Tendencias21

Los peces del fondo del mar enferman como consecuencia de la contaminación humana

Los peces de las profundidades marinas tienen enfermedades del hígado, tumores y otros problemas que podrían estar vinculados a la contaminación humana, según un estudio realizado en EE.UU y Europa por científicos de ambos continentes. Los peces estudiados, del golfo de Vizcaya, muestran también ‘intersexualidad’, es decir, mezcla de órganos sexuales masculinos y femeninos.

Los peces del fondo del mar enferman como consecuencia de la contaminación humana

Los peces marinos de aguas profundas que viven en los taludes continentales a profundidades de entre 600 metros y 1,6 kilómetros tienen patologías hepáticas, tumores y otros problemas de salud que pueden estar vinculados a la contaminación causada por los humanos, según ha descubierto uno de los primeros estudios de este tipo.

La investigación, llevada a cabo en el Golfo de Vizcaya al oeste de Francia, también descubrió el primer caso de una especie de peces de aguas profundas con intersexualidad, una mezcla de órganos sexuales masculinos y femeninos. El muestreo se realizó en un área sin contaminación puntual aparente, y parece reflejar las condiciones generales del océano.

Los hallazgos han sido publicados en Marine Environmental Research, por científicos de la Universidad Estatal de Oregón (OSU, EE.UU.); el Centro para la Ciencia del Medio Ambiente, la Pesca y la Acuicultura del Reino Unido; y otras agencias de investigación. Ha sido apoyado por la Unión Europea.

La investigación es de particular interés, dicen los investigadores de la OSU, cuando se contrasta con otros estudios realizados hace varios años en los parques nacionales del oeste americano, que también encontraron efectos significativos en la salud de los peces de la contaminación humana, incluyendo peces machos que habían sido «feminizados» y desarrollado huevos.

«En áreas que van desde los lagos vírgenes de alta montaña de los Estados Unidos a las aguas del océano frente a las costas de Francia y España, hemos encontrado evidencia de posible contaminación de origen humano que es lo suficientemente mala para tener repercusiones patológicas en los peces», dice en la nota de prensa de OSU Michael Kent, profesor de microbiología, y co-autor de ambos proyectos de investigación, así como experto internacional en enfermedades de los peces.

«En lo profundo del océano se podría haber pensado que el nivel de contaminación y su impacto biológico sería menor», dice Kent. «Este puede no ser el caso. Los cambios patológicos que estamos viendo son claramente del tipo asociado con la exposición a toxinas y carcinógenos».

Aún es preliminar

Sin embargo, la vinculación de estos cambios en los peces de aguas profundas con la contaminación es preliminar en este momento, según los investigadores, debido a que estos mismos cambios también pueden ser causados ​​por compuestos naturales. El seguimiento de los análisis químicos proporcionaría vínculos más concluyentes sobre los cambios patológicos y la actividad del hombre, dicen.

La mayoría de los estudios anteriores han examinado sólo la fauna de parásitos de los peces de los taludes, no problemas biológicos más internos, tales como daños en el hígado. El temas es importantes, sin embargo, puesto que hay un interés creciente en estas áreas como recurso pesquero, a medida que otras pesquerías en aguas menos profundas se agotan.

Se ha conocido que las profundidades marinas pueden actuar como sumidero de contaminantes de metales pesados ​​como el mercurio, el cadmio y el plomo, y contaminantes orgánicos como los pesticidas. Algunos de los peces «intersexuales» que se han descubierto en otros lugares también se cree que tienen órganos sexuales mutados causados ​​por «perturbadores endocrinos» que pueden imitar los estrógenos.

Especies

En este estudio, los problemas de salud identificados se encontraron en especies poco conocidas, e incluyen una amplia gama de lesiones degenerativas e inflamatorias que indican una respuesta del huésped a los patógenos. Los peces que viven en estas aguas profundas por lo general crecen lentamente, y maduran a una edad relativamente grande. Algunos pueden vivir hasta los 100 años de edad.

En parte debido a su longevidad, los peces tienen la capacidad de bioacumular sustancias tóxicas, lo que «puede ser un problema importante de salud humana si las especies están destinadas al consumo humano», dicen los investigadores. Los contaminantes orgánicos en estas especies pueden ser 10-17 veces mayores que las que se encuentran en el pescado de la plataforma continental, señala el estudio.

Sin embargo, la mayoría de esos contaminantes migran al hígado y gónadas de estos peces, lo que haría que su tejido muscular fura comparativamente menos tóxico, y «por lo general no lo suficiente como para preocuparse por la salud humana», escriben los investigadores.

