Tendencias21

Más de un millón de estrellas se están formando en una misteriosa nube gaseosa

Más de un millón de jóvenes estrellas se están formando en una polvorienta y caliente nube de gases moleculares situada en una pequeña galaxia cercana a la nuestra, ha descubierto un equipo internacional de astrónomos. Ese cúmulo de estrellas emergentes está en concreto dentro de la galaxia enana conocida como NGC 5253, ubicada en la constelación Centaurus. Tiene mil millones de veces la luminosidad de nuestro Sol, pero permanece oculto por sus propios gases calientes.

Más de un millón de estrellas se están formando en una misteriosa nube gaseosa

Más de un millón de jóvenes estrellas se están formando en una polvorienta y caliente nube de gases moleculares situada en una pequeña galaxia cercana a la nuestra, ha descubierto un equipo internacional de astrónomos.

Ese cúmulo de estrellas emergentes está en concreto dentro de la galaxia enana conocida como NGC 5253, ubicada en la constelación Centaurus.  Tiene mil millones de veces la luminosidad de nuestro Sol, pero permanece oculto por sus propios gases calientes.

 Y es que la cantidad de polvo que rodea a estas estrellas es extraordinario – aproximadamente 15 mil veces la masa de nuestro sol- y está cargado de elementos como el carbono o el oxígeno.

El cúmulo tiene unos tres millones de años, por lo que es muy joven, en términos astronómicos. De hecho, es probable que aún le espere una existencia de más de mil millones de años.

Estrellas masivas que podrían explotar

La Vía Láctea no se ha formado grupos gigantescos de estrellas como este durante miles de millones de años, explican los astrónomos en un comunicado de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Nuestra galaxia aún está formando nuevas estrellas, pero no en un número tan grande, afirman.

Algunos astrónomos habían creído que estos grupos gigantescos de formación de estrellas solo se dieron en el universo temprano.

Pero este cúmulo contiene en total más de 7.000 estrellas masivas «O», que son las estrellas más luminosas de todas las conocidas (cada una ellas es un millón de veces más brillante que nuestro Sol).

En los próximos años, la nube podría ser destruida por las estrellas que se conviertan en supernovas (explosiones estelares), afirman los científicos. Esto haría que su gas y los elementos en ella creados se dispersaran por el espacio interestelar.

Referencia bibliográfica:

J. L. Turner, S. C. Beck, D. J. Benford, S. M. Consiglio, P. T. P. Ho, A. Kovács, D. S. Meier, J.-H. Zhao. Highly efficient star formation in NGC 5253 possibly from stream-fed accretion. Nature (2015). DOI: 10.1038/nature14218.

 

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario