Tendencias21

Nueva detección de ondas gravitacionales

Científicos de la colaboración LIGO han detectado de nuevo ondas gravitacionales, esta vez procedentes de la fusión de dos agujeros negros que ocurrió a mil millones de años luz de la Tierra, entre 700 y 1.500 millones de años atrás. Los dos agujeros negros fusionados tenían las masas más pequeñas en la historia de la astronomía de ondas gravitacionales.

Nueva detección de ondas gravitacionales

Los científicos que buscan ondas gravitatorias han confirmado otra detección de su fructífera observación a principios de este año. Llamado GW170608, el último descubrimiento fue producido por la fusión de dos agujeros negros relativamente ligeros, 7 y 12 veces la masa del Sol, a una distancia aproximada de mil millones de años luz de la Tierra.

La fusión dejó un agujero negro final que tiene 18 veces la masa del Sol, lo que significa que la energía resultante, equivalente a alrededor de 1 masa solar, se emitió como ondas gravitacionales durante la colisión. Se estima que estas ondas gravitacionales han llegado a la Tierra entre 700 millones de años y 1.500 millones de años después de la fusión de los agujeros negros.

Los dos agujeros negros fusionados  tenían las masas más pequeñas en la historia de la astronomía de ondas gravitacionales, según se explica en un comunicado de la colaboración LIGO.

Las ondas gravitacionales o gravitatorias son perturbaciones del espacio-tiempo producidas por un cuerpo masivo acelerado. La existencia de ese tipo de onda, que consiste en la propagación de una perturbación gravitatoria en el espacio-tiempo y que se transmite a la velocidad de la luz, fue predicha por Einstein en su teoría de la relatividad general.

La primera detección que confirmó su existencia se dio en febrero de 2016, 100 años después de las predicciones de Einstein, y recientemente los científicos registraron por primera vez ondas gravitacionales de la fusión de dos estrellas de neutrones, tal como informamos en otro artículo.

Esta nueva detección se obtuvo la tarde del 8 de junio de 2017, a las 02:01 (UTC). En ese momento, el sistema de interferómetro láser del observatorio de ondas gravitatorias (LIGO) en Livingston, Luisiana, realizó el registro. Después de 7 milisegundos, la señal fue grabada por el segundo interferómetro del Observatorio LIGO en Hanford, Washington.

La diferencia en el tiempo entre los dos registros permitió estimar la ubicación de la fuente de señal en la esfera celeste. La notificación sobre el registro de la onda fue enviada a varios observatorios para buscar una posible fuente de radiación electromagnética en esta región del cielo.

El análisis de la señal mostró que procedía de un sistema binario de agujeros negros con masas en el rango de 5 a 9 y de 9 a 19 veces la del Sol. Como resultado de la fusión de estos dos agujeros negros, se formó un nuevo agujero negro con una dimensión de entre 17 y 23 masas solares y un radio de 47 a 63 el del Sol, con aproximadamente 1 masa solar convertida en energía de ondas gravitacionales, según la fórmula de Einstein.

Agujero negro más ligero

GW170608 es el binario de agujero negro más ligero que LIGO y Virgo han observado, y es uno de los primeros casos en que los agujeros negros detectados a través de ondas gravitacionales tienen masas similares a agujeros negros detectadas indirectamente a través de radiación electromagnética, como rayos X.

Este descubrimiento permitirá a los astrónomos comparar las propiedades de los agujeros negros recogidos de las observaciones de ondas gravitacionales, con los de agujeros negros de similar masa que previamente sólo se detectaron con estudios de rayos X, y encuentra el eslabón perdido entre las dos clases de observaciones de agujeros negros.

A pesar de su tamaño relativamente diminuto, los agujeros negros de GW170608 contribuirán en gran medida al creciente campo de la «astronomía multi-mensajero», que combina información de la luz electromagnética y de las ondas gravitacionales para aprender más cosas acerca de estos objetos exóticos y misteriosos.

Las ondas gravitacionales llevan consigo información sobre sus orígenes y sobre la naturaleza de la gravedad que no puede obtenerse de otra forma. Además, las masas de los agujeros negros antes de la fusión proporcionan información sobre las estrellas de las que proceden.

