salen con esto de q nos queda solo un poco más de 27 mil años solamente.. Osea q no le atinamos ni una, sino es chana es juana..

  • Parece lógico que todos los elementos de la galaxia vayan poco a poco acercándose al agujero negro, que tarde o temprano la engullirá íntegramente. Como en vórtice de agua de un resumido, que poco a poco se trata todo el contenido líquido de la bacha.

  • Los datos son incorrectos, la velocidad de la tierra no es en ningún caso de 227 kilómetros por segundo, ya que eso significaría que se estaría desplazando a 817.200 kilómetros por hora, esa es la velocidad del Sol alrededor del centro de la galaxia y entonces también debería sumarse la velocidad de la Vía Láctea en el cosmos 468.000 km/h ¿Me equivoco?