Tendencias21
Minerales del subsuelo de Marte sugieren que el planeta rojo albergó vida

Minerales del subsuelo de Marte sugieren que el planeta rojo albergó vida

Minerales encontrados en el subsuelo de Marte, en una zona situada a más de tres kilómetros por debajo de la tierra, constituyen la evidencia más firme hallada hasta ahora de que el planeta rojo podría haber albergado vida. Por eso, los científicos señalan que se debe seguir investigando en las profundidades marcianas, para determinar si este planeta tuvo o no formas de vida. Las probabilidades aumentan si se tiene en cuenta que la mitad de toda la vida en la Tierra está constituida por microorganismos simples que habitan rocas situadas bajo la superficie, a salvo de las adversidades de la intemperie.

Minerales del subsuelo de Marte sugieren que el planeta rojo albergó vida

Minerales encontrados en el subsuelo de Marte, en una zona situada a más de tres kilómetros por debajo de la tierra, constituyen la evidencia más firme hallada hasta ahora de que el planeta rojo podría haber albergado vida, señala una investigación cuyos resultados han sido publicados por la revista Nature Geoscience.

La mitad de toda la vida en la Tierra está constituida por microorganismos simples, que habitan rocas situadas bajo la superficie de nuestro planeta. Desde hace algún tiempo, los científicos han sugerido que lo mismo podría ocurrir en Marte. Ahora, esta teoría es respaldada por un nuevo estudio que sugiere que los ingredientes para la vida han estado presentes en el subsuelo durante gran parte de la historia marciana.

Cuando los meteoritos chocan con la superficie de Marte, actúan como sondas naturales, al extraer rocas originalmente situadas muy por debajo de la superficie del planeta. Investigaciones recientes han demostrado que muchas de estas rocas sustraídas por impacto del subsuelo marciano contienen arcillas y minerales cuya composición química ha sido alterada por el agua, un elemento esencial para la vida.

Por otra parte, algunos cráteres profundos de Marte han actuado como cuencas en las que parece que las aguas subterráneas emergieron dando lugar a lagos. El cráter McLaughlin, que se describe en el presente estudio, es una de estas cuencas. Contiene arcillas y minerales del grupo de los carbonatos, formados por fluidos, que podrían albergar pistas sobre si hubo o no vida bajo la superficie del planeta.

En la Tierra como en Marte

«No sabemos cómo se formó la vida en la Tierra, pero es concebible que se originara bajo la superficie, al resguardo de las duras condiciones de la Tierra primitiva. Debido a la tectónica de placas, sin embargo, el primer registro geológico terrestre se encuentra mal conservado, así que nunca sabremos qué procesos llevaron al origen de la vida y a su evolución inicial «, explica Joseph Michalski, autor principal del estudio y geólogo del Museo de Historia Natural de Londres en un comunicado de la Universidad de Stony Brook (Estados Unidos).

«La exploración de estas rocas en Marte, donde el registro geológico antiguo está mejor conservado que en la Tierra, sería como encontrar una pila de páginas arrancadas del libro de la historia geológica terrestre. Si el registro geológico de Marte contiene o no vida, el análisis de este tipo de rocas sin duda nos enseñará muchísimo acerca de los procesos químicos iniciales del sistema solar”, añade Michalski.

Evidencias de agua subterránea

Deanne Rogers , profesora del Departamento de Geociencias de la Universidad de Stony Brook y co-autora de este estudio, utilizó datos del Espectrómetro de Emisión Térmica de la Mars Global Surveyor de la NASA y del Sistema de Imágenes de Emisión Térmica del orbitador Mars Odyssey, para detectar e identificar estos minerales del subsuelo. Los registros obtenidos demostraron ser consistentes con un entorno acuoso continuo en el suelo del cráter McLaughlin.

«Nuestra comprensión de Marte está cambiando muy rápidamente con todos los datos acumulados por las nuevas misiones», señala Rogers. «Ha habido varias observaciones y modelos recientes que señalan la posibilidad de que hubiese una gran reserva de agua subterránea en el pasado de Marte, y tal vez en su presente. Así que era de esperar que cuencas profundas, como McLaughlin, que atraviesan la capa freática, contengan evidencias de esta agua. Y este estudio ha hallado esas evidencias».

Hay que seguir profundizando para encontrar vida

La exploración actual de Marte está centrada en la investigación de los procesos de su superficie, porque las rocas sedimentarias tienen más probabilidades de presentar las mejores evidencias de habitabilidad.

Las pruebas sugieren, sin embargo, que el ambiente de la superficie marciana ha sido bastante inhóspito para la vida durante miles de millones de años.

En futuras misiones, los científicos podrían optar por analizar también rocas relacionadas con el subsuelo, o tal vez ambos tipos de roca para cubrir áreas en las que las rocas sedimentarias se formasen gracias a fluidos del subsuelo.

Michalski concluye: «En este artículo, presentamos un argumento decisivo para la exploración del subsuelo marciano, al igual que la superficie del planeta rojo. Pero yo personalmente no creo que debamos tratar de perforar el subsuelo en busca de vida antigua. En cambio, podemos estudiar las rocas que han sido desplazadas de forma natural hasta la superficie de Marte, como consecuencia del impacto con meteoritos, y buscar cuencas profundas a cuyas superficies hayan accedido los fluidos”.

Un conocimiento interdependiente

Otro de los coautores de la investigación, John Parnell, geoquímico de la Universidad de Aberdeen, comenta: «Esta investigación ha demostrado cómo los estudios de la Tierra y Marte son interdependientes. Lo que hemos observado de los microbios que viven bajo continentes y océanos de la Tierra nos permite especular sobre los hábitats de formas de vida del pasado de Marte, que a su vez nos muestran cómo pudieron vivir las formas de vida terrestre primitivas. Sabemos por la historia de la Tierra que los planetas enfrentan condiciones traumáticas, como eras heladas o la colisión con meteoritos, en las que la supervivencia puede depender de estar muy por debajo del suelo. Así que tiene sentido buscar pruebas de vida en ese ambiente subterráneo, en los registros geológicos tanto de la Tierra como de Marte. Pero una cosa es hacerlo en nuestro planeta… necesitamos ser inteligentes y hacerlo también en Marte».

Referencia bibliográfica:

Joseph R. Michalski, Javier Cuadros, Paul B. Niles, John Parnell, A. Deanne Rogers, Shawn P. Wright. Groundwater activity on Mars and implications for a deep biosphere. Nature Geoscience (2013). DOI:10.1038/ngeo1706.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente