Tendencias21

#Postureo, del baño en leche de Cleopatra a la eclosión tuitera

Allá por el 48 a.C, cuando el único medio para “postear” era el papiro, sus popularizados baños en leche de burra y miel marcarían tendencia e inspirarían una corriente que ya atesora casi 230.000 seguidores en Twitter. Se trata del […]

La entrada #Postureo, del baño en leche de Cleopatra a la eclosión tuitera aparece primero en EFE futuro.

Allá por el 48 a.C, cuando el único medio para “postear” era el papiro, sus popularizados baños en leche de burra y miel marcarían tendencia e inspirarían una corriente que ya atesora casi 230.000 seguidores en Twitter.
Se trata del #Postureo, que se “puede definir como realizar acciones para aparentar y buscar reconocimiento”, explica uno de los creadores del término, solicitado desde su cuenta de Twitter -abierta en agosto de 2012- a la Real Academia Española de la lengua para su inclusión en el nuevo diccionario.
“Nosotros somos los impulsores, pero no los creadores, el postureo se practica desde hace siglos”, admite este anónimo, que define su cuenta como “pequeñas idiosincrasias”, haciendo alusión a los rasgos distintivos de un individuo o colectividad.

La idiosincrasia ya constituye en si mismo el postureo de “meter con calzador palabras refinadas en una conversación para aparentar cultura” y podría enmarcarse en la categoría de #PostureoLingüistico de la mano de términos cómo “balaustrada”.
“¿Qué es postureo?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul/ ¡Qué es postureo!/ ¿Y tú me lo preguntas?/ Postureo eres tú”, debió pensar Josef Ajram -corredor español- cuando vio este tuit emulando las rimas de Gustavo Adolfo Bécquer “porque él mismo sabe que es un icono de postureo”, comenta el impulsor.

Cleopatra a día de hoy no avisaría a sus amigos del tratamiento de belleza para rejuvenecer su cutis pero podría “subir 200 fotos a Instagram -con sus respectivos filtros en sepia- de sus baños en leche”.
En sus excursiones al corazón de Egipto con Pepe Martínez, estos se sentirían obligados en la Pirámide de Keops -que visitarían con la indumentaria del Coronel Tapioca- a geolocalizar en Facebook. Sin embargo, no harían lo mismo al “esperar el autobús en la estación de Alpedrete”.
Se acercarían a personas que “pueden hacerte ascender en tu escala social” como los Bardem “porque, evitando la política, los Bardem tienen actitudes que pueden ser consideradas como postureo, pero también otros iconos del mundo de la televisión como Carmen Lomana o Boris Izaguirre”, confiesa uno de sus impulsores al otro lado del teléfono.
“Son acciones que ni siquiera te gusta hacer pero las llevas a cabo sólo para adquirir reconocimiento”, declara a EFE uno de los integrantes de un grupo de amigos que decidieron crear una página de Facebook a finales de 2011 “por las actitudes y cosas que hacían nuestros compañeros de clase o de trabajo”.
El novio de Cleopatra “luciría orgulloso más escote” que la propia reina egipcia y se bañaría en las gélidas aguas del Nilo en febrero “únicamente para publicar la foto y titularla: primer bañito del año”, y tampoco tendría remordimiento en “bajarse un libro a la playa aunque no haya tocado ninguno a lo largo del año”.
Tampoco comerían, sino que “harían un Brunch”, debido a las vacaciones de una semana en el extranjero que le harían olvidar su idioma y adquirir un acento de lo más británico, sobre todo a Pepe Martínez que “vendría hecho todo un Joseph Martz”.
“Es como los que tienen un amigo mexicano y a los dos días empiezan a hablar con su acento”, comenta risueño, recordando a los españoles que viven fuera de nuestro país y aparecen en programas televisivos pronunciando con dificultad el castellano.
Después de gastarse un céntimo en un billete de Ryanair y quince euros en el suplemento de prioridad de embarque con el fin de aparentar, volverían a su pueblo pero no quitarían “las etiquetas del avión de las maletas para que todos puedan verlas a su regreso”.
Las fotos de sus vacaciones realizadas siempre en automático por una cámara Réflex, que portarían al cuello en cualquier visita a variopintos museos, ilustrarían la sección multimedia de Twitter de @Postureo con sus GinTonics “con tanto aderezo que parecen ensaladas”, previo falseo del número ingerido de alcohol en su lucha por “ver quien va más ciego”.
No se olvidarían de pisar un Starbucks -con más portátiles MAC dentro que un Apple Store- en compañía de su máquina de escribir, gafas de pasta sin cristales, camisa de cuadros él y ropa vintage ella.
“La ropa vintage es asaltar el armario de tus abuelos, ponerte la vestimenta y sentirte el ser más moderno del planeta”, nos aclara este hombre de acento catalán que detesta que le llamen Señor Postureo.
Aunque los impulsores de postureo son ajenos a cuestiones políticas si reconocen que “los políticos pueden decir cosas para aparentar que luego no piensan en casa”.
Repasan los tópicos que nutren al #PostureoPolítico del país cómo “decir que te vas con la conciencia tranquila” o “poner en primera fila de un mitin a personas de todas las razas”.
No se les escapa los desmayos en público cómo el de Isabel Pantoja “que puede estar pasándolo mal pero también actuando de cara a la galería. Eso es postureo”.
Si Cleopatra y Joseph cortan su relación porque “no se merecen”, utilizarían las redes sociales dos minutos después de su ruptura “para mostrar lo felices que son y lo maravillosa que es su vida ahora”, aunque la reina egipcia no dudaría en “hacerse la súper amiga de la nueva novia de su ex”.
El postureo no entiende de fronteras y ya existen cuentas divididas por comunidades autónomas e “incluso barrios”, nos comenta el creador, que reconoce presumiendo de humildad: “Fuimos Trending Topic mundial con #PostureoEEUU”.
Las pequeñas idiosincrasias de la primera potencia imaginan a un Pepe Martínez- Joseph Martz en su perfil de redes sociales- corriendo mientras grita despavorido “¡Te quiero Cleopatra, te quiero!” en la Quinta Avenida como preludio de “pedir matrimonio en un partido de Baseball para que te vea todo el estadio de los Nets por televisión”.
A día de hoy, tras una noche “hablando de política en el botellón” y ver a la Policía en pleno ejercicio de postureo al “patrullar a caballo”, Joseph Martz y Cleopatra echarían una foto al alba para tuitear “levantando el país, aunque no hayan madrugado en su vida”.
Su fundador nos cuenta que “no sólo de postureo vive el hombre” pero que estamos en una época en la que “a todo el mundo le gusta sentirse importante, que le digan que es el más guapo y el más listo”. EFEfuturo rmt/

La entrada #Postureo, del baño en leche de Cleopatra a la eclosión tuitera aparece primero en EFE futuro.

Fuente : http://www.efefuturo.com/noticia/postureo-del-bano…

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario