Tendencias21
Nuevos materiales podrían optimizar los procesos electrónicos de almacenamiento de datos

Nuevos materiales podrían optimizar los procesos electrónicos de almacenamiento de datos

Un dispositivo creado por ingenieros e investigadores estadounidenses habría logrado delimitar las potencialidades de los materiales ferroeléctricos en su aplicación en el terreno informático. Con ellos se lograría disminuir el consumo de energía y reducir las dimensiones de muchos aparatos electrónicos, optimizando el funcionamiento de sus sistemas de almacenamiento de datos. Se trata de trabajos realizados a nanoescala. Por Pablo Javier Piacente.

Nuevos materiales podrían optimizar los procesos electrónicos de almacenamiento de datos

Un descubrimiento realizado por el Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL), dependiente del Departamento de Energía de la UT-Battelle, en Estados Unidos, podría provocar que los aparatos electrónicos fueran de aquí a unos años aún más pequeños, más rápidos, más potentes y que consuman menos energía. Sin duda, esto provocaría el surgimiento de una nueva etapa en la historia de la industria electrónica.

En el centro ubicado en Tennessee se ha desarrollado un método efectivo que posibilita medir y aprovechar las propiedades intrínsecas de los materiales ferroeléctricos. Este tipo de materiales tienen grandes ventajas, pero hasta el momento no habían superado las pruebas experimentales, sobretodo debido a la imposibilidad de hallar una técnica correcta para medir sus variables.

El estudio convocó a diferentes especialistas, ingenieros y científicos, bajo la coordinación de Pedro Maksymovych, del ORNL, y Stephen Jesse, Art Baddorf y Sergei Kalinin, co-autores de la investigación e integrantes del Centro de Ciencias de Materiales Nanophase. De acuerdo a los responsables de este trabajo, el hallazgo podrá realmente delimitar las potencialidades de los materiales ferroeléctricos.

Los resultados obtenidos hasta el momento han sido objeto de un comunicado de prensa del Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL), y a su vez fueron publicados en la revista Science.

Óptima funcionalidad en almacenamiento de datos

Según aclaró el propio Maksymovych, el desafío en años ha sido desarrollar un material a nanoescala que pueda actuar como un interruptor y almacenar información binaria. El descubrimiento indicado permitiría aprovechar las propiedades de los materiales ferroeléctricos con ese propósito, una aplicación con una larga historia de conjeturas pero que hasta hoy no había podido comprobarse.

Aprovechando realmente estos avances, se podrán crear dispositivos tecnológicos de almacenamiento de datos con importantes funcionalidades y a una escala muy pequeña, algo que hoy resulta imposible. Para lograr este objetivo, los materiales ferroeléctricos son sometidos a distintos procesos que permiten conservar su polarización electrostática, para que de esta manera pueden emplearse para aplicaciones de memoria informática o dispositivos de RFID (identificación por radio frecuencia), entre otras aplicaciones.

Los responsables de la investigación explican que se habilita una “entrada” en la superficie polar del material para el ingreso de los electrones, una “puerta” cuyas dimensiones son menores a una millonésima de pulgada, contando a su vez solamente con una milmillonésima de segundo para ingresar. Medidas de espacio y tiempo que resultan inentendibles para nosotros, todavía alejados de la realidad de las nanoescalas.

Entre otros beneficios, estos desarrollos permitirían reducir en gran medida la energía necesaria para la grabación y lectura de información, un requisito clave para cualquier tecnología de memoria informática viable. Por eso, aunque numerosos trabajos previos habían sugerido la posibilidad de concretar estos avances sin culminar la etapa experimental, los materiales ferroeléctricos encarados en el marco de esta investigación superan todas esas limitaciones y ofrecen una funcionalidad sin precedentes.

Desarrollos aún inimaginables

Por ejemplo, las aplicaciones en memorias ferroeléctricas de alta densidad (Gbits) y la espintrónica son algunas de las áreas en las que los materiales ferroeléctricos podrían cumplir un papel importante a partir de ahora. La espintrónica, también conocida como magnetoelectrónica, es una nueva tecnología que busca desarrollar tanto la carga del electrón como su espín.

Los autores de este trabajo están convencidos que el uso de materiales ferroeléctricos para aplicar al campo de la memoria informática marcará con gran fuerza el futuro de las tecnologías de la información. La investigación ha logrado concretar un instrumento capaz de medir simultáneamente la polaridad y las propiedades de los materiales ferroeléctricos a una escala nanométrica.

El instrumento fue desarrollado y construido en el Centro de Ciencias de Materiales Nanophase. Los materiales utilizados para este estudio se han obtenido con la colaboración de especialistas de la Universidad de California en Berkeley. El Centro de Ciencias de Materiales Nanophase es uno de los cinco centros de investigación destinados al trabajo interdisciplinario científico-técnico a nanoescala, en el marco de la Iniciativa Nacional de Nanotecnología en Estados Unidos.

Los centros mencionados comprenden un conjunto de instalaciones complementarias que proporcionan a los ingenieros e investigadores los últimos adelantos tecnológicos necesarios para fabricar, procesar y desarrollar materiales a nanoescala, que tienen un amplísimo campo de aplicación en todas las áreas de la industria.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente