Tendencias21
Primer borrador de la secuencia del proteoma humano

Primer borrador de la secuencia del proteoma humano

El proteoma humano es un mapa de todas las proteínas que intervienen en el cuerpo humano, vital para conocer más sobre el desarrollo de las enfermedades y otros procesos celulares. Iniciado en 2010, el mapa ya se ha completado en un 90,4%.

Un equipo internacional de investigadores agrupado en la Organización del Proteoma Humano (HUPO) ha anunciado recientemente que el mapa de las proteínas en el cuerpo humano, conocido como proteoma, ha sido completado en más de un 90%. Según una nota de prensa de la Universidad de Columbia Británica de Canadá, uno de los centros académicos que participan del Proyecto Proteoma Humano (HPP), este avance es comparable a la liberación del genoma humano veinte años atrás.

En 2000, el Proyecto Genoma Humano anunció que se había concluido el primer borrador del 90% de la secuenciación del mapa genético humano, que se publicó por completo en 2003. A partir de allí, el conocimiento del “modelo genético” de la vida humana propició una acelerada transformación y notables avances en diferentes campos de la ciencia, sobretodo en distintas áreas de la medicina.

La genómica del cáncer, un mayor conocimiento de las enfermedades de origen genético, los tests prenatales no invasivos y la farmacogenómica o los medicamentos “a medida” de cada paciente son algunos ejemplos de estos notables progresos. Veinte años después, el proteoma o mapa de las proteínas en el cuerpo humano podría significar una nueva revolución, en un momento en el que se ha anunciado un 90,4% de avance.

Comprender el desarrollo de enfermedades

En un artículo publicado en Nature Communications, los responsables del Proyecto Proteoma Humano, que se inició en 2010, indicaron que los progresos en el mapeo están garantizados por su gran rigurosidad. Con más del 90% de las proteínas en el cuerpo humano ya mapeadas, los científicos podrán alcanzar una comprensión más profunda de cómo las proteínas individuales interactúan e influyen en la salud humana. Se trata de una información vital para la prevención de enfermedades y la medicina individualizada.

¿Por qué es tan importante contar con un mapa de las proteínas en el cuerpo humano? Teniendo en cuenta que un número importante de enfermedades humanas son el resultado de variaciones en la composición o funciones de las proteínas, el mapa del proteoma es una herramienta que potencia el diagnóstico de determinadas patologías, la predicción de resultados, la optimización de los tratamientos y la medicina de precisión.

Ciertas deficiencias en sectores del proteoma, derivadas de mutaciones genéticas heredadas, pueden desencadenar enfermedades genéticas o respuestas inmunitarias y celulares perjudiciales para el organismo. Al interactuar con factores de estrés ambiental, aspectos nutricionales o amenazas de tipo infeccioso, el cóctel puede ser fatal. De esta forma, conocer al detalle las proteínas especialmente útiles para la protección contra enfermedades y otras deficiencias puede ser crucial para motorizar el desarrollo de nuevas terapias y enfoques médicos.

Contra la COVID-19

Para comprender la importancia de este gran avance en cuanto al mapa de las proteínas en el cuerpo humano hay que tener en cuenta, por ejemplo, que puede propiciar avances en la lucha contra la COVID-19. Según el Dr. Chris Overall de la Universidad de Columbia Británica, integrante del equipo de trabajo del Proyecto Proteoma Humano, “en COVID-19 existen dos proteomas involucrados: el del virus SARS-CoV-2 y el de las células infectadas, los cuales probablemente interactúan, modifican y cambian la función del otro”, indicó.

El científico agregó que “saber más sobre la naturaleza de esta relación entre proteomas puede arrojar luz sobre por qué algunas células e individuos son más resistentes al COVID-19 y otros más vulnerables. Se trata de una información funcional esencial sobre el cuerpo humano que la genómica no puede responder en forma individual».

Entendido como un importante avance que complementa y enriquece lo logrado a partir de la secuenciación del genoma, el mapa completo del proteoma humano promete marcar en los próximos años un antes y un después sobre la comprensión, diagnóstico y tratamiento de cánceres, enfermedades cardiovasculares y patologías infecciosas, entre muchas otras aplicaciones en diferentes campos de la ciencia.

Referencia

A high-stringency blueprint of the human proteome. Adhikari, S., Nice, E.C., Deutsch, E.W. et al. Nature Communications (2020).DOI:https://doi.org/10.1038/s41467-020-19045-9

Foto: Gerd Altmann. Pixabay.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente