Tendencias21
Nuevas investigaciones determinan la disponibilidad futura de energía eólica

Nuevas investigaciones determinan la disponibilidad futura de energía eólica

En una reciente investigación, un grupo de ingenieros y científicos del Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO) de Australia ha dado un importante paso hacia la mejora de las estimaciones sobre los cambios a largo plazo en la velocidad del viento. Estos cambios resultan claves para el sector eólico, porque permiten identificar los riesgos para la producción de este tipo de energía renovable, en un marco climatológico variable. Por Pablo Javier Piacente.

Nuevas investigaciones determinan la disponibilidad futura de energía eólica

Los cambios en la velocidad del viento y otros factores climatológicos que varían a medio y largo plazo pueden afectar directamente a la producción de energía eólica. Teniendo en cuenta esto, el avance en metodologías que permitan estimar estas variaciones es una herramienta central para el desarrollo de este tipo de energía. Un equipo de especialistas de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO) de Australia ha logrado importantes adelantos al respecto en una reciente investigación.

Los expertos de CSIRO Marine and Atmospheric Research han analizado distintas observaciones sobre la velocidad del viento para entender las causas de las variaciones registradas en distintos períodos temporales, con el objetivo de explorar y descubrir tendencias a largo plazo sobre la velocidad del viento en Australia. Para ello, se han aplicado nuevas metodologías que podrían extenderse a otras zonas del planeta con potencial eólico.

Según afirma el Dr. Alberto Troccoli, director de la investigación, el crecimiento de los parques eólicos provoca una necesidad cada vez mayor de comprender cómo el cambio climático puede afectar a los recursos eólicos y de qué forma éstos se ven afectados dependiendo de cada región.

Por ejemplo, algunos estudios internacionales recientes han demostrado una disminución en la velocidad del viento en varias partes del mundo, incluyendo Australia, pero según las investigaciones del CSIRO la velocidad media del viento en ese país de Oceanía está aumentando.

Reducir la incertidumbre

La investigación desarrollada por los especialistas australianos fue difundida a través de una nota de prensa de CSIRO, y también en un artículo publicado recientemente en el medio especializado Journal of Climate. Asimismo, una entrevista realizada a Troccoli por el servicio de noticias del CSIRO ha permitido ampliar algunos conceptos sobre este tema.

Disminuir la incertidumbre mediante estimaciones más exactas a largo plazo no es un tema menor. Se espera que la producción eólica aumente en gran medida en los próximos años, y el sistema eléctrico asociado estará sujeto a las variaciones en varios cientos de megavatios, dependiendo de la disponibilidad del viento.

Troccoli indicó que la capacidad de cuantificar con mayor exactitud las variaciones a largo plazo resulta esencial para el sector desde el punto de vista económico, transformándose en un indicador útil y de gran valor para la planificación y el financiamiento de proyectos eólicos.

En este mismo sentido, el investigador destacó que el potencial para aumentar la eficiencia de las operaciones energéticas se encuentra directamente relacionado con la calidad y precisión de la información sobre el clima a la que se pueda acceder. Uno de los primeros pasos para avanzar en este punto es la estandarización de las estaciones de registro de las condiciones del viento.

Múltiples variables implicadas

Las observaciones del viento, al igual que otras variables meteorológicas, son sensibles a las condiciones en las cuales se produce la observación. Por ejemplo, la instrumentación empleada se encuentra directamente relacionada con las características topográficas, la vegetación, y el desarrollo urbano de cada zona.

El equipo de investigación descubrió que las tendencias de la velocidad del viento en Australia son sensibles a la altura desde la cual se realiza la medición. Por ejemplo, los vientos medidos a una altura de 10 metros evidencian una tendencia opuesta a la registrada en un estudio previo en el que se analizaron los vientos a una altura de dos metros.

La intensidad también influye, ya que los estudios realizados han determinado que los vientos leves tienden a aumentar más rápidamente que el promedio, mientras que los vientos más fuertes lo hacen por debajo de la media. De esta forma, el trabajo muestra una serie de problemas que deben tenerse en cuenta para incrementar la fiabilidad de estos análisis.

