Tendencias21

Un cráter demuestra que en Marte hubo agua líquida hace 200.000 años

Un cráter marciano formado hace 200.000 años demuestra que hubo agua líquida en esa época tan reciente, muy posterior a la última edad de hielo del planeta, que se estima tuvo lugar hace 400.000. El cráter se formó por flujos masivos de sedimentos y agua, que se habían acumulado en pendientes, y que acabaron cayendo cuesta abajo. Los investigadores, de la Universidad de Gotemburgo, han comparado las formas geológicas de Marte con las de una zona de Noruega.

Un cráter demuestra que en Marte hubo agua líquida hace 200.000 años

Una nueva investigación ha demostrado que hubo agua líquida en Marte hace tan sólo 200.000 años. Los resultados han sido publicados en la prestigiosa revista científica internacional Icarus.

«Hemos descubierto un cráter muy joven en las latitudes medias meridionales de Marte que muestra evidencias de agua líquida en el pasado reciente de Marte», cuenta Andreas Johnsson de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), en la nota de prensa recogida por AlphaGalileo.

El hemisferio sur de Marte aloja un cráter que contiene barrancos muy bien conservados y depósitos de flujos masivos. Los atributos geomorfológicos de estos accidentes geográficos proporcionan pruebas de que se formaron por la acción de agua líquida en un tiempo geológico reciente.

Cuando el sedimento de una pendiente se satura con agua, la mezcla puede llegar a ser demasiado pesada para permanecer en ese lugar, lo que provoca un flujo de residuos y agua como una unidad. Esto se denomina flujo masivo (debris flow). Los flujos masivos terrestres a menudo causan daños materiales importantes e incluso pérdidas de vidas humanas, cuando se producen en zonas urbanizadas.

Durante un flujo masivo, una mezcla de piedras, grava, arcilla y agua cae rápidamente por una pendiente. Cuando el sedimento termina por pararse muestra rasgos superficiales característicos, tales como depósitos lobulados y diques en parejas a lo largo de los canales de flujo.

Son estas formas de relieve las que Johnsson ha identificado en Marte. El grupo de investigación ha podido comparar las formas geológicas de Marte con flujos masivos conocidos de Svalbard (Noruega), con la ayuda de fotografía aérea y estudios de campo. Los flujos masivos de Marte proporcionan evidencia de que hubo agua líquida en la región.

«Nuestro trabajo de campo en Svalbard confirma nuestra interpretación de los depósitos marcianos. Lo que nos sorprendió fue que el cráter en el que estos flujos masivos se formaron fuera tan joven», señala Johnsson, del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad.

Después de la edad de hielo

Las estadísticas sobre cráteres permitieron a Johnsson y sus co-autores determinar que la edad del cráter es de aproximadamente 200.000 años. Esto significa que el cráter se formó mucho después de la última edad de hielo estimada en Marte, que terminó hace alrededor de 400.000 años.

«Los barrancos son frecuentes en Marte, pero los que se han estudiado hasta ahora son más viejos, y los sedimentos en los que se han formado están vinculados con la edad de hielo más reciente. El nuevo cráter que estamos estudiando es demasiado joven para haber sido influenciado por las condiciones que prevalecían entonces. Esto sugiere que los procesos relacionados con el deshielo que formaron estos depósitos han sido excepcionalmente eficientes también en tiempos más recientes», señala Johnsson.

El agua que provocó los flujos masivos pudo provenir de nieve fundida, sustancia que pudo haber en Marte en aquella época, cuando las condiciones eran más favorables y el eje orbital del planeta estaba más inclinado.

Referencia bibliográfica:

A. Johnsson, D. Reiss, E. Hauber, H. Hiesinger, M. Zanetti. Evidence for very recent melt-water and debris flow activity in gullies in a young mid-latitude crater on Mars. Icarus (2014). DOI: 10.1016/j.icarus.2014.03.005.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren el secreto de cómo se seca la ropa 3 abril, 2022
    Una investigación ha descubierto cómo se produce el secado de la ropa: el transporte de vapor de agua en la red porosa del tejido es lo que convierte lo húmedo en seco. El descubrimiento creará formas más eficientes de hacer la colada.
    InsideScience/T21
  • El tamaño del cerebro determina la longevidad de los loros 2 abril, 2022
    Un estudio ha demostrado que un cerebro más grande ha otorgado a los loros una mayor capacidad cognitiva que les ayuda a navegar por las amenazas de su entorno y a disfrutar de una vida más larga.
    MPG/T21
  • Los agujeros negros supermasivos "apagan" a las galaxias 1 abril, 2022
    La formación estelar en las galaxias se detendría a causa de los agujeros negros supermasivos que acechan en su corazón: mientras la galaxia crece y produce nuevas estrellas, al mismo tiempo se amplifica su agujero negro supermasivo, que en un momento se vuelve tan poderoso e influyente como para detener la producción estelar y dejar […]
    Pablo Javier Piacente
  • El genoma humano está prácticamente completo 1 abril, 2022
    Aunque hace dos décadas se anunció que el genoma humano estaba totalmente identificado, en realidad quedó un 8% sin completar: en su momento considerado "ADN basura", un nuevo esfuerzo científico internacional ha logrado descifrar las características de esa porción faltante, con la excepción de un pequeño cromosoma. Podría llegar a ser crucial en tratamientos contra […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los primeros mamíferos se hicieron grandes antes que inteligentes 1 abril, 2022
    Después del asteroide que exterminó a los dinosaurios, los mamíferos que sobrevivieron se hicieron grandes antes de volverse inteligentes. Su masa corporal y su fuerza muscular los ayudaron, pero sus cerebros se redujeron y tardaron 10 millones de años en crecer. El tamaño fue más importante que la inteligencia para sobrevivir.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una nueva amenaza acecha a la atmósfera terrestre 1 abril, 2022
    La atmósfera terrestre recibe intensas lluvias de electrones procedentes de los cinturones de radiación de Van Allen que representan un peligro para las telecomunicaciones y las misiones espaciales. Se intensifican con las tormentas solares, que serán más potentes en 2023 y 2024.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El observatorio solar más antiguo de América fue construido por una cultura desconocida 31 marzo, 2022
    La cultura preincaica Casma-Sechín construyó un observatorio solar en el desierto costero de Perú que es considerado el más antiguo de América. Hasta el momento, sería el único en el mundo enfocado a la medición del calendario solar completo. 
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un misterioso anillo circular intergaláctico a 163.000 años luz de la Tierra 31 marzo, 2022
    Un extraño anillo circular cerca de nuestra galaxia vecina conocida como la Gran Nube de Magallanes (LMC), situada a 163.000 años luz de la Tierra, asombra a los astrónomos. Podría ser el primer caso conocido de un remanente de supernova intergaláctica: en concreto, serían los restos de una estrella que explotó hace alrededor de 7.000 […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA crea en segundos escenas en 3D a partir de fotos en 2D 31 marzo, 2022
    La IA puede crear en milisegundos escenas en 3D a partir de fotos en 2D, invirtiendo así el proceso de la foto instantánea creada hace 75 años. Usando redes neuronales, imita el comportamiento de la luz para crear imágenes similares a las de mapa de bits.
    Redacción T21
  • Crean el primer mapa en 3D del cerebro humano psicodélico 31 marzo, 2022
    Una investigación ha creado un mapa en 3D del cerebro que procesa las experiencias subjetivas provocadas por psicodélicos, abriendo así la posibilidad de crear a voluntad estados alterados de consciencia con fines terapéuticos.
    Eduardo Martínez de la Fe