En la investigación previa realizada en el oeste de Estados Unidos, los científicos encontraron contaminación tóxica de los pesticidas, la quema de combustibles fósiles, la agricultura, instalaciones industriales y otras fuentes, que se transmite principalmente a los lagos de alta montaña a través de la contaminación del aire. La contaminación por plaguicidas, en particular, se ha generalizado.

Juntos, los dos estudios sugieren que el pescado de algunas de las partes más remotas del planeta, desde las altas montañas a lo profundo del océano, puede estar afectado por los tóxicos, dice Kent.

Referencia bibliográfica:

S.W. Feist , G.D. Stentiford, M.L. Kent, A. Ribeiro Santos, P. Lorance: Histopathological assessment of liver and gonad pathology in continental slope fish from the northeast Atlantic Ocean. Marine Environmental Research (2015).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Primeros pasos para una red cuántica global en la nube 10 marzo, 2022
    La Estación Espacial Internacional inicia este año un experimento para posibilitar la comunicación cuántica global a través de nodos espaciales que conectan transmisores y receptores cuánticos en tierra, separados entre sí por grandes distancias.
    JPL/T21
  • El cerebro poda los recuerdos antes de archivarlos en la memoria 10 marzo, 2022
    El cerebro codifica los recuerdos en función de la naturaleza de una experiencia y privilegia los asociados a fuertes emociones porque interpreta que están relacionados con nuestra supervivencia. Los poda como si fueran ramas de árboles antes de archivarlos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una antigua ciudad mexicana se desarrolló más de mil años sin extremos en riqueza y poder 9 marzo, 2022
    Una vida solidaria y cooperativa, sin la necesidad de castas dominantes que concentraran riqueza y poder, fue el motivo por el cual la antigua ciudad de Monte Albán, en México, se desarrolló y perduró durante trece siglos, según un nuevo estudio. La localidad no contaba con tierras demasiado fértiles ni con una ubicación privilegiada en […]
    Pablo Javier Piacente
  • El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea juega con burbujas 9 marzo, 2022
    En 2020, dos enormes burbujas que se extendían por el centro de la Vía Láctea fueron observadas por el telescopio de rayos X eRosita, sin que los científicos pudieran precisar su origen. Ahora, un nuevo estudio ha comprobado que las gigantescas burbujas son el resultado de un poderoso chorro de actividad procedente del agujero negro […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros dispondrían también de un túnel del tiempo 9 marzo, 2022
    Los agujeros negros dispondrían de un túnel del tiempo parecido al de los agujeros de gusano, a través del cual la radiación predicha por Hawking puede escapar de su potente campo gravitatorio. Un nuevo intento de conciliar física cuántica y gravedad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los misiles hipersónicos pueden decidir el desenlace de la guerra de Ucrania 9 marzo, 2022
    La tecnología de los misiles hipersónicos, todavía no contrastada, puede encontrar en Ucrania el escenario en el que Rusia la pruebe antes de convertirla en un arma nuclear capaz de alcanzar Europa, en menos de 10 minutos, con bombas más potentes que las de Hiroshima.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La vida ha modificado incluso las entrañas de la Tierra 8 marzo, 2022
    El rápido desarrollo de la fauna hace 540 millones de años ha cambiado permanentemente a la Tierra, incluso en lo más profundo de su manto inferior. Eso significa que el desarrollo de la vida ha modificado a nuestro planeta hasta sus entrañas, debido a que la Tierra es un sistema general complejo.
    Pablo Javier Piacente
  • El CERN de Ginebra rompe también con la ciencia de Rusia 8 marzo, 2022
    La poderosa Organización Europea para la Investigación Nuclear ha suspendido la colaboración con las instituciones científicas de la Federación Rusa, al mismo tiempo que le ha retirado su estatus de observador en el CERN, como consecuencia de la invasión de Ucrania.
    Redacción T21
  • Los agujeros negros tienen un corazón palpitante 8 marzo, 2022
    Los agujeros negros “laten” como un corazón: un movimiento en secuencias permite que el material que los alimenta se acumule y caliente en una corona, para luego expulsar parte de ese material en forma de chorros. La dinámica es similar a la que puede observarse en la circulación de la sangre por el corazón humano, […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva técnica genética consigue crear mamíferos sin padres 8 marzo, 2022
    Por primera vez en la historia, una hembra de ratón sin padre, nacida de un óvulo no fertilizado, no solo ha sobrevivido hasta la edad adulta, sino que ha alumbrado una camada de crías sanas producto de la reproducción sexual.
    Eduardo Martínez de la Fe