La calidad futura de las observaciones sobre las variaciones en el comportamiento del viento dependerán por tanto de la coherencia existente entre los sitios encargados de la toma de datos, del procedimiento de medición, del mantenimiento de los instrumentos, y de un registro detallado de las condiciones que se presentan.

El presente trabajo tendrá implicaciones para diversos de sectores y temáticas más allá de la energía eólica, como la construcción de edificios o la erosión costera, que también dependen de las condiciones del viento. La investigación fue financiada en parte por una beca del Australian Climate Change Science Program, que depende del Australian Department of Climate Change and Energy Efficiency.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Sorprenden a una estrella agonizante "devorando" a todo su sistema planetario 22 junio, 2022
    Una enana blanca localizada a 86 años luz de distancia de la Tierra, llamada G238-44, fue sorprendida por los astrónomos tragando material del interior y el exterior de su sistema planetario: cada planeta y todos los cuerpos a su alrededor serán absorbidos por la estrella moribunda. El proceso arroja luz sobre el caos que reina […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una explosión de vida siguió a la mayor extinción masiva de la Tierra 22 junio, 2022
    La extinción masiva de especies ocurrida hace 252 millones de años dio origen a una explosión de vida debido a una serie de cambios evolutivos simultáneos que hicieron más ágiles e inteligentes a los animales terrestres y marinos supervivientes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La UNESCO llega a las “puertas del infierno” 22 junio, 2022
    Una nueva misión oceanográfica de la UNESCO se ha acercado a lo que llama las “puertas del infierno”: están frente a las costas italianas, donde los fondos marinos acogen uno de los arcos volcánicos más activos del mundo. Su intensidad está aumentando y presagia un tsunami mediterráneo en los próximos 30 años.
    Redacción T21
  • Los seres humanos escuchamos gracias a los peces 21 junio, 2022
    La evidencia fósil prueba que el oído medio humano evolucionó a partir de una estructura branquial presente en los peces y denominada espiráculo: ahora, los científicos han descubierto cómo se concretó ese proceso evolutivo.
    Pablo Javier Piacente
  • Más de 60 radiotelescopios integrados nos mostrarán la estructura real del Universo 21 junio, 2022
    Una enorme red de radiotelescopios su sumará a la innovadora tecnología del observatorio de radio más grande del planeta (SKAO), aún en construcción, para observar el Universo desde una nueva perspectiva: aplicando una escala cósmica ampliada, logrará ver a las galaxias y su evolución con un nivel de detalle sin precedentes.  
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Podemos viajar en el tiempo? 21 junio, 2022
    La idea de que podemos viajar a través del tiempo tiene más de 2.500 años de antigüedad, pero todavía no sabemos con seguridad si será posible: aunque no se puede viajar al pasado, tal vez sea posible al futuro. Varias teorías lo sugieren. Peter Watson (*)
    Firma invitada
  • La estructura social de las hormigas está grabada en sus cerebros 21 junio, 2022
    Las hormigas son socialmente avanzadas porque sus cerebros están estructurados por un sistema neuronal de organización por castas: especializa las funciones de cada miembro, ya sean machos fértiles, reinas u obreras, y permite a la colonia funcionar como un superorganismo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un extraño objeto en forma de espiral vagando por el centro de la Vía Láctea 20 junio, 2022
    Un misterioso objeto, ubicado a 26.000 años luz de la Tierra y parecido a una pequeña galaxia con forma de espiral, fue identificado girando alrededor del centro galáctico: según los astrónomos, un cuerpo intruso que invadió el disco de gas y polvo en el que se formó una estrella hace miles de años la transformó […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un abismal agujero negro devora cada segundo un "bocado" de materia del tamaño de la Tierra 20 junio, 2022
    Los astrónomos han detectado el agujero negro más brillante y de más rápido crecimiento que ha existido en los últimos 9 mil millones de años. La gigantesca estructura cósmica es 3 mil millones de veces más masiva que el Sol y cada segundo se traga un trozo de materia del tamaño de la Tierra.
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un gato robot que persigue y caza a un ratón robot 20 junio, 2022
    Un juego robótico del gato y el ratón muestra cómo chips de IA inspirados en el cerebro, con escaso consumo de energía, pueden aplicarse a la conducción autónoma, a la Internet de las cosas y a los dispositivos para el hogar inteligente.
    Redacción T21