Se sabe que cuantos más elementos pesados, como el carbono y el nitrógeno, tenga una estrella, más masa perderá en el momento de colapsar en un agujero negro. Por este motivo, los astrónomos esperan encontrar grandes cantidades de elementos pesados en GW170608.

Referencia

GW170608: Observation of a 19-solar-mass Binary Black Hole Coalescence. Este artículo, publicado en Arxiv, se ha remitido para su publicación en la revista The Astrophysical Journal Letters.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren cómo evolucionaron las plantas para colonizar la Tierra hace más de 500 millones de años 18 febrero, 2022
    Investigadores de dos universidades británicas analizaron una gran cantidad de datos genéticos antiguos y actuales de especies vegetales, para descubrir cómo las primeras plantas en la Tierra desarrollaron los mecanismos utilizados para controlar el agua y “respirar” en el planeta, hace más de 500 millones de años. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los planetas con vida podrían desarrollar una mente propia 18 febrero, 2022
    Un grupo de científicos sostiene que los planetas con vida funcionarían como "cerebros" integrados por múltiples sistemas interactuantes que, en una fase superior de desarrollo, coordinarían al planeta en la búsqueda de un bien común para todas las formas de vida.
    Pablo Javier Piacente
  • La dilatación del tiempo se produce también a escala milimétrica 18 febrero, 2022
    La dilatación del tiempo prevista por la relatividad general se ha medido por primera vez a escala milimétrica y se ajusta a las previsiones de Einstein: dos relojes atómicos, separados entre sí un milímetro, giran a distintas velocidades.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Crean en laboratorio extraños "muros cuánticos" con insólitos comportamientos 17 febrero, 2022
    Cuando los átomos se agrupan respetando determinadas condiciones, crean “muros cuánticos” dentro de una estructura determinada. En ese sector, parecen seguir nuevas leyes de la física que van en sentido contrario a su comportamiento convencional: al unirse, las partículas actúan juntas como un colectivo y siguen las reglas de la mecánica cuántica.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un gigantesco agujero negro oculto tras un anillo de polvo cósmico 17 febrero, 2022
    Un grupo de astrónomos ha observado una nube de polvo cósmico en el centro de la galaxia Messier 77, que oculta un agujero negro supermasivo: el descubrimiento confirma las predicciones hechas hace unos 30 años y brinda a los científicos una nueva perspectiva de los núcleos galácticos activos. Estas estructuras son parte de los objetos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren la mayor radiogalaxia del universo a 3.000 millones de años luz de nosotros 17 febrero, 2022
    Los astrónomos han descubierto a solo 3.000 millones de años luz de nosotros la mayor galaxia del universo, con 16 millones de años luz de largo. Seguramente se originó por un colosal agujero negro supermasivo. Su existencia suscita muchos interrogantes.
    Redacción T21
  • Observan por primera vez el efecto búmeran cuántico 17 febrero, 2022
    Investigadores de la Universidad de California han comprobado por primera vez el efecto búmeran cuántico, que se produce en materiales desordenados condicionando su conductividad. El resultado potencia su aplicación en sistemas multidimensionales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La Tierra nació con el agua que hoy tenemos 16 febrero, 2022
    Los cuerpos que al colisionar en el llamado “Gran Impacto” dieron lugar a la Tierra actual y a la Luna, ya disponían de la mayoría del agua y otros elementos volátiles que hoy pueden encontrarse en nuestro planeta. Al mismo tiempo, el aporte desde fuentes externas como meteoritos o asteroides parece ser mínimo.
    Pablo Javier Piacente
  • Ni rastro de vida inteligente en el centro de la Vía Láctea 16 febrero, 2022
    Los astrónomos escanearon el centro de la Vía Láctea en busca de signos de civilizaciones inteligentes y no encontraron nada más que silencio, según un nuevo estudio. La búsqueda estuvo dirigida a 144 sistemas de exoplanetas, pero también completó una requisa más amplia de más de 3 millones de estrellas hacia el centro galáctico y […]
    Pablo Javier Piacente
  • Usan pequeños remolinos magnéticos para generar verdaderos números aleatorios 16 febrero, 2022
    Una nueva investigación ha utilizado las propiedades magnéticas de una partícula hipotética para generar eficientemente 10 millones de números verdaderamente aleatorios por segundo, útiles en criptografía y computación probabilística.
    Brown University/T21