Tendencias21
Restos de una supernova descansan en el fondo del Océano Índico

Restos de una supernova descansan en el fondo del Océano Índico

Restos de una supernova quedaron enterrados en sedimentos de aguas profundas del Océano Índico hace 33.000 años: son isótopos de hierro radiactivos que solo se pueden encontrar en rayos cósmicos.

Materiales despedidos por una supernova descansan en el fondo del Océano Índico, ha descubierto una investigación internacional dirigida por la Universidad Nacional de Australia, según indica una nota de prensa. El estudio concluye que la Tierra ha viajado los últimos 33.000 años a través de una nube de polvo levemente radiactiva.

De acuerdo al profesor Anton Wallner, director de la investigación y académico de la Universidad Nacional de Australia, el hallazgo de elementos de la supernova en las profundidades oceánicas también indica que nuestro planeta ha estado viajando inmerso en una nube de polvo con un mínimo nivel radiactivo durante los últimos 33.000 años. La nube es producto de restos de explosiones de supernovas anteriores, coincidiendo con la edad estimada del material de la supernova encontrada en el Océano Índico.

Los científicos iniciaron una exhaustiva búsqueda a través de varios sedimentos de aguas profundas en dos sitios diferentes del área oceánica. Empleando el agudo poder de detección de un espectrómetro de masas especializado, hallaron rastros evidentes del isótopo hierro-60. Dicho material se forma en el momento en el cual las estrellas colapsan y se generan las explosiones que dan origen a las supernovas.

Vale destacar que el hierro-60 es un elemento radiactivo que se ha formado mucho antes del surgimiento de la Tierra hace 4.600 millones de años. Los especialistas sostienen que ha llegado a este sector del universo desde estallidos de supernovas relativamente cercanas, para posteriormente asentarse en las profundidades del océano. Además, los investigadores encontraron restos del mismo elemento con dataciones de 2,6 y 6 millones de años de antigüedad.

Ecos de supernovas primitivas

En función de la información recopilada en el lugar de la investigación, el equipo de científicos concluyó que nuestro planeta ha viajado a través de nubes radiactivas de supernovas cercanas, explicándose así la presencia del hierro-60.

Pero como ya se sabía que la Tierra se ha transportado a través de la denominada nube interestelar local (LIC) en los últimos miles de años, una formación de gas y polvo con mayor densidad, era necesario confirmar la presencia de hierro-60 a menor profundidad para saber si dicha nube también tiene su origen en una supernova.

Los expertos no solamente confirmaron esta suposición, sino que también encontraron restos del mencionado isótopo a mayores profundidades. En consecuencia, ratificaron que el hierro-60 provenía en el primer caso del viaje del planeta a través de la nube interestelar local, pero también hallaron evidencia de material con una antigüedad de 33.000 años. ¿Cuál es el origen de estos restos?

Los investigadores concluyeron que el hierro-60 debe provenir de explosiones de supernovas con la antigüedad indicada o incluso anteriores. Por otra parte, una sugerente teoría esbozada por los científicos indica que los restos radiactivos de la supernova que descansan en el Océano Índico pueden tratarse incluso del “eco” recibido desde la Tierra de explosiones aún más antiguas.

Referencia

Fe deposition during the late Pleistocene and the Holocene echoes past supernova activity. A. Wallner, J. Feige, L. K. Fifield, M. B. Froehlich, R. Golser, M. A. C. Hotchkis, D. Koll, G. Leckenby, M. Martschini, S. Merchel, S. Panjkov, S. Pavetich, G. Rugel and S. G. Tims. PNAS (2020).DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.1916769117

Foto: Neven Krcmarek. Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los taxis aéreos recorrerán los cielos de París durante los juegos olímpicos de 2024 21 abril, 2024
    Los visitantes de los Juegos Olímpicos de París en 2014 podrán volar a las diferentes sedes mediante taxis aéreos como drones y multirrotores, que despegarán y aterrizarán en plataformas conocidas como vertipuertos. Una red de sensores totalmente digitales garantizará la seguridad de estas operaciones aéreas.
    Redacción T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 20 abril, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren la primera evidencia de antigua vida humana en cuevas de lava 19 abril, 2024
    Los arqueólogos han descubierto la primera evidencia de que los humanos alguna vez ocuparon una cueva en Arabia Saudita formada por lava: hallaron diversos artefactos que confirman la actividad humana desde hace al menos 10.000 años hasta 3.500 años atrás, en esa red de cuevas de lava.
    Pablo Javier Piacente
  • Desarrollan un enjambre de cucarachas cyborgs controladas por IA para misiones peligrosas 19 abril, 2024
    Un equipo científico ha logrado crear un sistema robótico que permite manejar a distancia un pequeño ejército de cucarachas cyborgs, controladas a través de un algoritmo de Inteligencia Artificial (IA) para optimizar su navegación. Podrían ser de gran utilidad en operaciones de salvataje y gestión de desastres.
    Pablo Javier Piacente
  • La geometría del caos, ¿futuro de la arquitectura? 19 abril, 2024
    Las asimétricas celosías chinas de rayos de hielo, con una antigüedad de al menos 200 años, pueden inspirar la arquitectura actual porque proporcionan mayor estabilidad, resistencia y estética, que las estructuras simétricas. Además, sus patrones geométricos son los mismos que muestran nuestros huesos.
    Redacción T21
  • Los abrazos alivian la ansiedad y la depresión, según un nuevo estudio 18 abril, 2024
    Los abrazos y otras formas de contacto físico pueden ayudar con la salud mental en personas de todas las edades, según una nueva revisión de 212 estudios previos. Aunque esto ya estaba claro, los expertos aún no habían podido determinar qué tipo de contacto es el que genera más ventajas y por qué.
    Pablo Javier Piacente
  • Corrientes de estrellas y materia oscura diseñaron a la Vía Láctea 18 abril, 2024
    Restos de galaxias absorbidas por la Vía Láctea conforman corrientes estelares que la diseñaron a lo lardo de su historia. Algunas de esas fusiones podrían arrojar luz sobre el misterio de la materia oscura.
    Pablo Javier Piacente
  • Ya vivimos en un mundo de ciencia ficción 18 abril, 2024
    El Meta World Congress celebrado la semana pasada en Madrid ha dejado claro que los mundos virtuales y los videojuegos son el laboratorio de un Metaverso cada vez más inteligente y que la tecnología inmersiva cambiará el teatro y los conciertos. Un proceso de fusión de inteligencias llevará a la creatividad artificial a mezclarse con […]
    ALEJANDRO SACRISTÁN (enviado especial)
  • Descubren el pan más antiguo en Turquía: tiene 8.600 años 17 abril, 2024
    Un equipo de arqueólogos ha descubierto el pan más antiguo conocido en todo el mundo, que data del año 6600 a. C. Fue identificado en Çatalhöyük, un destacado asentamiento neolítico en Anatolia central, Turquía.
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan un enorme agujero negro dormido en nuestra galaxia 17 abril, 2024
    El agujero negro de masa estelar más monstruoso de la Vía Láctea es un gigante dormido que acecha cerca de la Tierra, según un nuevo estudio. Con una masa casi 33 veces mayor que la del Sol, esta colosal estructura cósmica yace oculta a menos de 2.000 años luz de nuestro planeta, en la constelación […]
    Pablo Javier Piacente