Tendencias21

Trabajar en Ciencia es diseñar el futuro

Cerca de 400 jóvenes madrileños participaron el día 14 en los encuentros organizados por madrimasd con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

La semana pasada se celebró en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una fecha promulgada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015 para lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y fomentar las vocaciones científicas en las más pequeñas.

Para poner en valor el rol crítico que juegan las mujeres en la ciencia y la tecnología y brindar referentes femeninos que contribuyan a reducir la brecha de género en las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas por sus siglas en inglés), la Fundación para el Conocimiento madri+d organizó durante toda la mañana del día 14 una serie de encuentros entre mujeres que desarrollan su carrera científica en la Comunidad de Madrid y diversos centros educativos repartidos por toda la Comunidad de Madrid a los que se sumaron, de manera online, cerca de 400 estudiantes de 3º y 4º de ESO y 1º y 2º de Bachillerato.

Los encuentros fueron inaugurados por la Directora General de Investigación e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid, María Luisa Castaño, quien quiso animar a las alumnas presentes a no tener miedo de acercarse a las carreras científico-tecnológicas y afirmó que trabajar en Ciencia es diseñar el futuro.

Federico Morán y María Jesús García Alarilla, director y gerente de la Fundación madri+d respectivamente, dieron la bienvenida a los alumnos del IES Cervantes (Madrid), IES Gonzalo Chacón (Arroyomolinos), IES Simone Veil (Paracuellos del Jarama), IES Gabriela Mistral (Arroyo Molinos) y del Colegio Virgen de Mirasierra (Madrid), y explicaron que la necesidad de este tipo de iniciativas radica en hacer que las chicas crean que ellas también pueden lograrlo y que si “conseguimos despertar una sola vocación científica, nuestro trabajo habrá merecido la pena”.

Con sus testimonios en primera persona, la Doctora en Ecología Laura Concostrina Zubiri, la Doctora en Ingeniería Industrial María Erans, la Doctora en Psicología Beatriz Gil, la Doctora en Ingeniería Química Laura Collado, la Doctora en Ingeniería de Telecomunicación Mihaela Chidean, la Doctora en Química María Ventura y la Física, Antropóloga y doctorada en departamento feminista Sara Riva, fueron las encargadas de (de)mostrar a los asistentes que las profesiones no tienen género y que las disciplinas científico-tecnológicas no son una excepción a pesar de los prejuicios que hacen que la presencia femenina siga suponiendo un pequeño porcentaje en el total de matriculaciones en carreras STEM.

Y es que si algo quedó claro en el transcurso de la jornada es que, más allá de desfasados estereotipos de género, la condición sine qua non que hacen de alguien, hombre o mujer, un buen científico es la curiosidad, algo de lo que los alumnos asistentes dieron buena muestra ayer en sus numerosas (e interesantísimas) preguntas a las protagonistas de la jornada, por lo que podemos afirmar que la cantera de jóvenes científicos de nuestra región está asegurada.

Como dijeron Federico Morán y María Jesús García Alarilla, director y gerente de la Fundación madri+d respectivamente, presentes también durante los encuentros, si actividades como ésta hacen que una chica se crea que es capaz de lograrlo y consiguen despertar una sola vocación científica, nuestro trabajo habrá merecido la pena.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario